eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Celia Zafra Cebrián

Periodista desde que tengo uso de razón, dicen que especializada en derechos humanos. Algo tiene que ver con esto haber sido responsable de prensa de Amnistía Internacional en España y coordinadora de comunicación de Médicos del Mundo. Como no pude ser alcaldesa, fui jefa de gabinete del alcalde de mi ciudad, Albacete, desde donde impulsamos una de las primeras experiencias de presupuestos participativos municipales. Ahora, ideo aprendizajes participativos en @somoselpuente y soy miembro de la junta directiva de la Asociación de Comunicación para el Cambio Social (@Comunicambiorg). Me encantaría aburrirme, pero tengo dos hijos a los que crío (casi) en solitario en Madrid.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 37

Criar después de la separación: compartir vecindario, discutir por los gastos extra o negociar las clases particulares

Las familia tradicional ya no es tendencia en España. La foto formada por padre, madre e hijos (en plural) se desdibuja por momentos. Hemos pasado de aquella España con premios a la natalidad a ser un país en el que el hogar más habitual está formado por una pareja sin hijos. Y los hogares que más crecen son aquellos en los que hay hijos, pero no hay pareja. Más de la mitad de las parejas –el 57%– que se separan cada año en España tienen descendencia. Ya no son una excepción en la escuela, como en los años 80 y 90. Pero, ¿cómo se adaptan las familias a la crianza una vez que se produce la ruptura?

Pepi Santiago tiene 48 años y vive en Antequera (Málaga). Separada de la que fue su pareja durante dos décadas, han decidido ser vecinos. Literalmente: viven en casas contiguas. "Hemos abierto una puerta entre las dos casas y mi hijo entra y sale", cuenta. "Sé que somos un modelo de familia atípica", dice. Pero funciona. "Lo más difícil es dejar de verse como pareja, porque la mente guarda registros y actuaciones que debes aprender a gestionar, pero pudo más el bienestar de nuestro hijo". La nueva pareja de Pepi ha entendido perfectamente la situación. El niño padece un trastorno del espectro autista y ella cree que esta solución le proporciona el orden y la tranquilidad que necesita.

Seguir leyendo »

Por qué la escuela valora saberse de memoria las tablas de multiplicar pero no la creatividad o la imaginación

Hoy toca mañana en el museo, es una de las salidas escolares programadas en cuarto de primaria. De repente, un alumno que no destaca especialmente por sus resultados escolares empieza a hablar a sus compañeros de algunas obras de arte que conoce. Se nota que se mueve como pez en el agua en ese ambiente. Cuando vuelve a casa, el niño le dice a su madre: "mamá, por primera vez, me he sentido inteligente en clase".

Lo dice feliz, pero la madre se echa a temblar. ¿Cómo puede ser que un niño despierto, con un lenguaje muy rico para su edad, no se haya sentido nunca inteligente hasta ahora? Un niño que reconoce un cuadro de Sorolla desde los dos años y que es capaz de plantearse cuestiones conceptuales sobre justicia social o estereotipos de género. ¿Qué habilidades y capacidades valoran en la escuela para que esta sea la primera vez que un chaval así se siente inteligente?

Seguir leyendo »