eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

China condena la interferencia extranjera en el caso del académico uigur detenido

- PUBLICIDAD -
China condena la interferencia extranjera en caso de académico uigur detenido

China condena la interferencia extranjera en caso de académico uigur detenido

China condenó hoy las interferencias extranjeras en el caso del académico uigur detenido el miércoles, Ilham Tothi, después de que la Unión Europea y el Departamento de Estado de EEUU expresaran su preocupación por el arresto.

"Ilham es sospechoso de incumplir la ley (...) Rechazamos cualquier acusación de cualquier país contra el incumplimiento de la ley bajo el reclamo de los derechos humanos", manifestó el portavoz de Exteriores chino Hong Lei en rueda de prensa en Pekín.

La Unión Europea reclamó hoy a China que aclare los cargos, "algo que hasta ahora no se ha hecho", y se notifique el paradero del intelectual a la familia, destacó el embajador de la UE en China, Markus Ederer.

"Si los cargos no se pueden sustanciar, entonces se le debe poner en libertad", indicó el embajador.

En un comunicado, el Departamento de Estado de EEUU también expresó su preocupación por el arresto de Tohti, que "parece ser parte de una pauta preocupante de detenciones de abogados, activistas en internet, periodistas, líderes religiosos y otros que pacíficamente desafían las acciones y políticas oficiales".

Por su parte, la presidenta del Congreso Uigur Mundial -una de las principales organizaciones de uigures en el exilio-, Rebiya Kadeer, indicó que la detención apunta a un "nuevo endurecimiento" de la política china hacia Xinjiang.

Frente a estas declaraciones, Hong insistió en que China se opone a la "interferencia de otros países" en sus asuntos y en "su soberanía", una de las normas de la política exterior china.

Y añadió: "Las autoridades pertinentes están gestionando su caso de acuerdo a la ley. La ley de China es inviolable. La función de las fuerzas del orden es tomar medidas contra los crímenes".

Tohti fue arrestado el miércoles junto a su madre, enferma del corazón, después de que una treintena de agentes de Policía irrumpieran en su domicilio en la capital china.

Además, los agentes se incautaron de los ordenadores del académico y de numerosos documentos.

En noviembre, el profesor uigur denunció haber sufrido un ataque por parte de un grupo de policías en Pekín, en represalia por haber hecho declaraciones a varios medios sobre el atentado ocurrido en octubre en Tiananmen, en el que murieron 5 personas.

En declaraciones a la prensa internacional, Tohti expresaba el temor a que el suceso de Tiananmen aumentara la discriminación contra el pueblo uigur en China y, en concreto, en la región autónoma de Xinjiang, donde cohabitan los chinos de esta etnia con los han y frecuentemente se producen enfrentamientos.

Mientras los uigures denuncian la opresión que sufren por parte de las autoridades, el Gobierno chino rechaza este extremo y adjudica la violencia a células terroristas activas en la región.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha