eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Dani Cabezas

Periodista y músico madrileño. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense, es redactor jefe de la revista de ciclismo urbano Ciclosfera. Colabora en La Marea, la Cadena Ser y Vice. Es fundador del sello discográfico independiente Anomia y toca en las bandas Le Traste y Blackbox.
  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 122

Australia: protestas masivas y sin precedentes por los derechos de los animales

Nunca antes se vivió algo similar en Australia. Activistas por los derechos de los animales salieron el lunes a las calles de las principales ciudades del país para reivindicar el veganismo y clamar contra la explotación animal. Lo han hecho en el marco de una campaña orquestada por diversas organizaciones, en nueve protestas coordinadas y con un objetivo claro: que fuera "la manifestación por los derechos de los animales más grande del mundo".

Una de las principales protestas tuvo lugar en Melbourne, donde fueron arrestadas 38 personas tras cortar la principal intersección de la ciudad, el cruce entre las calles Flinders y Swanston, por la que cada día circulan decenas de miles de vehículos. Entre ellas, tres adolescentes de solo 15 años que se habían encadenado a sendas furgonetas que bloqueaban el paso del tráfico. En otro punto de la ciudad, varios activistas hicieron lo propio a las puertas del acuario de Melbourne. En Nueva Gales del Sur fueron detenidas otras 9 personas por encadenarse a las puertas de un matadero.

Seguir leyendo »

Los viajeros del Metro de Madrid respiran hasta cinco veces más contaminación que en el exterior

Es un día cualquiera en Madrid. Uno más con el protocolo anticontaminación activado, que en su fase uno obliga a reducir la velocidad en los principales accesos a la capital y en la M-30, en base a la información que recogen diariamente las 24 estaciones de medición de la calidad del aire repartidas por toda la ciudad. Un letrero luminoso hace un llamamiento a los conductores que circulan por las citadas vías: "Utilice el transporte público".

El Metro de Madrid es la joya de la corona de la región. El suburbano del que durante años sacaron pecho las distintas administraciones del Partido Popular -el Gobierno autonómico es el único titular de la compañía- que vendían como "el mejor del mundo". Y un medio de transporte que, el pasado 2018 y coincidiendo con su centenario, batió su propio récord de viajeros: en él se movieron 657,2 millones de personas a lo largo del año, lo que supuso un incremento respecto a 2017 del 4,6 %. Todo ello, pese a las constantes quejas de saturación de los trenes: en enero, FACUA exigió al Consorcio Regional de Transportes de Madrid una auditoría para conocer los niveles de ocupación de la red, especialmente en horas punta, cuando se producen “situaciones de verdadero hacinamiento de los viajeros”.

Seguir leyendo »

Adiós a Vita, icono global del movimiento de liberación animal

Hay imágenes que, si bien no consiguen por sí solas cambiar las cosas, contribuyen de manera decisiva a remover conciencias. Fotografías poderosas, tomadas en el instante preciso, que definen mejor que muchos textos la dimensión histórica de un momento concreto y que, a menudo, sirven de inspiración para seguir trabajando por un mundo más justo.

La perra de raza beagle que ilustra estas líneas fue la protagonista de una de esas imágenes. El 28 de abril de 2012, un grupo de activistas accedió al interior del criadero de Green Hill, en la localidad italiana de Mintichiari, para rescatar a varias decenas de animales que estaban destinados a la experimentación y vivían en condiciones de explotación y maltrato sistemático. Vita fue una de ellas. Con la mirada confusa, circuló entre un mar de manos anónimas que, apartando cuidadosamente los alambres de espinos, la sacaron del centro. Tenía entre dos y tres meses de edad.

Seguir leyendo »

La ultraderecha y la defensa de los animales: el binomio imposible

Ocurrió el pasado 12 de enero en el número 2 del madrileño Paseo de la Castellana, sede actual del grupo neonazi Hogar Social Madrid (HSM). María Girona, presidenta de la Asociación para la Defensa de Víctimas de Injusticias (APADEVI) y responsable de la Sección de Derechos de los Animales del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) participaba en una charla titulada ‘Violencia de género: análisis y realidad’. 

¿Qué hacía una persona relevante del movimiento por los derechos de los animales en la sede de un grupo como Hogar Social Madrid? ¿No chirría ver el logotipo de APADEVI junto al de HSM? Así lo entendieron quienes, tras la denuncia reciente en Twitter por parte del activista por los derechos de los animales Aitor Garmendia (Tras los Muros), reprocharon a Girona haber aceptado la invitación de una de las organizaciones más reaccionarias de la capital, al tiempo que la acusaron de “blanquear el fascismo” y tildaron su presencia en la charla de “vergonzosa”. 

Seguir leyendo »

‘Yo Galgo’: una mirada desgarradora al drama del galgo español

La mirada, inocente y profunda, interpela al espectador. La protagonista es una joven galga, de apenas dos años, que pasa pacientemente el exhaustivo examen de un hombre que evalúa sus cualidades físicas para la caza de la libre. “Le falta altura, larga y pecho”, concluye el galguero tras unos pocos segundos. Ella, paciente, mira a la cámara como preguntándose: ¿qué hago yo aquí?

Al otro lado de esa cámara está el cineasta madrileño Yeray López Portillo. Y ella no es una galga cualquiera, como las centenares a las que cría y entrena el galguero, sino Bacalao, su perra. La que vive con él desde que, tras sufrir una depresión, decidiera compartir su vida con un perro. La que le llevó a meterse de lleno y durante cinco largos años en el mundo de los galgueros para rodar una película sobre el infierno que viven estos perros en España, el único país de Europa que permite esta modalidad de caza. Todo, para tratar de contestar a una pregunta: ¿qué hubiera sido de ella de no haberse cruzado en su camino?

Seguir leyendo »

El sufrimiento de los animales durante el transporte, a juicio

Millones de animales son transportados vivos cada día como parte del proceso para que terminen en un plato. Un proceso que supone, según la FAO, “la etapa más estresante en toda la cadena de operaciones entre la finca y el matadero, lo que contribuye significativamente al maltrato del animal y a las pérdidas de producción”.

Los animales que nos cruzamos constantemente en cualquier carretera viven un auténtico calvario: viajes interminables, mínimo espacio y, a menudo, temperaturas extremas y ausencia de agua. Una violación sistemática de la normativa vigente de protección de los animales durante su transporte, recogida en el Reglamento (CE) 1/2005, que ya en su prólogo recomienda “limitar en la medida de lo posible los viajes largos" para limitar el estrés, la ansiedad y el miedo que sufren, y que establece la obligación de evitar que sean heridos o sufran de forma indebida, haciendo referencia explícita a factores como la longitud de los trayectos, el acondicionamiento de los vehículos y habitáculos, el espacio mínimo, la formación adecuada de los profesionales o la necesaria oferta de agua, comida y descanso durante el recorrido. Un texto que se queda en en mera declaración de intenciones, cuando no en papel mojado, tal y como demuestran las sucesivas investigaciones e incluso un reciente informe de la Corte Europea de Auditores.

Seguir leyendo »

Piscifactorías: el infierno está en el agua

Cuando se habla de derechos de los animales, los peces son los grandes olvidados. De hecho, las cifras oficiales de animales que mueren cada año para servir de alimento a la humanidad ni siquiera los contemplan por número de individuos, sino por toneladas. En concreto, 171 millones al año, según el último informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Un número que, si se parte de un cálculo estimado de 2 kilos por animal, equivaldría a 85.000 millones de peces. Y las proyecciones no paran de crecer: la propia FAO calcula que de cara a 2030 se alcanzarán los 200 millones de toneladas de capturas anuales.

La sostenibilidad del modelo de consumo actual de pescado es puesta en duda no sólo desde la óptica antiespecista: también por parte del ecologismo. En una ocasión, durante un viaje en barco como periodista invitado por una conocida organización ecologista, me llamó la atención que prácticamente ninguno de los activistas fuera vegano. Ni siquiera se declaraban vegetarianos: todos comían carne. Más allá de ser conscientes de la necesidad de reducir su consumo o recomendar la mal llamada “carne ecológica”, apenas encontré en ellos reflexión sobre la relación directa que la carne tiene con problemas supuestamente marcados en rojo en la agenda ecologista, como el cambio climático, la contaminación del suelo o la huella hídrica de los alimentos. Por contra, eran mayoría los que excluían el pescado de su dieta como respuesta a prácticas como la pesca de arrastre o el impacto de la acuicultura intensiva. Todos eran conscientes de las graves consecuencias para el ecosistema marino que tiene la forma en que obtenemos hoy día el pescado que llega a los mercados.

Seguir leyendo »

El #AmazonMassRescue se salda con medio centenar de detenidos

McCoy Poultry Services es una de las más importantes granjas avícolas de la ciudad californiana de Petaluma, a 60 kilómetros de San Francisco. Una explotación ganadera de 13 hectáreas (unos 130.000 metros cuadrados) de cuyas instalaciones salen los pollos que suministran, entre otros, a Amazon Fresh, empresa dedicada a la distribución de alimentos subsidiaria de la todopoderosa multinacional estadounidense.

Pese a venderse en Amazon como “gallinas de corral procedentes de la ganadería ecológica”, en lo que va de año la granja ha sido escenario de tres protestas protagonizadas por grupos de defensa de los animales. Los activistas han documentado en vídeo las condiciones extremas de hacinamiento del lugar: los animales sufren desnutrición y deshidratación por la falta de acceso a comida y agua potable, quemaduras de amoniaco por tener que vivir entre desechos y la rotura de sus extremidades por el constante pisoteo. En las imágenes pueden verse pollos muertos, moribundos o gravemente enfermos.

Seguir leyendo »

La granja de los horrores de Gama, Cantabria

La imagen daba escalofríos. El pasado 23 de marzo, la Guardia Civil llegaba a una vaquería del barrio de La Bodega, en la localidad cántabra de Gama, con una orden judicial bajo el brazo. La jueza del Juzgado de primera instancia número 2 de Santoña obligaba a requisar a los animales tras una denuncia que había corrido como la pólvora por las redes sociales: una activista de la Asociación Huellas Cantabria había grabado y fotografiado a los animales en un estado deplorable: prácticamente en los huesos, sin apenas poder moverse y sin asistencia veterinaria. Una situación que ya había sido denunciada ocho meses atrás por la Asociación Alddea, que incluso había interpuesto una querella criminal contra el responsable de la instalación.

El ganadero no recibió de buen grado la presencia de los agentes, e incluso se negó a abrir las puertas de la cuadra. Los vecinos asistían entre curiosos y atónitos a la escena, aunque algunos se solidarizaban con el ganadero. “Nunca he visto maltrato. No me parece que las vacas estuvieran mal. Nada que no sea habitual, vamos”, declaraba uno de ellos a El Diario Montañés. También había quien celebraba la intervención de la Guardia Civil. “Ya era hora de que se las llevaran: las tenía berreando en la hierba pidiendo comida todo el día”, apuntaba otro vecino.

Seguir leyendo »

'Arte' a costa del sufrimiento animal

Un fuerte olor impregna la céntrica calle Doctor Fourquet, en el popular barrio madrileño de Lavapiés. Procede de la entreabierta puerta de la galería Theredoom, en el número 1, donde este jueves se inauguró una exposición que permanecerá hasta este mismo sábado.

La imagen es dantesca: 15 ovejas se hacinan en un minúsculo recinto vallado en el que también hay un urinario, ante el asombro y la incredulidad de los viandantes. Se dan cabezazos unas a otras. Pugnan, sin éxito, por conseguir un poco más de espacio vital que sencillamente no existe. A su alrededor, una trabajadora de la galería barre, impasible. "Pasa, pasa. Estamos abiertos. Es que acaban de comer, por eso estoy limpiando".

Seguir leyendo »