eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Belén Cardona

Secretaria Autonómica de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación de la Generalitat Valenciana.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

Igualdad salarial: motivos para la esperanza

La brecha retributiva sigue siendo, aquí y en otras latitudes, una de las expresiones más inaceptables de la injusticia enquistada en el marco de las relaciones laborales. La brecha no es la discriminación en sí misma, pero sí el termómetro de que existe. Podría decirse que la enfermedad es la discriminación por razón de sexo y la fiebre la brecha salarial entre mujeres y hombres.

Las mujeres cobran menos que los hombres por motivos varios. Primero, porque ocupan los puestos menos reconocidos socialmente y peor retribuidos, como consecuencia de un modelo de trabajo en el que el hombre ha sido el arquetipo y en el que las profesiones feminizadas siempre se han minusvalorado. Segundo, porque el número de horas que prestan servicios es en promedio inferior a las de los hombres, aunque solo en cuanto al nivel formal de la economía. Trabajan a tiempo parcial en mayor porcentaje y realizan menos horas extraordinarias, a causa de una distribución inequitativa de las obligaciones familiares. Tercero, porque las carreras profesionales femeninas se desarrollan con mayores interrupciones, obstáculos e impedimentos que las masculinas, de nuevo por razones que tienen que ver con consideraciones sociales injustas, pero demasiado enquistadas en la sociedad. Cuarto, por un gobierno patriarcal del mundo del trabajo, en el que ambas partes del conflicto social, empresa y representación colectiva de los trabajadores y trabajadoras, conciben las relaciones laborales como un mundo de desiguales en el que la promoción femenina es particularmente tortuosa. Y quinto, como resumen de todos los anteriores, porque los estereotipos de género que afectan a hombres y mujeres tienen una eficacia fundamental en las diferencias retributivas. Los modelos de convivencia han cambiado mucho en los últimos años, pero no tanto o no a la misma velocidad las relaciones de poder dentro de las empresas.

Seguir leyendo »

Políticas públicas desde el diálogo

La legislatura del Botànic 2 marca el inicio de un nuevo ciclo político en el que se deberá conjugar la asunción de nuevos retos y objetivos con la culminación de iniciativas políticas que quedaron pendientes en la etapa anterior. Una, sin duda, de las más relevantes es completar el desarrollo de la Ley 18/2018 de 13 de Julio para el Fomento de la Responsabilidad Social, una ley en la que el gobierno autonómico valenciano trabajó para poner las bases de la consolidación de la responsabilidad social como una política transversal de la Administración, y que fue recibida de manera muy positiva por los agentes sociales.

El calendario electoral propició la decisión de no sucumbir a la precipitación en el desarrollo de los reglamentos previstos, sin disponer de tiempo suficiente para aglutinar los consensos necesarios. Ahora, constituido el nuevo Govern, es el momento oportuno para acometer el desafío, de forma que se cumplan las expectativas generadas.

Seguir leyendo »

Un gobierno abierto para una ciudadanía activa

¿Cómo conocer el impacto que tienen las decisiones de los políticos en nuestra vida cotidiana? Antes de dedicarme a la gestión pública siempre me había hecho esta pregunta para responder a otras del tipo: ¿cuánto dinero de mis impuestos sirve para construir la escuela de mi barrio?, ¿y para mejorar las instalaciones deportivas?, ¿y si se destinase más presupuesto a la atención primaria de salud?...

En los últimos años, hemos asistido a un incremento de la implicación de las valencianas y valencianos en la política y un creciente interés por aquello que hacen los gestores públicos. Una cultura participativa y una sociedad civil organizada son manifestaciones de cohesión social y de igualdad, por lo que el acceso a la información pública de la ciudadanía y su participación en la construcción de políticas públicas son muestras de salud democrática.

Seguir leyendo »