eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Rey agradece a Forges su humor incisivo porque da "esperanza y confianza"

- PUBLICIDAD -
El Rey agradece a Forges su humor incisivo porque da "esperanza y confianza"

El Rey agradece a Forges su humor incisivo porque da "esperanza y confianza"

El Rey ha entregado hoy el Premio Iberoamericano de Humor Gráfico "Quevedos" a Antonio Fraguas, Forges, a quien ha agradecido la "mirada incisiva y a la vez benevolente" con la que describe la realidad social y política y que hace que "sintamos esperanza" y "confianza" ante la adversidad.

En el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares don Felipe ha destacado los muchos valores del humorista madrileño, de 74 años, porque su "humor inteligente", ha recalcado, también busca "despertar en el destinatario sus mejores inclinaciones, su solidaridad, su empatía con los menos favorecidos".

Forges, cuyo humor también es "siempre compasivo", según el Rey, presenta la realidad "de un modo tal que consigue el efecto de que siempre sintamos esperanza y confianza en nosotros mismos; confianza en que, a pesar de las dificultades, podamos superar las adversidades y construir un mundo mejor. Sin darnos por vencidos".

Tras recibir el galardón de manos de Felipe VI, Antonio Fraguas ha improvisado un discurso en el que ha dicho que lo aceptaba "en nombre de todos los compañeros" dedicados al humor, sin los cuales "no podríamos avanzar por la senda de la concordia, que cada vez nos hace más falta aquí y en todo el mundo", a la par que ha deseado al Monarca que su reino "sea un reino las más de sonrisas".

Este premio, creado en 1998, se entrega cada dos años para reconocer la trayectoria profesional de humoristas gráficos españoles e iberoamericanos cuya obra haya tenido una especial significación social y artística; se concedió por vez primera a Antonio Mingote y también lo obtuvieron autores como Quino, Chumy Chúmez, El Roto o Máximo, entre otros.

La ceremonia se ha celebrado en el mismo lugar donde hace poco más de un mes el Rey entregó el último Premio Cervantes, y al día siguiente de que el propio homenajeado coincidiera con la Reina Letizia en San Millán de la Cogolla (La Rioja) en la apertura del Seminario Internacional de Lengua y Periodismo dedicado precisamente la lenguaje del humor, tal y como ha recordado don Felipe.

El Rey ha aprovechado su discurso de clausura para reivindicar la importancia del humor "para una mejor vida" puesto que condensa "sentidos, capacidades y actitudes que nos hacen más humanos, más personas; porque, como se ha dicho, el humor es algo muy serio".

En este sentido, ha recordado que el humor ayuda a afrontar la realidad "con entereza y espíritu positivo", algo que Forges ha logrado con una "técnica magistral -ha destacado- con la que hace que nos distanciemos de nuestra realidad y rompamos barreras".

Así, el creador de los "Blasillos" ofrece una "visión diferente de la vida" y "nuevas perspectivas que nos ayudan a interpretar mejor los conflictos propios y ajenos que se presentan cada día", con sus viñetas "ingenuamente extravagantes" que "tratan alto tan serio como una revisión crítica a nuestro sistema de pensamiento", ha dicho el Monarca.

El jefe del Estado no se ha resistido a hacer una confesión personal, al agradecer a Forges que le hubiera despertado "muy pronto" su afición "por el humor de lo serio, de las grandes cosas".

"Nos ayudaste a muchos -pequeños y mayores- a conocer y comprender mejor, también entre sonrisas, el contenido y el alcance de nuestra Constitución de 1978", le ha comentado el Rey, quien igualmente ha destacado su compromiso con los valores de la democracia y los derechos humanos a través de un humor "compasivo" que el propio Forges define como "humor con amor".

Al acto ha asistido el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, y ha contado con la participación del rector de la universidad alcalaína, Fernando Galván, el cual ha considerado al premiado "inasequible al desaliento" y ejemplo de que se puede hacer "crónica y crítica de la realidad social y política sin perder el humor".

En su discurso, Forges ha recordado también episodios y anécdotas de su vida, desde que era niño hasta su etapa en TVE, donde comenzó a trabajar hasta que en 1973 dejó su puesto para dedicarse al humor gráfico en muy variopintos medios, entre ellos los diarios Pueblo, Informaciones, El País, Diario 16 o El Mundo.

Ha asegurado que siempre ha intentado "dignificar y poner la profesión nuestra en el lugar que de verdad le corresponde en la sociedad" y se ha mostrado muy orgulloso de la labor que desempeña en el "Instituto Quevedo del Humor" creado en 2012.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha