eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Bernardo Gutiérrez

Soy periodista, escritor e investigador. Vida transoceánica, entre España y América Latina, con doble nacionalidad España-Brasil. Más de dos décadas publicando en medios como  La Vanguardia, El País, 20 Minutos, Esquire, La Repubblica, Visão, Milenio, Público, Interviú, Der Tager Spiegel o National Geographic, entre otros. He publicado tres libros individuales y participado en otros ocho libros colectivos. El último es Pasado Mañana, (Arpa Editores, 2017), un viaje a la España del cambio que enuncia un futuro inclusivo para las izquierdas y los valores progresistas. 

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 653

Brasil en el laberinto Lula

Los militantes del Partido de los Trabajadores (PT) se han aferrado durante los últimos meses a un grito: " Eleição sem Lula é fraude". Unas elecciones sin la candidatura de Lula, según sus partidarios, no serían legítimas. El lema se expandió incluso más allá de los círculos petistas. Nadie conseguía imaginar unas elecciones presidenciales sin Lula como candidato. Ni los militantes de izquierda ni buena parte del establishment que vivió la bonanza de la era Lula.  Eleição sem Lula é fraude.  Y la cita electoral de 2018, sin Lula, es un misterio explosivo. Hasta la orden de encarcelamiento de Lula, ahora todo pivotaba, en la izquierda y en la derecha, alrededor de su candidatura. Lideraba todas las encuestas electorales. Apenas había que despejar quién sería su rival en el segundo turno. 

La prisión de Lula, después de un proceso judicial lleno de irregularidades, deja en entredicho a la democracia brasileña. Incluso algunos periodistas conservadores, como Reinaldo Azevedo, han denunciado una persecución judicial llena de lagunas: “Lula ha sido víctima de un tribunal de excepción”. Lula jugó hasta el último minuto sus cartas. Y dejó caer su órdago, insinuando que su detención daría nuevas alas al PT: " Si me detienen seré héroe. Si me matan, seré un mártir, y si me dejan suelto, seré presidente de nuevo".

Seguir leyendo »

De Ahora Madrid al cielo de 2019

“Mi batalla no es con o sin Manuela. Con Manuela veo posible ganar en 2019, aunque ella no es imprescindible. Pero sin confluencia no conseguiremos nada”. Marina Flox – 39 años, vocal vecinal de Ahora Madrid en Ciudad Lineal – habla con determinación en un bar próximo a Atocha. Es la responsable de haber provocado el encuentro Revalidar Madrid, celebrado el pasado día 10 de febrero. Cuando vio que la Mesa Coordinadora de Ahora Madrid retrasaba un encuentro plenario pendiente desde 2015, se la jugó. Colocó sus energías en el Super Grupo AM, espacio digital en la App móvil Telegram. Y sin pretenderlo, provocó la primera revuelta de las bases Ahora Madrid. No se arrepiente. “Mucha gente esta en mi situación, se siente parte de Ahora Madrid, no de una sola familia. Desbordamos para forzar el encuentro”, asegura Marina. Revalidar Madrid fue un éxito. De asistencia. De cobertura mediática. Acabaron acudiendo miembros de todas las familias políticas que habían quitado importancia a un plenario no oficial.

Revalidar Madrid visibilizó, sobre todo, a las bases de Ahora Madrid. Una militancia heterogénea y múltiple. Algunos son militantes de Ganemos, Podemos, Izquierda Unida (IU), Equo o M129 (surgido a partir de Ganemos). La mayoría se sienten de una familia y de Ahora Madrid al mismo tiempo. Otros se declaran independientes. Todos son ahoramadrileños. Eldiario.es ha entrevistado a dieciocho militantes de base de Ahora Madrid. De las conversaciones, emana un deseo común: reeditar una confluencia que no sea una “sopa de siglas” y volver a ganar Madrid.

Seguir leyendo »

De Ahora Madrid al cielo de 2019

“Mi batalla no es con o sin Manuela. Con Manuela veo posible ganar en 2019, aunque ella no es imprescindible. Pero sin confluencia no conseguiremos nada”. Marina Flox – 39 años, vocal vecinal de Ahora Madrid en Ciudad Lineal – habla con determinación en un bar próximo a Atocha. Es la responsable de haber provocado el encuentro Revalidar Madrid, celebrado el pasado día 10 de febrero. Cuando vio que la Mesa Coordinadora de Ahora Madrid retrasaba un encuentro plenario pendiente desde 2015, se la jugó. Colocó sus energías en el Super Grupo AM, espacio digital en la App móvil Telegram. Y sin pretenderlo, provocó la primera revuelta de las bases Ahora Madrid. No se arrepiente. “Mucha gente esta en mi situación, se siente parte de Ahora Madrid, no de una sola familia. Desbordamos para forzar el encuentro”, asegura Marina. Revalidar Madrid fue un éxito. De asistencia. De cobertura mediática. Acabaron acudiendo miembros de todas las familias políticas que habían quitado importancia a un plenario no oficial.

Revalidar Madrid visibilizó, sobre todo, a las bases de Ahora Madrid. Una militancia heterogénea y múltiple. Algunos son militantes de Ganemos, Podemos, Izquierda Unida (IU), Equo o M129 (surgido a partir de Ganemos). La mayoría se sienten de una familia y de Ahora Madrid al mismo tiempo. Otros se declaran independientes. Todos son  ahoramadrileños. Eldiario.es ha entrevistado a dieciocho militantes de base de Ahora Madrid. De las conversaciones, emana un deseo común: reeditar una confluencia que no sea una “sopa de siglas” y volver a ganar Madrid.

Seguir leyendo »

Republica(s) inclusiva(s)

El historiador romano Polibio estableció que los sistemas de gobierno tenían una especie de ciclo natural. La monarquía daba paso a la realeza, que desembocaba al final en la democracia, asociada indisolublemente a la república soñada por Aristóteles. Tras la expulsión de Tarquinio el Soberbio, séptimo y último rey, en el año 509 a.c, la República Romana inauguraba la era de mayor prosperidad de Roma.

La república brasileña de 1889 garantizó el cumplimiento de la polémica Ley Áurea de 1888, que abolía la esclavitud. La República Federativa do Brasil consiguió consolidar la hasta entonces precaria convivencia del país.

Seguir leyendo »

"Cifuentes va a tener que empezar a pagar los impuestos que no pagaron por invertir en una sociedad opaca en Panamá"

Carlos Caicedo ha sido una de las principales piedras en el zapato del Canal de Isabel II en Colombia. Y pasará a la historia como el político que, a pesar de haber estado fuertemente amenazado, consiguió expulsar al Canal de Isabel II de una ciudad latinoamericana. Apoyado en una fuerte movilización social, Carlos Caicedo activó un proceso de remunicipalización de aguas en la ciudad caribeña de Santa Marta. Cuando se convirtió en alcalde de Santa Marta en 2012, Caicedo descubrió numerosas irregularidades en MetroAgua, la empresa que gestionaba el agua en la región. MetroAgua, controlada por INASSA, la filial del Canal para América Latina, ha dejado un reguero de descontento, pérdidas económicas, problemas de salud pública y deficiencias en el servicio.

Aunque Carlos Caicedo ya no es alcalde de Santa Marta, anuncia que su partido, Fuerza Ciudadana, estudia cómo procesar al Canal de Isabel para recuperar millones de euros perdidos por el gobierno de dicha ciudad. Carlos Caicedo insinúa que Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, tiene que renunciar.

Seguir leyendo »

¿Reformar España de abajo arriba?

Los de abajo. La ciudadanía. Proceso constituyente. La crisis catalana ha resucitado algunos de los mantras que resonaban en las plazas en 2011. Desde que el grito “parlem” rezumba en las redes sociales, llena plazas con personas vestidas de blanco y engalana balcones con banderas blancas, la sociedad civil parece haber vuelto a la arena política. Tras un impase de absoluto dominio de la política representativa, se abre un nuevo escenario. El choque de trenes de la clase política española y catalana recibe un tirón de orejas desde abajo. Cristina Flesher, socióloga de la universidad californiana de Berkeley, en su detallado artículo  España: Hablemos?, parlem?, elogia a la ciudadanía española. Resalta su capacidad de auto organización y de acción colectiva. “Algo muy notable está pasando en España, la organización de ciudadanos de base de todo el país que deciden movilizarse para que las partes en litigio sepan que "España es un país mejor que los que lo gobiernan". (...) El auge de esta movilización ciudadana de base no sólo recuerda la campaña para las elecciones municipales en las que el Movimiento de Liberación Gráfica de Barcelona y Madrid desempeñó un papel crucial, sino también a las protestas del 15M en 2011, cuyo lema era "¡Democracia Real Ya!”.

La irrupción del grito “parlem” en toda España, desplaza algo el tablero de juego de la macropolítica. El Gobierno español y el Govern catalán no esperaban una nueva línea de fuga cocinada desde la ciudadanía. Nada hacía prever un meteorito desdibujando el binarismo tejido alrededor de la cuestión catalana. Sin embargo, la República catalana de 8 segundos  o el debate en el Congreso español acapararon todas las atenciones. La política representiva que cuestionó el 15M en 2011 está en el centro de los focos. Sigue siendo protagonista. Resiste. La reforma constitucional pactada por el PSOE y el PP nace desde arriba. Y parece un recado claro que enfría los deseos de abrir el candado del régimen del 78 de los de abajo. ¿Fin de ciclo o repliegue de régimen? Difícil saberlo. Las piezas seguirán moviéndose durante las próximas semanas.

Seguir leyendo »

¿Reformar España de abajo arriba?

Los de abajo. La ciudadanía. Proceso constituyente. La crisis catalana ha resucitado algunos de los mantras que resonaban en las plazas en 2011. Desde que el grito “parlem” rezumba en las redes sociales, llena plazas con personas vestidas de blanco y engalana balcones con banderas blancas, la sociedad civil parece haber vuelto a la arena política. Tras un impase de absoluto dominio de la política representativa, se abre un nuevo escenario. El choque de trenes de la clase política española y catalana recibe un tirón de orejas desde abajo. Cristina Flesher, socióloga de la universidad californiana de Berkeley, en su detallado artículo  España: Hablemos?, parlem?, elogia a la ciudadanía española. Resalta su capacidad de auto organización y de acción colectiva. “Algo muy notable está pasando en España, la organización de ciudadanos de base de todo el país que deciden movilizarse para que las partes en litigio sepan que "España es un país mejor que los que lo gobiernan". (...) El auge de esta movilización ciudadana de base no sólo recuerda la campaña para las elecciones municipales en las que el Movimiento de Liberación Gráfica de Barcelona y Madrid desempeñó un papel crucial, sino también a las protestas del 15M en 2011, cuyo lema era "¡Democracia Real Ya!”.

La irrupción del grito “parlem” en toda España, desplaza algo el tablero de juego de la macropolítica. El Gobierno español y el Govern catalán no esperaban una nueva línea de fuga cocinada desde la ciudadanía. Nada hacía prever un meteorito desdibujando el binarismo tejido alrededor de la cuestión catalana. Sin embargo, la  República catalana de 8 segundos  o el debate en el Congreso español acapararon todas las atenciones. La política representiva que cuestionó el 15M en 2011 está en el centro de los focos. Sigue siendo protagonista. Resiste. La reforma constitucional pactada por el PSOE y el PP nace desde arriba. Y parece un recado claro que enfría los deseos de abrir el candado del régimen del 78 de los de abajo. ¿Fin de ciclo o repliegue de régimen? Difícil saberlo. Las piezas seguirán moviéndose durante las próximas semanas.

Seguir leyendo »

El fin de semana que reconectó la indignación

Nadie esperaba una nueva manera blanca. Nadie esperaba que la sociedad civil española irrumpiese de forma masiva en el tablero de juego entre el Gobierno español y el Govern catalán. Nadie esperaba un desborde narrativo. Ni creaciones gráficas virales llamando al diálogo. Góngora y Quevedo con dos hashtags en la boca: #parlem, #hablemos. Un  pantallazo del traductor de Google que revela que "Amor" se dice igual en catalán y en castellano.

Hace una semana no entraba en los pronósticos ver a madrileños vestidos de blanco en una abarrotada plaza de las Cibeles. Madrileños sin banderas. Gritando en catalán ("volem parlam"). Bailando sardanas. Escenas similares tuvieron lugar en decenas de ciudades de España gracias a una convocatoria se hizo viral en redes sociales en apenas unos días. El mensaje era simple. Hablamos?. Parlem. Hablemos. Y caló. Sorprendiendo hasta a sus propios organizadores.  ¿Cómo se ha fraguado esta marea blanca de contornos difusos y convocantes desconocidos, a la que se fueron sumando actores sociales y algunos nodos del 15M?  ¿Será capaz de frenar el choque de trenes del conflicto catalán?  ¿Cómo reaccionarán los movimientos sociales ante este nuevo movimiento inesperado?   ¿Y los partidos políticos?

Seguir leyendo »

Experimenta Distrito: hacer ciudad desde los barrios

No es lo mismo pensar la ciudad, que hacer ciudad. No es lo mismo planear la ciudad de forma centralizada que hacerla desde sus prácticas, desde su día a día. No es lo mismo pensar la ciudad desde su centro institucional, que hacerla desde sus barrios. "No hay ninguna lógica que pueda ser impuesta a la ciudad; la gente la hace, y es a ella, no a los edificios, a la que hay que adaptar nuestros planes", afirmaba Jane Jacobs, autora del influyente libro Muerte y vida de las grandes ciudades (1961) y del imaginario de la ciudad viva.

Entre las preposiciones "para" y "desde" hay un mundo, una brecha, un espacio aparentemente insalvable. Pensar la ciudad para los distritos. Pensar la ciudad desde los barrios. Hacer ciudad desde el vecindario. Desde los afectos. El proyecto ExperimentaDistrito, desarrollado por el Medialab Prado de Madrid, se empapa en la profundidad del desde. Y se apoya, a su vez, en el cómo: en una metodología para desarrollar proyectos de forma colaborativa, en red, transversalmente. Personas pensando / haciendo ciudad desde los barrios. Haciendo / habitando los distritos desde los barrios. Gente colaborando alrededor de ideas surgidas desde abajo, desde los problemas y desafíos y sueños concretos del día a día de la ciudad.

Seguir leyendo »

Pasado mañana. Viaje a la España del cambio

Enunciar un mañana es condenarlo a que no exista. O postergarlo a generaciones venideras. Está demasiado lejos. Mañana es una utopía, necesaria para desplazar el horizonte del presente. Pero puede que sea siempre inalcanzable. Decir «mañana España será republicana» es reconocer que tal vez no lo sea nunca. Por el contrario, pasado mañana está a la vuelta de la esquina. Lo tocamos con la punta de los dedos. Es casi real. Escribir este libro bajo el sol brillante del pasado mañana ha sido reconfortante. En un principio el ensayo pretendía visibilizar el profundo cambio de piel que está viviendo España. Describir este cambio que la mayoría de los grandes medios de comunicación está ignorando o desacreditando era una de las motivaciones iniciales. Pero en el camino han surgido motivaciones más profundas. ' Pasado mañana' es un telescopio que transforma en presente el futuro que ya se vislumbra. ' Pasado mañana' es un futuro viable e inspirador para ser habitado. Y enuncia de forma sólida y propositiva una alternativa para España y para el mundo. 

En el frenético año electoral de 2016, la analista política Belén Carreiro confirmaba la nueva realidad del Estado español: «Es una fase totalmente nueva porque la sociedad ha cambiado. La crisis nos ha cambiado. La revolución tecnológica nos ha cambiado. Estamos en una España totalmente distinta». Tras las elecciones europeas de 2014, los medios de comunicación se rendían ante el «sorprendente» fenómeno del nuevo partido Podemos. En 2015, cuando Manuela Carmena y Ada Colau se convirtieron en alcaldesas de Madrid y Barcelona, los medios de comunicación entonaron el tono de sorpresa. Cuando los diputados de Podemos y sus confluencias entraron al congreso tras las elecciones del 20D de 2015, hubo un terremoto. Para los medios, la política representativa apenas coloca sobre la mesa el mundo nuevo que el 15M desplegó. El dedo apunta a la luna y el sistema mira con obsesión el dedo: ¿Quién es esa gente? ¿Quiénes son sus líderes? 

Seguir leyendo »