eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Andreu Missé

Socio y director de la revista Alternativas Económicas. Ha desarrollado su actividad profesional durante más de 35 años en El Periódico de Cataluña y en El País. De este último medio ha sido subdirector, redactor jefe de Economía y delegado de la corresponsalía en Bruselas.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 919

El PP se ríe de la UE en vivienda

La vivienda se ha convertido en el problema social más grave de una parte significativa de la sociedad española. Los jóvenes son ahora los más perjudicados. El modelo de la salida de la crisis para algunos se ha basado de nuevo en la especulación sobre la vivienda eliminando los derechos que protegían a los ciudadanos.

La nueva burbuja inmobiliaria es una realidad por mucho que se empeñen en negarlo las autoridades y los grupos financieros que operan en este mercado. Como cada burbuja, esta tiene unas características específicas distintas de las anteriores. Cómo si no se puede llamar al fenómeno que provoca un aumento del precio de los alquileres de los pisos remozados del mismo inmueble en más del 100% en un breve espacio de tiempo.

Seguir leyendo »

Urgente: reparar la zona euro

Diez años después del estallido de la debacle financiera, que se convirtió en crisis de deuda, la necesidad de mejorar la arquitectura financiera de la zona euro es más urgente que nunca. Las reformas previstas para evitar una recaída están atascadas y los riesgos en los mercados financieros dentro y fuera de Europa siguen al acecho. “Ninguna reforma significativa se ha puesto en práctica desde el Mecanismo Único de Resolución Bancaria creado en julio de 2014 como parte de la Unión Bancaria”, según un reciente trabajo del Centre for Economic Policy Research (CEPR).  

El principal motivo del atasco que impide avanzar hacia una mayor integración de la Unión Económica y Monetaria (UEM) deriva de las profundas desavenencias entre Francia y Alemania. El Gobierno de París quiere avanzar hacia una mayor cooperación en las instituciones del euro dando pasos en la mutualización de riesgos, mientras que Berlín pone el acento en la necesidad de “mantener la responsabilidad fiscal” y “fortalecer las reformas estructurales”, según las palabras del testamento político del anterior ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble. En esencia, Berlín se resiste a cualquier iniciativa que de algún modo suponga más transferencias de recursos de los países ricos a los de menor renta.

Seguir leyendo »

La sostenibilidad de los pensionistas

Desde principios de año se ha intensificado el debate sobre las pensiones públicas. El asunto ha adquirido especial intensidad desde que se conoció que la subida que ha decidido el Gobierno es del 0,25%. Se trata del quinto año consecutivo en que las pensiones se mantienen prácticamente congeladas. Lo que ha sorprendido en esta ocasión ha sido la oleada de manifestaciones que ha estallado en todo el país con una participación cada vez más numerosa de personas de todo tipo de edades. El clima de protesta se ha visto estimulado por las masivas movilizaciones del pasado 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer. El cambio social se palpa.

El Gobierno justifica las austericidas medidas por la falta de recursos. No hay dinero. Argumenta que el déficit del pasado ejercicio fue de 18.800 millones de euros. Resulta que después de las duras reformas de 2011 y 2013 el sistema sigue resultando insostenible. Numerosos especialistas insisten en la falta de sostenibilidad del sistema.

Seguir leyendo »

Cinco años de Alternativas Económicas

Alternativas Económicas cumple este mes de marzo cinco años. Aunque es un periodo de tiempo muy breve, nos alegra celebrarlo porque si hemos llegado hasta aquí es por haber logrado superar obstáculos que parecían difíciles de salvar al principio. No hace falta recordar las crecientes dificultades en las que tropiezan numerosos medios de comunicación, más severas en la medida en que actúan con mayor independencia.

Si hemos podido navegar tanto tiempo contra corriente ha sido esencialmente por los inestimables apoyos solidarios que hemos recibido y seguimos recibiendo en esta difícil singladura. Hay que subrayar de entrada el desinteresado soporte que nos han brindado desde el momento fundacional nuestros socios de  Alternatives Economiques. Una muestra tan explícita de solidaridad internacional merece por sí sola un voto de esperanzadora confianza en determinado tipo de relaciones entre entidades y asociaciones. Nuestros amigos franceses, constituidos en una sociedad cooperativa, como nosotros, también nos han inspirado para hacer un periodismo independiente y riguroso al servicio de los ciudadanos. Nuestra vocación es la divulgación de los principales acontecimientos económicos y sociales analizados desde una perspectiva ciudadana. Destacamos además las alternativas que promueven una organización empresarial más justa, igualitaria desde el punto de vista de género y respetuosa con el medio ambiente.

Seguir leyendo »

Los estragos del falso mercado eléctrico

El funcionamiento del mercado eléctrico en España durante los últimos años está causando graves desigualdades. En realidad, estamos ante un falso mercado que es muy beneficioso para las compañías y pernicioso para los consumidores. Dos rigurosos informes, del Comité Económico y Social (CES) y de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), proporcionan datos muy relevantes para comprender este sector que afecta decisivamente a ciudadanos y empresas.

La primera constatación es que el aumento creciente de los precios de la electricidad y el descenso de las rentas de los hogares durante los últimos diez años han supuesto un notable crecimiento de la vulnerabilidad energética. Así, en 2016, el 10,1% de las familias reconocían su incapacidad para mantener su vivienda a una temperatura adecuada en invierno, cuando en 2008 eran sólo el 5,9%. Esta situación afecta a un segmento creciente de la clase media para el que el encendido de la calefacción es prohibitivo.

Seguir leyendo »

A la raíz de los problemas

Empezamos 2018 con los mismos viejos problemas del año pasado, sólo que agravados y todos más cansados. Todo lo que no se soluciona a tiempo empeora, y vamos acumulando deterioros en muchos frentes.

Empecemos por Catalunya, que es lo que nos ha tenido más ocupados en los últimos meses. Las elecciones de diciembre no han resuelto ninguno de sus problemas; en todo caso, los han cronificado. Los independentistas mantienen sus dos millones de votos. La participación masiva (82% de censo) no ha hecho más que reafirmar la posición de los partidos del procés, que se mantienen en el 47,9% de los votos y mayoría de escaños. Está claro que no avanzan y que no logran la mayoría, pero ahí están dos millones de personas inmutables. La radiografía que teníamos de la sociedad catalana se ha petrificado. Una sociedad dividida entre dos millones de independistas y 2,2 millones que no apoyan esta opción.

Seguir leyendo »

Las prioridades que oculta la crisis catalana

Una de las consecuencias más lamentables de la crisis política de Catalunya es que ha aparcado otros asuntos que constituyen las preocupaciones de fondo de la parte más vulnerable de la ciudadanía. La intensidad emotiva del pulso secesionista ha eclipsado los debates y las propuestas necesarias sobre el desafío que representa para muchas personas, especialmente los jóvenes y los mayores de cincuenta años, encontrar empleo.

La crónica oficial enfatiza que ya llevamos más de tres años de crecimiento económico, por encima de la media europea. El propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, viene repitiendo desde 2014 que en muchos aspectos la crisis es historia. Esta perspectiva oculta, sin embargo, la gran transformación social que ha producido la crisis, los efectos  de los avances tecnológicos y la globalización en el mundo del trabajo. La sociedad emergente configura un nuevo modelo social, con más desigualdad  y cronificación de la pobreza. 

Seguir leyendo »

La Catalunya que ahuyenta a las empresas

"Estos cuarenta años han sido los mejores de los últimos trescientos años de la historia de Catalunya”. Esto es lo que comenta entre sus próximos Santi Vila, que dimitió de su puesto de consejero de Empresa y Conocimiento poco antes de que fuera destituido el Gobierno de la Generalitat de Catalunya presidido por Carles Puigdemont. Esta no es una reflexión aislada en el campo nacionalista. Hace pocos días, el ex líder de Unió Democràtica, Josep Antoni Duran Lleida, escribía en las páginas de La Vanguardia que “el período de mayor progreso económico y social para todos y de mayor autogobierno de la historia de Catalunya llegó con la Constitución de 1978. ¿Por qué no ser capaces de renovar y adaptar el consenso que la hizo posible?”.

Las últimas estadísticas europeas confirman esta realidad. Catalunya tiene un PIB per cápita de 30.900 euros, el 107% de la media europea, claramente superior al de España, que es del 90%. El nivel de renta de Catalunya es similar al del Reino Unido, 108%, y superior al de todas las regiones de Francia, con la excepción de París.

Seguir leyendo »

La crisis de España alcanza a Europa

La espiral de la grave crisis política a la que se ha visto arrastrada España a raíz del proceso independentista de Catalunya preocupa seriamente a la Unión Europea. En pocas semanas, el conflicto catalán se ha convertido en el principal problema de España y se está configurando como un amenazante peligro para Europa. Las agencias de calificación S&P y Fitch ya han advertido de los riesgos del contencioso para el crecimiento económico en la zona euro. Citigroup ha advertido de un riesgo “no despreciable de rebelión civil”.

En Europa está muy vivo el recuerdo de la crisis del euro desatada por Grecia, un país con un PIB de 175.888 millones de euros que significa menos del 2% de la economía de la zona euro. La desestabilización de Catalunya, con un PIB de 223.629 millones,  una quinta parte de la economía española, podría tener efectos catastróficos.

Seguir leyendo »

Las tareas del día siguiente

España entera sigue conmocionada por los terribles atentados yihadistas registrados en Barcelona y Cambrils los pasados 17 y 18 de agosto que han segado la vida de numerosos inocentes de distintos países. Es difícil imaginar que una atrocidad tan inmensa no vaya a tener un impacto profundo y duradero en nuestras vidas y no vaya a condicionar nuestras futuras relaciones políticas y sociales. 

Para la mayoría de ciudadanos ha sido un aterrizaje forzoso a una realidad que confiábamos en que no llegaría nunca. Pero después de Niza, Londres, Berlín, París y Bruselas era realmente muy difícil esquivar este último zarpazo. El dolor de la que parecía ya lejana tragedia de Madrid de 2004 ha vuelto repentinamente. Estamos donde estábamos.

Seguir leyendo »