eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

José Antonio Rosell Pujol

Periodista. Fundador del 'Diario de Lérida'. Director de 'La Mañana' de Lleida 5 años. Pte Asociación Prensa y Asociación Radio y TV de Lleida. Jefe Gabinete Comunicación Delegación Gobierno Catalunya 14 años. Portavoz Seguridad Olimpica 92. Fundador y Director de 'EL Periòdic d'Andorra' 12 años. Autor varios libros. Colaborador en Universidades de Barcelona y Andorra.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 21

Esperpéntica inocentada

Era difícil imaginar, por el momento, una inocentada esperpéntica de mayor volumen a estas alturas del proceso independentista en Catalunya. Día que pasa se comprueba cómo se prolonga su agonía en medio de la más absoluta confusión. Han pasado tres meses del 27-S y el país se encuentra más paralizado que nunca. Nadie está contento con su suerte, pero no se ha producido una sola dimisión –sobre todo por parte nacionalista–, como si este verbo no figurara en el diccionario político del país. Sí que aumenta la división entre los partidos políticos, que se quiebran por la mitad, con la misma rapidez que asistimos a la defunción del proceso. La política de pasillos parece ser que cede ante la aparición del submarinismo.

El mejor ejemplo para ilustrar esta situación es la película Los hermanos Marx en la ópera, en donde el mudo Harpo Marx se balancea por la tramoya del teatro, cambiando a cada momento los decorados y las situaciones. Solo el tenor sigue interpretando su aria sin percatarse de nada de cuanto ocurre a su alrededor. Pasamos de la epopeya al sainete espectacularmente.

Seguir leyendo »

Mucha prisa para poco movimiento

Lo que sucede en Cataluña tras el 27-S podría ser un ejemplo. No se observan cambios, pero todo se quiere hacer deprisa. Velocidad contra pasividad. El único cambio visible por el momento es la abolición de las corbatas. El paréntesis abierto solo sirve para alimentar que la "Gran Noria" política siga girando alimentada por un espíritu encabritado, pero sin moverse de lugar. En su cuadro de los relojes blandos Dalí criticaba la "persistencia de la memoria" que relativiza el tiempo. Cada escenario político tiene un cronómetro en marcha y el tiempo discurre entre un fondo hostil e irreal. El futuro no está claro y el cansancio hace acto de presencia.

Preferimos el mito a la historia, porque nos encantan las leyendas. Es el caso de "El timbaler del Bruch", una visión patriótica oportunista en el tiempo, pero que nadie ha conseguido descifrar quien era el joven Isidre Lluça de Santpedor o Benet Malveli de Manresa que se dice fueron los héroes que hicieron huir, tocando sus tambores, al ejército napoleónico de la montaña de Montserrat. Hace años, cuando no existían autopistas, al lado de la escultura de Marés había una inscripción que decía: "Caminante, para aquí, donde el invasor paró, que quien por todo pasó, no pudo pasar de aquí". Amantes de la épica olvidamos la historia nacional. Podríamos recordar aquella célebre frase de Edmond O‘Brian en el film de Ford "El hombre que mato a Liberty Valance" cuando afirma que, entre la historia y la leyenda, es mejor quedarse con la leyenda. A la hora de escoger me quedo con aquella otra del mismo personaje manifestando en su momento final: "He hablado con Liberty Valance de la libertad de prensa", toda una lección que ahora nos podría servir de mucho frente a tanta sonería de palabras.

Seguir leyendo »

Reconstruir una mirada distinta

El nuevo año nos recordó el 70 aniversario de Auschwitz y la terrible tragedia del Holocausto. Finalizado el tórrido verano hicimos memoria sobre esta maquina de la muerte que hizo explosión en Hiroshima y Nagasaky. En las misma fechas se estrenaba la última película –en realidad su testamento-- de Alain Resnais "Amar, beber, contar" fallecido el año anterior y que es un juego de lenguajes entre cine y teatro. Ahora nos llegan las imágenes del niño Aylan en la playa muerto, después de huir de la represión y una víctima más del gravísimo problema de la inmigración.

Seguir leyendo »