eldiario.es

9

Jorge García Herrero

Evangelista del RGPD y Delegado de Protección de Datos.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1

El espejismo de la libertad en la era de las burbujas ideológicas, la segmentación y la violación de la intimidad

El acceso pleno que tenemos a la información en nuestros días nos da una falsa impresión de libertad. Es falsa porque este acceso no es tan pleno. Lo hemos visto con las denuncias de Edward Snowden, y las persecuciones que sufren Julian Assange y Chelsea Manning. Pero más falsa aún porque existen barreras más sutiles, aunque sumamente eficaces, que nos alejan de la realidad. Entre estas barreras se encuentra el fenómeno de las burbujas ideológicas y culturales. Del mismo modo que nos rodeamos de personas afines y tenemos poco contacto con personas de niveles culturales, económicos o ideológicos muy diferentes, las empresas tecnológicas nos envuelven en una burbuja tecnológica que nos acompaña, nos guía y nos aísla mientras navegamos y mientras usamos las redes sociales, creando lo que se conoce como cámaras de resonancia o cámaras de eco online. Poca gente es consciente de esa pertinaz burbuja y eso es lo que le confiere su efectividad. El creador del concepto, el ciberactivista Eli Pariser, define esta burbuja como "el ecosistema personal de información que ha sido provisto por algoritmos". Este filtrado automatizado de la información que nos llega conocido comofiltro burbuja se nutre de todas las decisiones adoptadas y miguitas de información dejadas por el usuario en la navegación de la web y en interacciones con aplicaciones diversas. En la confección de esos algoritmos se tienen muy en cuenta informaciones como el perfil que el usuario sube al registrarse en páginas, aplicaciones y redes, el historial de búsquedas y la ubicación geográfica. La misma tecnología que te hace llegar "información relevante para ti", sirve igualmente para que equis productos y servicios que sin duda te interesan, te salgan más caros en momentos de especial necesidad (batería baja, dificultades financieras) o vulnerabilidad (inseguridad, depresión, menstruación). El coste (y la renovación o no) de algunos seguros de salud dependen ya directamente de los hábitos "reportados" por tu “wearable” o tu "e-health service" favorito. Parece ciencia ficción, pero no lo es.

Las burbujas han sido denunciadas y defendidas, pero no son tan conocidas como debiera. Es evidente que estas burbujas traen ventajas tanto a la empresa, corporación o entidad que las genera o las contrata, como al usuario encapsulado en ellas al beneficiarse de una información que puede serle muy útil para sus intereses. Pero no es menos cierto que estas burbujas constituyen potentes armas de doble uso en la arena política y generan espacios cerrados de información (y desinformación) que hacen a los ciudadanos más vulnerables a la manipulación. La polémica está, por tanto, servida. Pero más allá de la polémica está la evidencia de una sociedad polarizada alrededor de temas sin duda controvertidos. Pero que ignora que tanto el filtro de información, como la exacerbación de las fracturas sociales, han sido interesadamente inducidas desde fuera de España.

Seguir leyendo »