eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Antonio Muñoz Sánchez

Investigador post-doctoral del Instituto de Ciências Sociais de la Universidade de Lisboa. Doctor en Historia por el Instituto Universitario Europeo de Florencia, está especializado en las relaciones entre la RFA y España durante la guerra fría. Ha publicado diversos artículos sobre relaciones políticas bilaterales, emigración, sindicalismo y solidaridad internacional. Es autor del libro El amigo alemán. El SPD y el PSOE de la dictadura a la democracia (Barcelona, RBA, 2012).

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 2

El PSOE y la influencia de Willy Brandt

A mediados de 1975, el PSOE tenía 1.500 activistas en España. Su presupuesto mensual de 125.000 ptas. alcanzaba para pagar a duras penas los salarios de dos liberados, la edición de propaganda y los viajes de sus dirigentes. El partido carecía de locales en propiedad o alquilados, reuniéndose sus afiliados en iglesias, pisos o bufetes de abogados. Por entonces, la inmensa mayoría de españoles nunca habían oído hablar de Felipe González, pero sí de Enrique Tierno Galván (PSP) y de Manuel Cantarero (ARSE, una asociación política con decenas de miles de afiliados). En todo caso, nadie hubiera apostado en aquellos días una sola peseta a que cualquier socialista pudiese hacer sombra a Santiago Carrillo como líder de la izquierda de una España democrática.

A pocos meses de morir Franco, el PSOE era muy consciente de su incapacidad para alcanzar por sí solo los objetivos que se había marcado de cara a la transición: reconstruir su organización, consolidarse como único referente del ámbito socialista, competir de igual a igual con el PCE por la hegemonía de la izquierda y jugar un papel destacado en la construcción de la democracia. Buscó por ello la solidaridad de los compañeros europeos, y encontró un extraordinario eco en el poderoso SPD de Willy Brandt, muy interesado en favorecer una transición pacífica en España.

Seguir leyendo »