eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Garbiñe Biurrun Mancisidor

Garbiñe Biurrun Mancisidor (Tolosa, 1960). Hija, hermana, madre de dos hijos, amiga y ciudadana responsable. Estudié Derecho porque confiaba en poder ir cambiando el mundo y aún creo en ello. Soy profesora de Derecho del Trabajo en la UPV/EHU, me hice jueza y la profesión me atrapó. Entonces tuve que dejar mi militancia política y sindical - que la tenía -. Llevo muchos años en la jurisdicción social, resolviendo conflictos laborales y viendo de primera mano los  efectos de las decisiones políticas en nuestras vidas y explicando también todo esto a mi alumnado. He ido diversificando mis actividades para una mayor eficacia en eso de transformar la realidad. Por eso, pienso, hablo, opino, me manifiesto y comparto mis preocupaciones, que son muchas y graves, lo que me ha llevado a luchar contra las violencias, por la libertad y la justicia, por el derecho a decidir... Hoy, entre otros compromisos, soy también Presidenta del Patronato de la Fundación Anesvad. Sobre todo, soy feminista porque sigo sin entender la tremenda desigualdad que, en todo el mundo, se nos impone a las mujeres.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 612

Pactos, tres en uno: amarrar, matizar y continuar

No se puede dudar de la capacidad de Pedro Sánchez – en todas sus versiones, pasadas, presentes y futuras – para sorprender a propios y extraños. Quizá incluso para sorprenderse a sí mismo.

Tampoco se puede dudar de su capacidad para generar, respecto de cualquier asunto o cuestión, argumentos de lo más curioso, insólito, osado, incongruente o ilógico. Y de hacer que tales argumentos sean repetidos una y otra vez por su gente más cercana.

Seguir leyendo »

Tortura: más allá (acá) de la dictadura

La muerte "en la cama" de Juan Antonio González Pacheco, de significativo alias "Billy el Niño", obliga a reflexionar sobre un buen número de cuestiones, por lo que, desde luego, dado el perfil del fallecido según numerosos tremendos testimonios, la tortura es una de ellas.

Es "sabido", o creído de muy buenas fuentes, al menos, que el susodicho torturó cruelmente a muchas personas y que lo hizo, en su mayor parte en la Dictadura franquista y los primeros años posteriores a la misma. Pero ello en modo alguno significa que la tortura sea un asunto del pasado. Es más, al menos hasta demasiado recientemente, ha estado presente y ha sido un método de "investigación" de delitos, normalmente relacionados con el terrorismo, aunque no solo.

Seguir leyendo »

Mala semana para la libertad de expresión

Curiosa e interesante semana –dentro de la ya extraordinaria situación en que vivimos desde el 15 de marzo– respecto a la libertad de expresión. Podrá pensarse –espero que no– que, con la que está cayendo, este derecho es un "lujo" del que se podría prescindir si fuera preciso y que lo único importante ahora es salir del gran problema que tenemos planteado. Esto sería un enorme e irresponsable error de consecuencias incalculables.

Dos hechos relevantes han tenido lugar en los últimos días relativos al derecho a la libre expresión, hechos bien distintos, con bien distinta trascendencia, pero ambos muy ilustrativos de la cuestión.

Seguir leyendo »

Lejos de la victoria –pero victoria–

Otra tarde de domingo –¡y van ya creo que diez, contando también los sábados!– con discurso del presidente del Gobierno acerca de la Covid-19, de las medidas adoptadas o por adoptar y de la marcha de la lucha contra el virus. Otro discurso para repetir lo que ya conocíamos, o sea, que esto va a ser largo, que volvemos –como ya se nos ha anunciado durante toda la semana– a las medidas de aislamiento y confinamiento iniciales, las de la primera quincena, abriéndose la mano en cuanto a la actividad de los sectores económicos no esenciales, lo que genera enormes dudas en sectores productivos y también políticos –incluido, según se dice, el partido con el que comparte Gobierno, pues parece que la representación gubernamental de Unidas Podemos no vería con buenos ojos esta apertura–.

Ha dicho el presidente, entre otras cosas, que estamos "todavía lejos de la victoria", en frase que supone un ejercicio de optimismo iluso o, incluso, de ceguera hiriente ante la durísima realidad que tenemos delante. ¿Cómo que "todavía lejos de la victoria"? Lo que ocurre es que estamos cada día un día más lejos de un final victorioso –si es que se puede utilizar este término de ninguna manera–, pues cada día fallecen al menos los cientos de personas de los que se da cuenta oficial, sin olvidarse de quienes no han sido objeto de cómputo por no haber sido previamente diagnosticadas.

Seguir leyendo »

Improvisando mal

Dijo Mark Twain que "suelen hacer falta tres semanas para preparar un discurso improvisado". Ciertamente, la improvisación requiere preparación, estudio y planificación, sea para un discurso, sea para una decisión en cualquier terreno. La improvisación no preparada resulta una mera ocurrencia, una idea inesperada cuyos efectos y resultados no se han calibrado en ningún momento en su integridad.

Y esto es lo que estamos sintiendo, al menos una parte de la ciudadanía. Que el presidente Sánchez improvisa constantemente, pero que improvisa mal, sin estudiar las decisiones y, además, contradiciendo lo sostenido hasta escasos momentos antes.

Seguir leyendo »

Los discursos de esta crisis y la crisis de estos discursos

Llevamos varias semanas de crisis de la enfermedad COVID–19 y también varios discursos relevantes. Relevantes por quien los ha pronunciado y por el momento de crisis de salud y sanitaria y de zozobra y angustia ciudadanas, con un número conocido de contagios que no cesa de aumentar y de personas fallecidas que también se incrementa cada día.

En este contexto, es perfectamente comprensible que la ciudadanía esté –estemos– pendiente no solo de las noticias y de los concretos datos que se nos proporcionan, sino también de los mensajes y acciones previstas por quienes tienen las máximas responsabilidades en el país.

Seguir leyendo »

Estado de estupefacción y cabreo

El presidente Sánchez, en su comparecencia del sábado, tras decretar el Consejo de Ministros el estado de alarma, además de explicar las medidas que se habían aprobado, se refirió reiteradamente a la protección de los ciudadanos españoles, de nuestros mayores, a la gran valía del país y a que íbamos a vencer al virus. Seguro que ha resultado útil a muchas personas ver reforzados sus sentimientos de pertenencia y de seguridad en nuestro sistema sanitario y político. Pero no termina ahí todo.

El Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, comienza refiriéndose a que la Organización Mundial de la Salud elevó el pasado 11 de marzo de 2020 la situación de emergencia de salud pública ocasionada por el COVID-19 a pandemia internacional y que la rapidez en la evolución de los hechos, a escala nacional e internacional, requiere adoptar medidas inmediatas y eficaces para hacer frente a esta coyuntura, así como que las circunstancias extraordinarias que concurren constituyen una crisis sanitaria sin precedentes y de enorme magnitud tanto por el muy elevado número de ciudadanos afectados como por el extraordinario riesgo para sus derechos.

Seguir leyendo »

¡Todas juntas por la libertad y la igualdad!

Podía haber dejado escrito este texto el sábado y haber disfrutado el domingo entero tranquilamente. Pero no pude. Seguramente no habría dicho cosas muy distintas de las que hoy digo, pero necesitaba la emoción y, más bien, la presencia cercana de todas las mujeres del mundo.

Digo todas, sí. Porque, aunque yo estuve en los actos de mi pueblo, en Tolosa, compartiendo ayer la manifestación del mediodía, con muchas mujeres y menos hombres, lo cierto es que allí nos solidarizamos con el sufrimiento –inconmensurable– y la rabia –tanta–, compartimos la necesidad –tan urgente– y la esperanza –posible– de un presente-futuro distinto y sentimos la energía de todas. Todo esto ha penetrado en todos los lugares, en todos los corazones y en todas las luchas. Ayer esto se sentía así.

Seguir leyendo »

Dimisiones en la política vasca: similitudes y diferencias

¿Quién decía que, por aquí, "dimitir" era solamente un nombre ruso? ¿Cuántas veces hemos reclamado a dirigentes varios la asunción de sus responsabilidades? A la primera pregunta, contesto que, entre mucha gente, yo misma. A la segunda, que en infinidad de ocasiones.

Pues bien, parece que los tiempos están cambiando, al menos en parte y desde luego en Euskadi. Y además, en momentos especialmente complicados, a las puertas de unas elecciones autonómicas que, como de costumbre, serán, según se dice siempre, "determinantes" de nuestro futuro más inmediato.

Seguir leyendo »

Culpas y disculpas de Urkullu. Lo que se ha derrumbado en Zaldibar

Pedir disculpas por los errores cometidos es importante. E imprescindible para la sana convivencia en todos los terrenos. Pedir disculpas supone admitir las debilidades propias y saber comprender las ajenas, exige humildad para mostrarnos como somos y también la seguridad de tener la fuerza para intentar no volver a caer en el mismo error.

En el mundo de la política no es frecuente escuchar peticiones de disculpas. Más bien es muy raro. Tanto, que muy pocas veces son disculpas de verdad, sin matices que las empañen. Menos frecuente es aún que a la petición de disculpas se una la consiguiente asunción de responsabilidades de cualquier tipo.

Seguir leyendo »