eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Guillem Vidal

Guillem Vidal es investigador doctoral en el Instituto Universitario Europeo (EUI) en el marco del proyecto POLCON. Su tema principal de investigación trata sobre la reestructuración del espacio político en el sur de Europa desde la Gran Recesión. Es licenciado en Economía Política por la Universidad de Utrecht (USE) y tiene una maestría en Relaciones Internacionales por el Institut Barcelona d’Estudis Internacionals (IBEI).

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 51

¿Con o sin cebolla?

La tortilla de patatas es uno de los platos más populares de la gastronomía española. También uno de los más polémicos, pues provoca auténticas discusiones sobre la mejor forma de cocinarlo. Hasta ahora disponíamos de muy poca información acerca de las verdaderas preferencias de los españoles. Este grave vacío de conocimiento sobre uno los más importantes debates culinarios contemporáneos llega a su fin con una encuesta difundida a través de Twitter en la que han participado más de 4.100 personas. Por fin podemos analizar en detalle lo que la opinión pública nos dice sobre este exquisito manjar. La ciencia, al fin, al servicio del paladar.

No sorprenderá demasiado al lector saber que, según la encuesta, más de un 85% de españoles afirma haber cocinado alguna vez una tortilla de patatas, llegando casi al 90% en comunidades como Galicia y el País Vasco. Aunque no es tan fácil de cocinar –todos nos hemos llevado algún disgusto al darle la vuelta– el paladar nos exige aprender: al ser preguntados "cuánto diría que le gusta la tortilla de patatas en una escala del 0 al 10 en que 0 significa 'nada' y 10 significa 'mucho", más de un 80% de los respondientes se posicionaron en un 8 o más. Hasta aquí los datos de transversalidad. Veamos a las divisiones.

Seguir leyendo »

¿Cómo ha cambiado la crisis nuestro conflicto político?

Las campañas electorales son el período en el que los partidos ofrecen más información sobre sus posiciones políticas y los temas de la agenda pública que consideran prioritarios. Para ello, sacan el máximo partido del espacio y el tiempo que logran en los medios de comunicación. Y es a estos mismos medios de comunicación a los que los ciudadanos recurrimos para conocer cuáles son las prioridades políticas de cada formación. Con vistas a las elecciones del próximo domingo en este post repasamos la evolución de los temas que han articulado el conflicto político en España para entender mejor los cambios políticos de los últimos tiempos.

En el marco del proyecto POLCON nos hemos propuesto estudiar la evolución del conflicto político y las campañas electorales en doce países europeos, comparando datos de las elecciones celebradas durante la crisis con las del periodo anterior. Para ello analizamos el contenido de los dos periódicos de mayor tirada durante los dos meses previos a las elecciones, lo que nos permite identificar qué temas reciben más atención, por parte de qué partidos y cómo éstos se posicionan (en el final de este post puede consultarse con mayor detalle en qué consisten estos análisis y una lista exhaustiva de los temas codificados).

Seguir leyendo »

Cuando la corrupción es eficiente

Cuentas en Suiza. Cargos a dedo. Sobres. ERES. Tarjetas ‘black’… La lista parece interminable. La corrupción política en España se encuentra hoy en el epicentro de la actualidad. Los barómetros del CIS no dejan lugar a dudas: el fraude y la corrupción se han convertido en uno de los principales problemas para los ciudadanos desde el inicio de la Gran Recesión en 2008. Es natural. Al fin y al cabo, la corrupción es la principal causa del deficiente funcionamiento de nuestras instituciones… ¿acaso no es así? Aun a riesgo de caer en cierta provocación, argumentamos lo contrario. La corrupción puede resultar incluso eficiente.

En primer lugar, debemos diferenciar entre dos tipos de corrupción. Por un lado, existe la ‘corrupción como extracción’ de recursos públicos a través de la privatización de beneficios (robo, desfalcos, cajas ‘b’, retribuciones ilegales, etc.). Se trata, en esencia, de redistribuir de manera directa el dinero de todos hacia los bolsillos de aquellos que controlan el sistema.

Seguir leyendo »

Gobiernos (Ir)responsables

La era de la democracia de partidos ha llegado a su fin. Así comienza uno de los libros póstumos del maestro Peter Mair titulado ‘Gobernando el Vacío’ (Ruling the Void, 2012). A través de un viaje empírico sobre los cambios en las múltiples dimensiones del comportamiento político, el autor vaticina el progresivo desfallecimiento del modelo occidental de democracia Europeo. Los síntomas resultan, si más no, convincentes.

La desconexión entre los partidos políticos y la ciudadanía ha llegado a niveles extraordinarios. La claras líneas ideológicas que los partidos políticos representaban, y que antaño abarcaban marcadas circunscripciones, se han difuminado. Los ciudadanos nos hemos convertido en votantes amorfos reticentes al compromiso que supone la afiliación partidista. De actores principales, los partidos políticos han pasado a ser gigantes con pies de barro incapaces de sustentar la democracia en su forma actual.

Seguir leyendo »

Lea más periódicos y le gustará más su democracia

Según los datos de la última ronda de la Encuesta Social Europea (ESE) en 2012, los países en que sus ciudadanos muestran un alto interés por la política también tienden a sentirse más satisfechos con su democracia. A pesar de que pueda tratarse de una relación no causal, es decir, que un mayor interés no genere una mayor satisfacción, se trata de una evidencia poco casual.

Si nos fijamos en los países que componen cada extremo del gráfico no es difícil discernir entre los países del Sur o la periferia de la UE, donde tanto el interés como la satisfacción son bajos, y los del Norte o centro, dónde ocurre todo lo contrario. Entre el primer grupo podemos encontrar países como España o Portugal junto con países de tardía incorporación a la UE como Eslovenia o Rumania. A medida que los niveles de satisfacción e interés por la política aumentan aparece un segundo grupo compuesto por países nórdicos como Dinamarca, Finlandia, Noruega, Suecia, Suiza, y en menor medida Alemania, Holanda, Francia o Reino Unido.

Seguir leyendo »

¿Qué pasa cuando las elecciones no sirven para castigar a los políticos que se lo merecen?

Una dificultad compartida por los ciudadanos del Sur de Europa es la de cómo identificar con precisión qué políticos son responsables de la crisis económica y cuáles de ellos deberían ser castigados. Tampoco está claro que las alternativas políticas que ofrecen los grandes partidos con opciones de gobernar sean diferentes y que un cambio de color en el ejecutivo pueda suponer un cambio sustancial, especialmente en materia económica. Este es un argumento que retomaremos más adelante. Por ahora nos limitaremos a afirmar que la principal consecuencia de que las elecciones no estén cumpliendo con su papel de legitimación de la democracia es que la frustración de los ciudadanos se está proyectando de manera indiscriminada hacia todas las instituciones políticas clave, en especial el gobierno, el parlamento y los partidos políticos.

La Gran Recesión que comenzó en 2008 ha provocado un aumento exponencial de la insatisfacción política respecto al sistema democrático en los países del sur de Europa. Los niveles de desconfianza hacia las instituciones políticas clave se encuentran en su punto más alto en Grecia, Portugal y España. Como puede observarse en el gráfico 1, los resultados del Eurobarómetro entre 1986 y 2013 indican que una gran proporción de ciudadanos del sur del Mediterráneo son más escépticos con el funcionamiento de la democracia, especialmente desde el colapso de Lehman Brothers, que queda recogido en el gráfico a través de una línea roja punteada vertical.

Seguir leyendo »

¿Cuándo nos importa la corrupción?

Según los datos de la ONG Transparencia Internacional (línea superior del gráfico), España obtuvo su peor resultado histórico en los índices de corrupción en el año 2013. Asimismo, las encuestas del CIS sobre las preocupaciones de los ciudadanos indican que a partir del inicio de la Gran Recesión en septiembre de 2008, la corrupción se convirtió en una de las mayores preocupaciones de los españoles. La corrupción y el fraude pasó a ser el segundo problema más importante para los ciudadanos a principios del 2013 seguido de la tasa de paro, indicada en el gráfico con una línea roja.

Parece improbable que España sea hoy un país mucho más corrupto que antes de la Gran Recesión, cuando nos encontrábamos en medio de una burbuja inmobiliaria que facilitaba el trámite de sobres. Por el contrario, la crisis económica seguramente haya contraído la actividad económica así como la corrupción en términos absolutos. Y sin embargo, la percepción de la corrupción como problema ha ido al alza en los últimos años, tal y como indica el área sombreada azul.

Seguir leyendo »