eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ANÁLISIS

Cómo la violencia machista apareció en campaña electoral

La noticia de que Ciudadanos pretende eliminar las penas específicas por violencia machista fue la tercera más compartida por el PSOE en Twitter durante la semana del 7 al 13 de diciembre

Todos los partidos han hablado de "igualdad", pero a la violencia le ponen distinto nombre: para el PP es "de género", para el PSOE, Podemos e IU es "machista" y Ciudadanos utiliza "doméstica"

"La columna sobre violencia de género que Albert Rivera publicó en El Mundo al final de la semana es el tercer enlace más compartido por Ciudadanos en todo 2015

22 Comentarios

- PUBLICIDAD -

El domingo hay elecciones en España. Al Congreso se presentan más de 1.600 personas de los cinco principales partidos (PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida). La gráfica de abajo recoge el volumen de conversación en Twitter sobre el género de cada partido durante todo el año. Hay un pico en marzo (Día de la Mujer), otro en agosto (este verano ha sido especialmente sangriento: el 5 de agosto un hombre mató a tiros a su mujer y el 12 otro a puñaladas a la suya, en Castelldefells) y varios en las últimas semanas. Los datos los ha recopilado  Graphext, que recoge quiénes, cuándo y cómo nombran qué y el estudio completo puede leerse aquí.

Cada partido le ha dado más o menos importancia en función del tiempo. La semana de la marcha contra la violencia machista (7 de noviembre), Podemos habló más que otros; la siguiente, ganó Ciudadanos. El día 21 lanzó su spot 'Las mujeres pedimos paso'.  

La semana en la que el género marcó la conversación

Cuando eldiario.es publicó que Ciudadanos proponía eliminar las penas específicas por violencia machista el 8 de diciembre, la cuenta oficial de Podemos en Twitter y diez de sus candidatos al Congreso (entre ellos, Tania Sánchez) la compartieron en la red social. Las cuentas oficiales de Izquierda Unida y Unidad Popular, además de doce de sus candidatos (entre ellos, Alberto Garzón), también. PP y Ciudadanos no dijeron nada.

Ganó el PSOE: lo movió la cuenta oficial y 19 candidatos más. Durante esa semana, del 7 al 13 de diciembre, fue la tercera noticia más compartida por el partido, solo por debajo de un editorial de El País alabando a Sánchez y una columna del propio Sánchez en El País (' La España que queremos').

El 9 de diciembre TVE organizó el Debate a 9. En el minuto 37, cuando hablaban de educación, el moderador cedió el turno a Antonio Hernando, del PSOE. Dijo que con Rajoy muchos profesores perdieron su trabajo, muchos alumnos su beca y que el partido quiere retomar el espíritu de Ángel Gabilondo para hacer otra ley. Y, de repente, introdujo a las mujeres.

"En todo caso, es muy importante porque este Gobierno está en deuda con las mujeres y con la política de Igualdad. Hemos pasado del puesto 12 al 29 en igualdad. No se ha tomado en serio la lucha contra la violencia de género. Se engaña con las cifras y ahora Ciudadanos quiere quitar el agravante por violencia de género. Se conoce que no han entendido ustedes nada", sentenció.

La candidata de Ciudadanos, Marta Rivera de la Cruz, respondió con sorpresa. Estos gráficos, con datos de Emoticrítico (inteligencia artificial para detectar emociones en imágenes), muestran la expresión de cada participante durante todo el debate y durante esos minutos concretos: la sorpresa es asombro, sobresalto, desconcierto.

(pulsa sobre cada nombre para ver sus emociones)


No era su turno, pero Marta Rivera respondió airada –"lo que usted no ha entendido es que es tan grave que un niño vea como su padre mata a su madre que que vea cómo su madre mata a su padre"– mientras Antonio Hernando la interrumpía ("es lamentable").

Las ideas de Ciudadanos para atajar la "violencia de género" incluyen "educación", "protección a la víctima, "creación de juzgados y casas de acogida". Su programa propone reformar la ley para "acabar con la asimetría penal por cuestión de sexo", esto es: eliminar el agravante previsto en diferentes delitos cuando la víctima es una mujer que tiene o ha tenido una relación afectiva con el agresor varón.

Para Ciudadanos, que dice que lo que quiere es "equiparar el agravante por arriba" porque considera que la violencia es igual si es de hombre a mujer que al revés o entre homosexuales, el tratamiento penal tiene que ser "homogéneo para todas las personas que cometan violencia doméstica".

Estos gráficos muestran las palabras que utiliza cada partido para hablar del mismo tema. Están recogidas de las cuentas de Twitter de todos sus candidatos al Congreso durante un año, por eso al final es más ancho (ha aumentado la conversación).

Todos hablan de "igualdad" pero a la violencia le ponen distinto nombre: para el PP es "de género" y para PSOE, Podemos e IU es "machista". Ciudadanos es el único que dice "violencia doméstica". "Los términos son muy importantes porque marcan la ideología", explica Mónica Quintana, que además de ser CEO de Mindset (la empresa que ha elaborado Emoticrítico) trabajó durante años como consultora en políticas de Igualdad y es experta en género.

La "violencia doméstica" entiende que el problema queda en casa, así que niega una estructura social en la que el hombre es dominante (el "patriarcado"). La "violencia de género" es dual, porque abre la posibilidad a que sea del revés (mujer a hombre): la utilizan el PP y Ciudadanos. La "violencia machista" reconoce que la sufre la mujer por el hecho de ser mujer (es justo lo que dice el PSOE) porque vive en "patriarcado". Izquierda Unida es quien más utiliza ese término. Ése y "feminismo": es el partido que lo lleva como mantra.

"Últimamente en el Facebook de Píkara se comenta que Izquierda Unida es más valiente que Podemos y que Garzón habla más", cuenta June Fernández, directora de la revista. "Mi lectura es que sí, pero porque estratégicamente les resulta más fácil: tiene que interpelar al votante de izquierdas. Carolina Bescansa, la mujer que más poder tiene en Podemos, dijo que el aborto no era prioridad y que tenían que centrar su discurso".

Cuando Marta Rivera terminó su intervención en el debate de TVE, el moderador cedió el turno a Alberto Garzón. Le explicó en tono didáctico –y sintiendo, según Emoticrítico, más felicidad que durante el resto del programa–  lo que significan "violencia machista" y "patriarcado". 

Al día siguiente, Wyoming "reflexionó" en El Intermedio sobre "el problema de la señora Rivera" y la propuesta de Ciudadanos, y su discurso fue alabado en redes y medios. "Una incomodidad que tenemos es que ser feminista acarrea una demonización", dice June Fernández. "Un hombre con estas ideas es aplaudido".

¿Y las mujeres que son "igualitarias" o que dicen "no soy feminista", como algunas candidatas del PP? En la formación conservadora hay muchas mujeres con poder y su discurso es la "meritocracia"."Es elitista e individualista", considera Fernández: niega la desigualdad porque considera que todos y todas partimos de las mismas condiciones. Por otro lado, "ser mujer no es garantía de nada. Nos hemos educado en el mismo sistema machista y a veces transmitimos los valores de género. Y para muchas mujeres resulta rentable tener un discurso machista porque te llevas los aplausos del poder masculino".

El 12 de diciembre, Albert Rivera publicó una columna en El Mundo titulada "Violencia contra las mujeres: una cuestión de Estado". Fue la culminación a la semana en la que el género marcó la agenda: en la que eldiario.es publicó un artículo con "Ciudadanos" en el título, el PSOE lo utilizó como arma, a Marta Rivera la dejaron sola en el debate a nueve y Wyoming dio un alabado discurso en televisión. 68 candidatos de Ciudadanos, incluido Albert Rivera, y la cuenta oficial del partido compartieron el artículo en Twitter. Es el tercer enlace más compartido por el grupo en todo 2015, solo superado por su propia web y spot. Ningún candidato de ningún otro partido lo movió.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha