eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Alfons Pérez

Alfons Pérez es ingeniero técnico en electricidad. Tras unos años trabajando como técnico de proyectos en empresas instaladoras decidió cursar un master en sostenibilidad en la Universidad Politècnica de Catalunya (UPC). En esta nueva etapa, realizó el seguimiento de las cumbres internacionales del Cambio Climático de la Naciones Unidas en Copenhaguen 2009 y Cancún 2010, y compaginaba su trabajo en la Universidad con la participación en el Observatorio de la Deuda en la Globalización (ODG) en calidad de investigador activista. A partir de 2013, pasa a tener dedicación completa en el ODG donde desarrolla la actividad de monitorización de las políticas de seguridad energética de la Unión Europea, particularmente su dimensión exterior, en coordinación con otras organizaciones europeas. La actividad incluye tanto la investigación, como la sensibilización y la incidencia política en el campo en cuestión. Recientemente ha publicado el estudio: Opening the EU’s Black Box, Energy metabolism, dependence and geopolitics, junto a Pablo Cotarelo. También participa en la Xarxa per la sobirania energètica (Red para la soberanía energética) promoviendo alternativas energéticas desde la ciudadanía.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 18

Vamos a ganar Castor. ¡No debemos pagarlo!

Por mucho que quieran enterrarlo, el Castor se ha convertido en un obstinado zombie que reaparece constantemente en los medios de comunicación para plantarnos ante nuestras caras un ejemplo paradigmático de proyecto-estafa. El pasado 22 de diciembre se conocía la sentencia el Tribunal Constitucional (TC) que estimaba parcialmente el recurso presentado por el Gobierno de Catalunya, el Parlament y el grupo del PSC en el Congreso y anulaba la indemnización de 1350,7 millones de euros que se pagó a las empresas promotoras del almacén de gas Castor, entre ellas ACS de Florentino Pérez.

El enrevesado lenguaje técnico-jurídico nos hace dudar de lo más esencial: ¿es esto una buena noticia?, ¿dejaremos de pagar Castor?, ¿se depurarán, por fin, responsabilidades por el fallido proyecto Castor?, ¿se establecerán mecanismos de control para que no tengamos más 'castores'?

Seguir leyendo »

Las personas refugiadas frente a la seguridad energética europea

He vivido muchos años de mi vida con un paisaje azul de fondo: el Mar Mediterráneo. Para mí, un lugar donde respirar fuerte y profundo, donde pensar y reflexionar, un lugar de distensión y libertad. Pero ahora se ha convertido en un lugar de muerte, una muerte lenta, dolorosa, agónica y profundamente injusta.

La información sobre la llamada “crisis” de los refugiados nos llega a Europa con una lectura que reduce a varios fotogramas un relato ciertamente complejo. Los medios de comunicación de masas concentran sus esfuerzos en mostrar las consecuencias, pero escapan del análisis profundo de las causas y, desgraciadamente, muestran las realidades de la ribera norte y sur del Mediterráneo, alejadas, separadas y desconectadas. Pero nada más lejos de la realidad. Tenemos multitud de conexiones con el Norte de África y Asia Occidental (NAAO), por ejemplo, por nuestra alta dependencia de sus recursos naturales y, en particular, de sus recursos energéticos. La UE importa petróleo de países como Rusia, Noruega, Arabia Saudita, Libia, Irán, Nigeria, Argelia, Iraq, Kazajistán y gas de Rusia, Noruega, Argelia, Qatar, Nigeria, Trinidad y Tobago, y Egipto. Tanto el petróleo como el gas son dos fuentes de energía vitales para una Europa que necesita importar combustibles fósiles.

Seguir leyendo »

Lluitar contra la pobresa energètica: reapropiar-se de la distribució

Una dona de 81 anys morta a Reus a causa d'un incendi provocat per una espelma que utilitzava per il·luminar-se. Tot i que sembli una notícia de fa un segle, abans del desplegament generalitzat de l'electricitat als habitatges, aquest fet obria les portades de tots els mitjans de comunicació fa un parell de setmanes.

En ple segle XXI, en una societat absolutament dependent de l'energia, ens trobem que a l’Estat espanyol al voltant de 7 milions de persones veuen limitat el seu accés a l’electricitat degut a problemes per pagar la factura elèctrica. Una factura que s’ha incrementat un 52% des de l’inici de la crisi (l’Estat espanyol està entre els quatre països de la UE on es paga el preu més alt per l’electricitat) a la vegada que, durant aquest període, els beneficis de les empreses encarregades de subministrar electricitat han estat de 56.624 M€ (més de 20 M€ al dia!). És brutal. I més brutal és encara que aquestes desigualtats es produeixin en un àmbit considerat un servei public, i que com a tal, una part del preu vingui fixat pel govern.  

Seguir leyendo »

Tras el 24M: territorios libres de proyectos impuestos

"Si tu única herramienta es un martillo, tiendes a tratar cada problema como si fuera un clavo". Abraham Maslow, psicólogo americano conocido por su teoría de la jerarquía de las necesidades humanas.

El Estado español es un alumno avanzado por lo que se refiere a las infraestructuras y los proyectos mal planificados, mal ejecutados y con elevados presupuestos, que han acabado convirtiéndose en inútiles o cuasi inútiles. Las costosas líneas del AVE, que contaban con rutas de menos de 10 pasajeros en 2012, los aeropuertos sin aviones de Castellón, Corvera (Murcia) y Ciudad Real, con un precio de construcción de 150, 200 y 1.100 millones de € respectivamente, las urbanizaciones deshabitadas o parcialmente construidas de Seseña  (Castilla la Mancha), Aldea (Tarragona), Valdeluz (Guadalajara) y los despropósitos del sector energético, con compensaciones de 700 millones €/año a centrales que no entran en funcionamiento así como el fracasado proyecto de almacenamiento de gas Castor, con un coste de 4.700 millones de € que abonaremos entre todos, son algunos ejemplos.

Seguir leyendo »

La Unión Energética, ¡nos dará la fuerza!

Dependencia y vulnerabilidad frente a seguridad y mejores precios. La Unión Energética nos dará la fuerza para combatir la dependencia de las importaciones de la Rusia de Putin y nos hará menos vulnerables a sus autoritarias imposiciones. Si los Estados miembro hablan con una sola voz, este objetivo es más que posible. Y alcanzarlo no es cualquier cosa: conseguiremos la seguridad en el suministro y más competencia entre empresas energéticas a escala europea con el resultado de un mejor servicio a mejor precio para los consumidores.

A grandes rasgos, este es el discurso oficial de la Unión Energética, una suerte de win-win (todos ganamos) para Estados, empresas y ciudadanos europeos. Si decimos que la realidad es otra, sería demasiado pretencioso, digamos entonces que hay otra realidad e intereses que no aparecen explícitamente en el discurso oficial: el nuevo mapa geopolítico energético de la UE y la construcción del mercado único del gas. Veamos pues, como interactúan estas dos capas con dicho discurso.

Seguir leyendo »