eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Carolina Silva

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 9

Yo defiendo los derechos humanos. Sería de locos no hacerlo

Cada 10 de diciembre supone un hito en el calendario de las organizaciones sociales; se celebra el Día Universal de los Derechos Humanos. La defensa de uno o varios de estos es el leitmotiv, el motor de la máquina, la razón de ser, la esencia de todas y cada una de las ONG existentes, sea cual sea su ubicación o tamaño. Por eso es un día importante: alzamos la voz, unimos fuerzas, hablamos de nuestro trabajo, llamamos la atención sobre lo (tanto) que queda por hacer, ponemos el foco en datos que queremos cambiar, metemos nuestro discurso en uno o varios trending topics, y lanzamos fotogalerías, reportajes o acciones en medios para que a nadie se le escape que hay mucha gente trabajando para que los derechos humanos sean una realidad para todos y todas, y que nosotros también tenemos cosas que decir. ¡Es el Día Universal de los Derechos Humanos! Sería de locos quedarnos callados.

En Ayuda en Acción, defendemos prácticamente todos los derechos contenidos en la Declaración Universal; los defendemos sobre el papel y lo hacemos, día a día, con nuestro trabajo. Y también hacemos todo lo anterior cada 10 de diciembre, cada año desde hace 35 años. Normalmente nos fijamos e intentamos acompañar la propuesta anual de Naciones Unidas, porque tiene mucha fuerza y porque ayuda a que todos vayamos a una ese día. De poco serviría poner el foco en la libertad o en la educación, si se está hablando de otra cosa. Aprovechar la sinergia del discurso y apropiarnos del lema propuesto para ese año, es la mejor forma de buscar el –aunque sea mínimo– impacto. Sería de locos no aprovechar esa oportunidad.

Seguir leyendo »

Vidas vendidas al mejor postor

Seguir leyendo »

Vendidas por el terremoto: el problema de la trata en Nepal

La tierra tembló en Nepal el 25 de abril de 2015 con magnitud 7,8 en la escala Richter, provocando el caos en uno de los países más pobres de Asia y del mundo, según el Índice de Desarrollo Humano. A las miles de personas fallecidas y heridas, a los millones de afectados y desplazados, se unía también un daño en infraestructuras que colapsaba las comunicaciones, el transporte o el acceso a la educación en 31 de los 75 distritos que forman el país y, principalmente, en Katmandú y en distritos situados en las afueras de la capital como Lalitpur, Nuwakot, Rasuwa, Sindhupalchowk o Dolakha. La tierra volvió a temblar en Nepal el 12 de mayo de ese mismo año. Y el nuevo seísmo, de magnitud 7,3, se llevó por delante los pocos edificios que habían sobrevivido al primer temblor en las zonas más afectadas y la esperanza de recuperar sus medios de vida de millones de personas.

Kanchi Tamang, de 19 años, perdió su hogar y a su madre en el primer terremoto. Un hombre llegó a su aldea y le ofreció trabajo en Dubai junto a otras nueve amigas cuyas vidas también habían sido afectadas por el terremoto. Se hizo pasar por agente de trabajo en el extranjero y les dijo que era necesario hacer escala en la India, en Bangalore, para poder llegar a Oriente Medio. A la hora de viajar, les quitaron el pasaporte y las separaron a todas. Kanchi quiso saber dónde estaban las demás chicas y el hombre le dijo que no hiciera tantas preguntas. En la frontera con India, las chicas fueron interceptadas por Maiti Nepal –organización que lucha contra la trata y con la que trabajamos en Nepal– y fueron salvadas de ser traficadas y vendidas al mejor postor.

Seguir leyendo »

Vencer al hambre en los tribunales

El municipio montañoso de Camotán, al este de Guatemala, es sinónimo de desnutrición: el 89% de su población vive en la pobreza, los recursos hídricos son escasos y la mortalidad infantil es la más alta del país. En noviembre de 2011, utilizando un enfoque basado en derechos fundamentales, la asociación Nuevo Día ayudó a impulsar una demanda insólita contra el Estado en nombre de cinco niños: Dina, Mavélita, Brayan, Mayra y Leonel. El motivo, no protegerlos contra la desnutrición.

La iniciativa fue secundada por 14 organizaciones –entre ellas Ayuda en Acción/ActionAid–, que dieron apoyo a familias de la zona de Camotán para demandar al Estado por vulnerar su derecho a la alimentación, a la vivienda o a la educación. Se decidió que la mejor vía era que los propios menores, cuyas edades comprendían entre los 2 y 10 años, interpusieran la denuncia. El Estado respondió de la peor manera, no sólo intentando anular la sentencia por la vía de amparos, sino castigando a estas familias sin medicamentos y otros recursos básicos.

Seguir leyendo »

España necesita un cambio: que no haya más candidatos a la pobreza

Eduardo Galeano nos dejó este año y entre su enorme legado hay una frase que retumba en mi cabeza de cuando en cuando: “somos lo que hacemos para cambiar lo que somos”. El próximo domingo acudiremos a las urnas a ejercer nuestro derecho a voto. Viviremos unas elecciones históricas, pues nunca antes había habido tal variedad de fuerzas y parece que se avecina un cambio, o al menos cierto equilibrio, en la composición del futuro Parlamento. Las encuestas predicen que el bipartidismo o la polarización social dejarán de ser nuestro único destino. Y el simple hecho de que nuevos partidos y nuevas maneras de hacer adquieran poder, de que se enriquezca el discurso político, de que existan alternativas, es un triunfo para la democracia y para la sociedad. Lo demás, el resultado de las elecciones y el devenir de la próxima legislatura, está por ver.

En Ayuda en Acción, sea cual sea el partido más votado, sea cual sea el color del nuevo Gobierno, pedimos también un cambio: que no haya más candidatos a la pobreza. No queremos seguir leyendo en los periódicos o en la Encuesta de Condiciones de Vida del INE que 1 de cada 3 niños y 1 de cada 5 personas están en riesgo de pobreza y exclusión en España. Casi todo se reduce a una cuestión de oportunidades y, especialmente, a la falta de ellas. Algo contra lo que llevamos luchando los tres últimos años en nuestro país, apoyando a través de, por ejemplo, becas de comedor, a niños y familias que están pasando dificultades. Porque queremos que todos tengan las mismas oportunidades.

Seguir leyendo »

“Me sometieron al matrimonio con 12 años y perdí la virginidad a la fuerza”

Jovita suspira mientras le coloco el micrófono de corbata en un aula vacía del colegio 19 de noviembre, en la parroquia Concepción. “¿Estás nerviosa?”, le pregunto. “Es que les voy a contar cosas que no he contado nunca”, me contesta suspirando. Está sentada frente a grupo de periodistas españoles que hemos viajado a Ecuador para conocer proyectos de derechos de la mujer llevados a cabo por Ayuda en Acción. En el valle del Chota, nos estamos adentrando en el trabajo de la CONAMUNE, Coordinadora Nacional de Mujeres Negras, que desde hace 15 años está luchando por los derechos de la mujer afro en el norte de Ecuador. Ella es una de esas luchadoras.

A sus 50 años, Jovita Mercedes Borja comienza a relatarnos toda una vida de violencia e injusticia. “Me sometieron al matrimonio con doce años. El por qué fue porque en ese entonces, hace 38 años, aún no decidíamos nosotras como mujeres. Decidía el papá, la mamá, los tíos, los abuelos… y tenía que cumplir esa orden, era por miedo”. Antes de casarse, Jovita ya tenía a su cargo a seis hermanos y la responsabilidad de alimentarles; imperaba la creencia histórica de que la mujer debía subordinarse el hombre, que las hermanas debían responsabilizarse de la casa y hacerse cargo de los hermanos. “Entonces los hijos no teníamos que decir nada, simplemente acatar las órdenes, y como yo era la mayor quedaba con los otros seis hermanos, yo cocinaba, iba a la escuela, lo hacía todo en la casa, no me dejaron experimentar quién quise ser”.

Seguir leyendo »

Tenemos un mensaje para el hambre y para la pobreza: ¡Meteos con alguien de vuestro tamaño!

Este niño es huérfano y padece SIDA. Su nombre, edad y la mitad de su rostro se mantienen en el anonimato para proteger su identidad. Vive en la India, donde más de 200.000 niños son portadores del VIH y se calcula que cada año nacen unos 60.000 niños de madres seropositivas. El 30% de los niños que padecen el virus en el país asiático lo contraen ellos mismos. A nivel mundial, la cifra de menores de 15 años enfermos de SIDA suma unos 3.400.000. Casi 7 millones de niños menores de 5 años murieron en 2001 en el mundo, la mayoría de enfermedades prevenibles.  

Seguir leyendo »

Bangladesh: sueños quemados

“Tenía miedo. No sabía si iban a sobrevivir. Inicialmente no sentí enfado o ira, sólo preocupación y miedo”. Estas palabras son de Nurul Islam, padre de Sonali y marido de Khodaja Khatun. Hace diez años que fueron atacados por un miembro de su propia familia. Les roció de ácido mientras dormían con la única intención de culpar a otra persona, un vecino con el tenían una disputa por la propiedad de unas tierras.

Nur sufrió heridas leves, pero los rostros de su hija y de su mujer reflejarán de por vida las terribles secuelas de esta forma de violencia que en el 80% de los casos es causada a mujeres y en el 90% perpetrada por hombres. Sonali apenas contaba 18 días, Khodaja tenía 15 años: “Tardé dos días en tomar conciencia de mi alrededor tras el ataque. Luego me invadió la preocupación por el futuro y los retos que surgirían, mi bebé y yo teníamos la cara desfigurada. Supe que nada sería lo mismo".

Seguir leyendo »