eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Fernando Arancón

Fernando Arancón es codirector y analista en El Orden Mundial

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 49

La Internacional euroescéptica, ¿un fantasma sobrevalorado?

Los ciudadanos de la Unión Europea votarán entre el 23 y el 26 de mayo en las elecciones al Parlamento Europeo, como ocurre cada cinco años. También en Reino Unido, donde el progresivo aplazamiento del Brexit les ha llevado a coincidir con estos comicios que deben celebrar obligatoriamente mientras sigan siendo un Estado miembro.

La gran diferencia en esta cita, al menos en apariencia, es el tremendo auge de las formaciones euroescépticas y eurófobas que pueblan Europa y que, previsiblemente, van a lograr en estas elecciones europeas unos resultados moderadamente positivos pudiendo llegar a ser tercera fuerza en el Parlamento.

Seguir leyendo »

Estados Unidos sigue tensando la cuerda con Irán: qué busca y qué puede pasar

Hace un año, Trump decidió anunciar la salida unilateral de Estados Unidos del acuerdo nuclear que se había firmado entre las potencias del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas —Rusia, China, el Reino Unido y Francia— y Alemania con Irán. Su argumento principal era que Teherán no respetaba los acuerdos firmados y por ello se había convertido en una amenaza de primer nivel para la seguridad estadounidense, cuando ninguno de los organismos encargados de monitorizar el cumplimiento de estos acuerdos habían concluido tal cosa; al contrario, certificaban que Irán estaba siguiendo escrupulosamente con lo acordado.

Quedaba así herido de muerte uno de los tratados que más tiempo y esfuerzo había costado alcanzar en los últimos tiempos. Irán había pasado de ser un país a la defensiva y que amenazaba con convertirse en potencia nuclear a un aperturismo inédito y que había renunciado de forma clara y pública a hacerse con armas nucleares. El consenso alcanzado en la comunidad internacional para lograr este compromiso de Irán también es digno de mención: las principales potencias del planeta lo aprobaron, así como la propia ONU, algo que en estos tiempos es más excepción que norma.

Seguir leyendo »

Guaidó se la juega a un golpe de Estado… que probablemente pierda

No es sencillo dar un golpe de Estado. De hecho, la mayoría de ellos acaban fracasando por los motivos más variopintos. En un golpe que pretenda ser exitoso es conveniente tomar los aeropuertos, estaciones de ferrocarril, emisoras de radio y televisión y edificios gubernamentales clave, desde ministerios al palacio presidencial. Puestos a pedir, retener a figuras fundamentales del Estado, desde el ministro de Defensa al presidente, ayuda bastante a una consecución favorable del golpe.

Guaidó y Leopoldo López no consiguieron ayer ninguno de ellos. Antes de que saliese el sol en Caracas, el presidente encargado se plantó en las afueras de la base aérea de La Carlota acompañado de Leopoldo López, figura clave de la oposición hasta ese momento confinado en arresto domiciliario, un puñado de soldados y varios vehículos blindados. Desde ahí y a través de distintos vídeos en directo en las redes sociales, Guaidó llamó al “cese de la usurpación” y a una nueva fase de la llamada Operación Libertad, y para ello invitó a los militares a sumarse en lo que en la práctica suponía una llamada al alzamiento militar en todo el país para forzar la caída del Gobierno de Nicolás Maduro, acompañado de un masivo acompañamiento civil en las calles.

Seguir leyendo »

Tras la guerra comercial con China, Trump pondrá la vista en la Unión Europea y Japón

Trump esconde una paradoja: aunque es considerado a menudo como el ejemplo de la antipolítica por su discurso populista, su insistente cruzada contra los medios de comunicación, su desmedido apego por el uso de Twitter y una irreverencia política que escandalizaría a quienes fundaron la república estadounidense, lo cierto es que cumple con aquello que promete. No con todo, desde luego, pero mantiene unos porcentajes de promesas cumplidas —y otra importante proporción de iniciativas prometidas en tramitación— que, si ocurriesen a este lado del Atlántico, serían considerados una gestión con importantes niveles de cumplimiento electoral.

Otro cantar es que sea positivo —o simplemente nos guste— aquello que promete. Trump prometió sacar a Estados Unidos del Tratado Transpacífico (TTP) y lo hizo —aunque pueda considerarse una medida contraproducente para los intereses geoeconómicos de Washington—; prometió que renegociaría el TLCAN, ese tratado de libre comercio que mantenía desde los noventa con México y Canadá, y lo hizo; prometió que China no jugaría con tanta ventaja en su comercio con Estados Unidos… y también lo está consiguiendo.

Seguir leyendo »