eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Policía mexicana trabaja con un retrato robot de uno de los supuestos secuestradores de la valenciana desaparecida

La Policía mexicana trabaja con un retrato robot de uno de los supuestos secuestradores de Pilar Garrido Santamans, la valenciana de 34 años desaparecida en México desde el pasado día 2 de julio, confeccionado en base al testimonio facilitado por su esposo, Jorge González Fernández.

- PUBLICIDAD -
La Policía mexicana trabaja con un retrato robot de uno de los supuestos secuestradores de la valenciana desaparecida

Tras 18 días sin noticias de Pilar, las autoridades mexicanas siguen tratando este caso como el de 'persona no localizada' ante la falta de petición de rescate ni de indicios que apunten cualquier otra posibilidad, aunque se mantienen todas las líneas de investigación abiertas.

La Policía del estado mexicano de Tamaulipas ha practicado diversas diligencias para corroborar el testimonio facilitado por el esposo de Pilar. Entre ellas, se ha realizado la prueba del luminol en el Honda Civic en el que viajaba la pareja en el momento en el que supuestamente la española fue secuestrada por dos hombres armados.

Esta prueba, ordenada por la Procuraduría General de Justicia, sirve para detectar restos de sangre en el escenario de un posible crimen y permite detectar restos hemáticos incluso aunque el escenario haya sido lavado posteriormente, según ha explicado a Europa Press el portavoz de seguridad de Tamaulipas, Luis Alberto Rodríguez, que ha subrayado que el resultado de la misma ha sido negativo.

El esposo de Pilar ha estado colaborando en todo momento con las autoridades, según informa la Procuraduría General de Justicia, facilitando el acceso tanto al vehículo como a diversos bienes propiedad de la víctima y sobre los cuales se han realizado algunas pruebas periciales cuyos resultados están en proceso.

Desde el momento en que se presentó la denuncia, el pasado día 3, se han llevado a cabo seis operativos de búsqueda por tierra y por vía aérea en cinco zonas de los municipios de Soto la Marina y Abasolo, en los que se han revisado inmuebles abandonados, brechas y cañadas, según ha informado la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas.

En el dispositivo de búsqueda han participado efectivos de la Policía Federal de México, la Policía Investigadora de Personas no Localizadas de Tamaulipas y de la Coordinación Estatal Antisecuestros, así como perros especializados en la localización de personas.

La búsqueda se ha centrado en cuatro localidades en dichos municipios y también se ha interrogado a varias personas que pudieron haber tenido conocimiento de los hechos. Además, se está en espera de resultados concretos en torno a las periciales en proceso, así como de recabar el testimonio de personas a las cuales aún no se ha podido localizar, pero que se sabe pudieran proporcionar información.

Los avances de la investigación están siendo comunicados de manera directa a los familiares de Pilar y a las autoridades españolas que tienen asignado el caso.

EL RELATO DE LA DESAPARICIÓN

La Policía mexicana ha centrado su trabajo en los últimos días en corroborar el testimonio facilitado por el marido de Pilar, que fue interrogado en calidad de testigo en el momento de presentar la denuncia.

Según el mismo, ambos viajaban en su vehículo, un Honda Civic, en compañía de su hijo de corta edad por una carretera secundaria que une las localidades de Soto la Marina y Ciudad Victoria.

Según el relato de los hechos facilitado por el marido, sobre las seis de la tarde un vehículo color arena interceptó su turismo en un tramo de la citada vía de unos seis kilómetros que se encuentra en reparación. Dos individuos armados les pidieron que bajaran del coche y les entregaran sus pertenencias.

Al advertir la pareja que en el interior del vehículo viajaba un su hijo de corta edad, según el esposo, los individuos apuntaron con un arma a Pilar, le dijeron que se bajara del turismo y se la llevaron contra su voluntad.

Al día siguiente, 3 de julio, el esposo de Pilar presentó una denuncia ante la agencia del Ministerio Público Especializada en el Combate al Secuestro, en Ciudad Vitoria. El caso se está tratando como el de 'persona no localizada' ya que hasta el momento no se ha reclamado ni a la familia ni a las autoridades ningún tipo de rescate.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha