eldiario.es

9

Garbiñe Biurrun Mancisidor

Garbiñe Biurrun Mancisidor (Tolosa, 1960). Hija, hermana, madre de dos hijos, amiga y ciudadana responsable. Estudié Derecho porque confiaba en poder ir cambiando el mundo y aún creo en ello. Soy profesora de Derecho del Trabajo en la UPV/EHU, me hice jueza y la profesión me atrapó. Entonces tuve que dejar mi militancia política y sindical - que la tenía -. Llevo muchos años en la jurisdicción social, resolviendo conflictos laborales y viendo de primera mano los  efectos de las decisiones políticas en nuestras vidas y explicando también todo esto a mi alumnado. He ido diversificando mis actividades para una mayor eficacia en eso de transformar la realidad. Por eso, pienso, hablo, opino, me manifiesto y comparto mis preocupaciones, que son muchas y graves, lo que me ha llevado a luchar contra las violencias, por la libertad y la justicia, por el derecho a decidir... Hoy, entre otros compromisos, soy también Presidenta del Patronato de la Fundación Anesvad. Sobre todo, soy feminista porque sigo sin entender la tremenda desigualdad que, en todo el mundo, se nos impone a las mujeres.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 378

Hecho lo imposible. Ahora solo queda lo obligado y lo muy difícil

Resultaba que para el hoy presidente Sánchez no podía haber un gobierno de coalición, por muchas razones: porque ni se sumaba mayoría absoluta, ni podía haber dos gobiernos en uno, ni cabía en cabeza alguna que se integrara en él el candidato de Unidas Podemos (UP) a la presidencia...

Resultó también que con esos mimbres no hubo gobierno y que, tras otras elecciones, la cosa aún estaba más complicada, por lo que todos los problemas se resolvieron de inmediato y lo que no podía ser se convirtió en la mejor fórmula posible para el progreso social. Y que quien no iba a poder dormir lo hace a pierna suelta –o eso es de esperar–.

Seguir leyendo »

Con el pasado, pelillos a la mar: por una mayoría de gobierno

Dice el Diccionario de la RAE que la expresión "pelillos a la mar" manifiesta el deseo de olvido de agravios y el restablecimiento del trato amistoso. Se dice, para explicar su origen, que en la Andalucía del siglo XVII se hacían las paces cortándose algunos pelos y echándolos al aire, como si los agravios se los llevara también el viento y llegaran a la mar. Pues bien, esto y no otra cosa es lo que he visto estos últimos días previos al debate y primera votación de investidura del candidato Sánchez.

Bueno, debiendo matizar, porque "pelillos a la mar", la verdad, solamente para algunos, para quienes quieren avanzar en muchos terrenos y tienen la sana, decidida y complicada disposición de contribuir a algunos cambios, más o menos (des)interesadamente.

Seguir leyendo »

Sánchez, ¿en funciones de qué?

Aunque no soy yo muy partidaria de balances, listas de éxitos o de fracasos, libros más vendidos, personas más influyentes, etc., ahora que cerramos año y década parece obligada una cierta valoración de la marcha de nuestras vidas y de cómo influyen en ellas las decisiones de las instituciones del Estado. Máxime cuando alguna de ellas está "en funciones" y actúa como si estuviera "ausente". Máxime cuando resulta que, incluso en el filo de la campana, terminando el año, se nos vuelve a sorprender con decisiones tan preocupantes como la de no intervenir en la regulación del Salario Mínimo Interprofesional o la revalorización de las pensiones para el año 2020.

Pues bien, cada vez es más claro que las políticas públicas tienen una gran trascendencia en nuestras vidas, individuales y colectivas –sí, en plural, porque yo personalmente tengo varias vidas colectivas– y que los tiempos están cambiando, pues apreciamos realmente el papel de lo público en nuestro bienestar, en sentido amplio. Y es muy claro también que son estas políticas públicas las que pueden y deben garantizar nuestra seguridad, nuestra libertad y nuestra igualdad.

Seguir leyendo »

Las epifanías de ida y vuelta del Supremo y de Sánchez

Dicen que podría haber investidura de Sánchez como presidente del Gobierno antes del 6 de enero. Como de costumbre, no lo sé. Pero, en todo caso, antes de que esto ocurra, ha habido ya y va a tener que haber todavía varias epifanías, todo antes del día bajo cuyo nombre la Iglesia católica celebra la fiesta dicha "de Reyes".

El Diccionario de la RAE define "epifanía" como "manifestación, aparición o revelación" y es claro que tales hechos o sensaciones se han producido, sin duda, en el Tribunal Supremo y en el PSOE –y en Sánchez y su Gobierno actual–. De lo contrario, algunos acontecimientos ya ocurridos no serían explicables y otros por llegar no serían comprensibles.

Seguir leyendo »

Terror y vergüenza en Aranda de Duero y respuesta judicial

Terror el que, sin duda, sufrió la adolescente de quince años violada, según la Audiencia Provincial de Burgos, por los tres exjugadores del club de fútbol La Arandina condenados por dicho tribunal a penas de 38 años de prisión cada uno.

Terror y horror los que, sin duda, se desprenderán de la lectura de los hechos probados de la sentencia –que aún no conozco en su integridad–, teniendo en cuenta las agresiones sexuales sufridas en el entorno intimidatorio que se habría producido.

Seguir leyendo »

Negociaciones a fuego lento

Es más que posible que, mientras escribo estas líneas, las varias negociaciones abiertas por Sánchez para lograr su investidura estén muy avanzadas. Pero también es posible lo contrario, esto es, que la cosa vaya, no sé si para muy largo, pero sí para más largo de lo previsto y deseado por el PSOE. No lo sé, la verdad.

Claro que, después del supersónico acuerdo con UP, todo podría ser. Aunque, como dije hace pocas semanas, dicho acuerdo lo fue entre Sánchez e Iglesias, luego ratificado por las bases de ambos grupos –permítanme que me ahorre la opinión sobre estas consultas postacuerdo desde la perspectiva de la democracia interna–, pero, en todo caso, con escaso contenido real todavía, lo que también se estaría negociando ahora, o eso es de esperar.

Seguir leyendo »

Cordones sanitarios

En su origen, esta expresión se refería a los medios para frenar el avance de enfermedades infecciosas, plagas, epidemias…, tales como la limitación de los movimientos de personas en una determinada área geográfica, fijando fronteras para detener su propagación. Está claro que un cordón sanitario de esta naturaleza restringe derechos fundamentales, como la libertad de movimientos, pero tiene una finalidad tal que la restricción es asumida como necesaria, racional y proporcional.

Hoy, los cordones sanitarios tienen también que ver con medidas políticas para evitar la expansión de determinadas ideas, de su representación en las instituciones democráticas e, incluso, de su presencia en la sociedad a través de los medios de comunicación.

Seguir leyendo »

Corrupción devastadora

Pocos días después de conocer la sentencia del caso de los ERE en Andalucía, me resulta imprescindible una reflexión, siquiera mínima, sobre la corrupción política, en sí misma considerada. Más allá de los casos concretos y más allá de los reproches recíprocos que se dirigen las fuerzas políticas principalmente responsables de tales conductas.

No sé si Chaves y Griñán son culpables –por el momento así lo afirma la Audiencia Provincial de Sevilla, que ha dictado la sentencia–. Tampoco sé si lo son los condenados en el caso Gürtel –aunque también así lo decidió la Audiencia Nacional–. Ya lo decidirá el Tribunal Supremo cuando corresponda. Y los restantes tribunales a los que lleguen ambos y otros procesos.

Seguir leyendo »

Lo que pudo haber sido y será... (espero)

He tenido muchos sustos las noches electorales, normalmente malos, de los de muerte –entre susto y muerte–. Y los días siguientes ya no había posibilidad de recuperarse, la verdad. El susto era real, sin paliativos y sin futuro, hasta la siguiente ocasión. Y así sucesivamente.

El 10 de noviembre, también fue noche de susto-muerte. Fue noche de la que, conociendo el pasado reciente, con los resultados en la mano, cabía pensar que todo había terminado para la izquierda: un candidato, el más votado, que no iba a poder dormir en un Gobierno de coalición y que, de hecho, no lo formó a tiempo, no abría puertas a una realidad diferente.

Seguir leyendo »

Y tú y yo, ¿de qué dependemos para votar?... Pues ya está

Escribo esto en la jornada de "reflexión". Hemos avanzado mucho, vaya que sí, pues este año de 2019 hemos tenido ya tres de estas. Tres oportunidades que nos dan para reflexionar, así, por decreto. Pero ya basta, ya es suficiente, no vayamos a pasarnos de pensar y liarla. En todo caso, puestas a pensar, mejor hacerlo hoy que mañana, cuando la cosa no tiene arreglo –como si lo fuera a tener en otro caso–.

El problema estriba en el objeto de la reflexión. No, no es cosa fácil determinarlo, no se crean. Al margen de las reflexiones de cada cual sobre las cuestiones más diversas y que personalmente nos preocupan –sobre esto también conviene echar una pensada de vez en cuando, para lo que podríamos aprovechar la jornada oficialmente prevista para ello–, es claro que es el día para pensar en el "voto". En el voto, de manera amplia, en si voto, por qué voto, qué tiene que mover mi voto y, en consecuencia, a quién voto.

Seguir leyendo »