eldiario.es

9

Ángel González

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 4

Tolupanes: la lucha de un pueblo de 5.000 años al borde de la extinción

En la Resolución de Naciones Unidas que estableció el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, se afirma que el desarrollo de estas poblaciones contribuiría al adelanto socioeconómico, cultural y ambiental de todos los países del mundo. Pero en algunos casos, como el del pueblo tolupán, el desarrollo de la población es, más que cualquier otra cosa, una cuestión de supervivencia de su identidad colectiva. Con una población total de unas 20.000 personas de etnia tolupán en Honduras -se agrupan en unas 30 tribus, distribuidas en siete municipios, la mayoría en el Departamento de Yoro-, sólo entre el 2 y el 4% (400-800 personas), hablan su lengua originaria, el tol, y mantienen sus costumbres ancestrales. Esto hace que su idioma se considere en riesgo crítico de extinción por la UNESCO en su Atlas de lenguas en peligro. La muerte de este idioma sería una pérdida irreparable para Honduras, ya que pondría al pueblo de mayor antigüedad de los que habitan actualmente el país, un pueblo anterior al maya y con una historia que algunos antropólogos y lingüistas sitúan en 5.000 años, al borde de la aculturación total.

La mayoría de las personas que conservan su lengua y costumbres habitan en la zona conocida como la Montaña de la Flor, en el Departamento de Francisco Morazán, lugar al que llegaron a mediados del siglo XIX huyendo de los trabajos forzosos a que eran sometidos por el gobernador de Yoro. Según relata Ramón D. Rivas en su “Pueblos indígenas y garífuna de Honduras”, este grupo, originado con tan solo tres parejas, se organiza actualmente en cinco tribus y tienen un pequeño territorio a título de reserva perpetua. Su peculiar historia y las condiciones de vida en las que se encuentran han sido mostradas en documentales como “Los Hijos de Toman”

Seguir leyendo »

“Si se pierde un idioma, se pierde una forma de pensar”

Alejandro Gutiérrez Álvarez es un joven tseltal que cursó sus estudios de secundaria en la Escuela Emiliano Zapata de la comunidad de Guaquitepec. Esta comunidad, ubicada en el municipio de chipaneco de Chilón, representa un ejemplo de desarrollo rural autosostenible que, con un origen eminentemente educativo, se ha extendido a otras áreas (salud, nutrición, desarrollo económico) en busca de la integralidad y la sostenibilidad del modelo. El proyecto, que ha sido calificado de exitoso en una prestigiosa revista académica estadounidense, busca preservar la cultura y la lengua del pueblo tseltal, porque como dice Alejandro en el vídeo que acompaña a esta entrada, “si se pierde un idioma, se pierde una forma de pensar”.   

El proyecto se inició a petición de la propia comunidad, cuando los principales -como se conoce en el pueblo tseltal a los líderes tradicionales- solicitaron colaboración a nuestro socio local Patronato Pro Educación Mexicano para la gestión de la educación secundaria de la comunidad. Para ello se adaptó un modelo de educación rural-indígena, desarrollado en la Sierra Norte de Puebla por el Centro de Estudios para el Desarrollo Rural, otro socio durante muchos años de Ayuda en Acción, a la realidad de las comunidades tseltales del estado de Chiapas. Después de la escuela secundaria bilingüe, el modelo se extendió también al nivel superior con el Bachillerato Bartolomé de las Casas, que es del tipo bivalente, lo que en México significa que además del bachillerato normal se estudia una carrera técnica.

Seguir leyendo »

Centroamérica: sin agua no hay cultivos

El pasado 29 de septiembre llegaba a Puerto Cortés, Honduras, el tercero de los barcos que, provenientes de Etiopía, han transportado al país centroamericano 2000 toneladas de frijol rojo. En Nicaragua o El Salvador también se han importado desde el país africano cantidades importantes de este grano, básico en la dieta centroamericana.

Quizá a mucha gente le sorprenda que Etiopía, país tradicionalmente asociado a sequías y hambrunas, esté contribuyendo a paliar la escasez de alimentos de primera necesidad en Centroamérica, pero más allá de ser una curiosa manifestación de relaciones comerciales sur-sur, lo relevante es la grave problemática que está detrás: una sequía prolongada que amenaza la seguridad alimentaria de la región.

Seguir leyendo »

Objetivos del Milenio: ¿inspirar, unir y transformar?

El pasado lunes 7 de julio el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, presentaba en Nueva York el Informe 2014 de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). En su intervención señaló que los ODM habían servido de gran ayuda para inspirar, unir y transformar. Con independencia de que se esté o no de acuerdo con la afirmación, algo de lo que nos ocuparemos después, resulta interesante descomponer los ODM en tres dimensiones diferenciadas: 1) un eslogan comunicativo y movilizador (inspirar); 2) una agenda compartida entre actores (unir); y 3) una herramienta de cambio social (transformar). Esta diferenciación, que además implica una graduación en el alcance de los ODM, nos permite analizar por separado cada aspecto y comprobar la verdadera profundidad del cambio propuesto y alcanzado.

Resulta indudable el potencial comunicativo que tienen los ODM. Acabar con el hambre, conseguir el acceso universal a la educación primaria, luchar por los derechos de las mujeres o combatir enfermedades como el SIDA o la malaria son retos impostergables que llaman a la movilización de los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil y la ciudadanía en general. En ese aspecto, podemos calificar a los ODM como un éxito, porque han contribuido a que la sociedad tome conciencia de la situación de injusticia social en la que vive la mayoría de la población mundial y vea esta situación como un problema global, no solo de los países en desarrollo. En este proceso ha sido decisivo el papel de las ONGD’s que, como viene haciendo en los últimos años Ayuda en Acción, junto con otras organizaciones, en las temáticas de género, educación y derecho a la alimentación, han trasladado a la ciudadanía el contenido de los ODM y han exigido a la clase política  su cumplimiento.

Seguir leyendo »