Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Entidades dudan de la versión sobre los disparos a un vagabundo en espera de la investigación

Entidades dudan de la versión sobre los disparos a un vagabundo en espera de la investigación
Barcelona —

0

Barcelona, 22 nov (EFE).- Asociaciones cívicas de Barcelona han puesto en cuarentena la versión oficial del Ayuntamiento sobre el incidente acaecido la tarde del sábado, cuando un agente de la Guardia Urbana hirió de gravedad de un balazo a un indigente para repeler un intento de agresión por parte de éste con un cuchillo de grandes dimensiones.

El suceso se produjo, según la versión inicial del Ayuntamiento, cuando el hombre, un vagabundo húngaro de 43 años, intentó agredir con un arma a los agentes. Uno de ellos sacó su pistola y disparó dos veces, hiriéndole con una bala en el abdomen.

El Área de Investigación Criminal de los Mossos ha asumido la investigación del suceso, que discurre en paralelo a la causa interna de la propia Guardia Urbana, según fuentes de la policía catalana.

El hombre fue operado anoche de urgencia en el hospital de Sant Pau de Barcelona, donde permanece ingresado en la UCI en estado grave, según ha explicado a EFE Ferran Busquets, director de la Fundación Arrels, que hoy se ha desplazado al centro para interesarse por el enfermo.

El Ayuntamiento de Barcelona y la citada fundación, dedicada a la atención a personas sin techo, han informado este domingo de que el hombre llegó hace pocos meses a la ciudad y que desde comienzos de verano se le estaba haciendo un seguimiento desde los servicios sociales para intentar "buscar una salida" a su situación.

La Fundación Arrels ha asegurado que el indigente es un hombre "muy pacífico" y ha pedido no criminalizarlo porque llevase un cuchillo. "Los sin techo viven en la calle con todo lo que necesitan, también un cuchillo", ha puntualizado.

Busquets ha señalado que los servicios jurídicos de la entidad seguirán la investigación del caso, al tiempo que su entidad está intentando a través del Consulado de Hungría localizar a algún pariente del herido para informarle sobre lo ocurrido.

El director de Arrels ha precisado que su entidad, tras el visionado de los videos grabados en el momento del suceso y las declaraciones de personas, "está a la espera" del informe final de la investigación dadas las versiones contradictorias que se han ofrecido sobre el incidente y la eventualidad de que el vagabundo no fuera armado. "Sólo tenemos eso y esperaremos", ha apostillado.

La teniente de alcalde barcelonesa Laura Pérez, por su parte, en declaraciones a los medios, ha lamentado el "desenlace" del suceso.

Pérez ha pedido "prudencia" mientras el Ayuntamiento lleva a cabo su investigación para aclarar los hechos, con "celeridad pero también profundidad", y ha confesado que le preocupan las "imágenes" de lo sucedido.

Por su parte, la abogada penalista Anaïs Franquesa, codirectora del Centre per la Defensa dels Drets Humans, ha dicho a EFE que "hay dos versiones contradictorias" sobre el incidente. "Desde fuentes oficiales se dice que la persona iba armada y mostraba una actitud agresiva -ha continuado- y hay testigos que dicen que la persona no iba armada y que no tenía esa actitud agresiva".

Franquesa ha afirmado que "queda información por conseguir", pero que "a partir de las imágenes se puede ver que no se hace un uso progresivo de los medios al alcance y que, además, primero siempre hay que usar la palabra y el diálogo para desescalar la situación".

Diversos testigos presenciales consultados por EFE este domingo en el lugar del suceso han asegurado, por su parte, que el hombre herido llevaba un arma y que la policía le pidió que la tirara. Como no lo hizo, uno de los agentes le disparó.

Según estos vecinos, el hombre llevaba en el barrio unos cuatro meses, siempre había mantenido una actitud pacífica y vivía del dinero que le daban en la calle.

Por su parte, la Federación de Profesionales de la Seguridad Pública (FEPOL) cree que la actuación del agente de la Guardia Urbana fue "impoluta y en defensa propia", aunque podría haberse evitado si el cuerpo dispusiera de pistolas Taser.

En declaraciones a EFE, Toni Castejón, portavoz del sindicato policial, que incluye a mossos d'esquadra y agentes de policías locales, ha opinado que la situación en que resultó herido el indigente era "muy complicada, con un nivel 4 de alerta antiterrorista y una persona agresiva con un cuchillo de grandes dimensiones". En su opinión, "el agente no tuvo más opción que disparar".

Etiquetas
Publicado el
22 de noviembre de 2020 - 19:46 h

Descubre nuestras apps

stats