eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una comisión de expertos visita el conflicto del oeste de Birmania

- PUBLICIDAD -
Una comisión de expertos visita el conflicto del oeste de Birmania

Una comisión de expertos visita el conflicto del oeste de Birmania

Una comisión de expertos, liderada por el exsecretario general de Naciones Unidas Kofi Annan, inicia hoy una visita a varias poblaciones del oeste de Birmania (Myanmar) donde han muerto al menos 86 personas en batidas del Ejército en aldeas de la minoría musulmana rohingya.

Annan expresó ayer su "profunda preocupación" sobre el brote de violencia que vive el norte del estado Rakhine, en la frontera con Bangladesh, zona donde vive el grueso de este colectivo perseguido y que está cercada por el Ejército desde los ataques del 9 de octubre contra puestos de la policía fronteriza.

"Todas las comunidades deben renunciar a la violencia y exhorto a los servicios de seguridad a que actúen en pleno cumplimiento del estado de derecho", apremió el antiguo mandatario de la ONU en un comunicado.

Según las cifras del Ejército, unos 69 supuestos insurgentes murieron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad entre el 9 y el 14 de noviembre, en los que también murieron 7 militares y 10 policías.

En los días previos, el diario oficialista "The New Global Light of Myanmar" atribuyó los enfrentamientos a emboscadas que los asaltantes, calificados como terroristas, habrían llevado a cabo armados con palos y machetes.

Las fuerzas de seguridad también detuvieron a 234 atacantes, 29 de los cuales fueron condenados, según el rotativo que no especificó los cargos.

Las autoridades acusan a estos grupos de quemar decenas de casas en aldeas rohingya, colectivo al que también pertenecen los asaltantes, y niegan que los incendios hayan sido provocados por las fuerzas de seguridad.

Activistas y grupos de defensa de los derechos humanos, en cambio, acusan al Ejército de cometer ejecuciones, violaciones y saqueos contra la población rohingya y alertan de que el número de muertos podría ser superior al indicado.

Las autoridades birmanas han rechazado estas denuncias mientras el Ejército impide el acceso a la zona a organizaciones de ayuda humanitaria, observadores y prensa independiente desde el incidente armado contra los puestos fronterizos del mes pasado.

El pasado agosto el Gobierno birmano anunció la creación de una comisión para abordar la violencia sectaria en el estado Rakhine, presidida por Annan y formada por otras ocho personas, con carácter consultivo.

El grupo, que realizó en septiembre su primera visita a la región, dispondrá de doce meses para presentar un informe con recomendaciones para prevenir la violencia sectaria y promover la reconciliación en ese estado

"Los acontecimientos recientes han reforzado la urgencia de abordar estos desafíos para encontrar soluciones viables en interés de todos los ciudadanos del Estado" dijo Annan al exhortar hacia un "diálogo inclusivo" para resolver la "inestabilidad" de la región.

La líder de facto del gobierno y nobel de la paz, Aung San Suu Kyi, ha recibido críticas por no interceder en favor de los rohingya, cuyos miembros no son reconocidos como ciudadanos birmanos sino como inmigrantes bengalíes.

Más de un millón de rohingya viven en Rakhine, donde sufren una creciente discriminación desde el brote de violencia sectaria en 2012 que causó al menos 160 muertos y dejó a unos 120.000 de ellos confinados en 67 campos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha