eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Josep-Maria Terricabras

Eurodiputado por ERC. Miembro de la Delegación de la Comisión Parlamentaria Mixta UE-México.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 2

Una oportunidad para México y Europa

Tengo la fortuna de mantener vínculos personales con México. Algunos amigos míos son de aquí, descendientes de aquellos refugiados republicanos españoles que, huyendo de la dictadura franquista, fueron recibidos con los brazos abiertos por el México de Lázaro Cárdenas. Pero, además, como eurodiputado miembro de la Comisión Parlamentaria Mixta Unión Europea-México, estoy especialmente preocupado por la situación de los derechos humanos, la violencia y la impunidad imperantes en el país. Esta situación lleva ya más años escalando que los que duró la dictadura argentina de Videla, y eso es inadmisible en la democracia mexicana. Hay un momento de agudización de la crisis, cuando el presidente Calderón declaró la guerra al narcotráfico en 2006. Numerosos estudios y las visitas del Alto Comisionado de Naciones Unidas o de los Relatores Especiales documentan esa creciente impunidad, la práctica de la tortura, las desapariciones forzadas e incluso ejecuciones extrajudiciales que han corroborado que la mala situación de la protección de los derechos humanos en México. En 2017 se alcanzó el récord de 25.339 asesinatos en el país, la cifra más alta de la que se tiene registro. También los niveles de impunidad son asombrosamente altos, ya que, según cifras oficiales y según el último informe del Alto Comisionado de Naciones Unidas, un 98% de los delitos quedan sin resolver.

Ahora bien, dadas las estrechas relaciones comerciales entre México y la Unión Europea (UE), los europeos tenemos que asumir nuestra parte de culpa, no sólo porque deberíamos promover y proteger los derechos humanos por todo el mundo, sino también porque también son algunas empresas transnacionales europeas las que vulneran los derechos humanos en México. El gobierno mexicano no tiene pues la responsabilidad exclusiva de respetarlos y hacerlos respetar en su territorio. En un mundo global como el actual, donde el comercio internacional aumenta cada año y donde el papel de las empresas transnacionales es cada vez más importante, la Unión Europea no puede presentarse en el conflicto como un ángel impoluto y vengador, sino que debe asumir su parte de responsabilidad. Se han documentado muchas violaciones de derechos humanos en México por parte de empresas transnacionales europeas, como el derecho de acceso al agua potable, los derechos de los indígenas o de los mismos defensores de derechos humanos, el derecho a la salud o los derechos laborales, que contravienen no sólo los principios de la Constitución Política mexicana sino también los de la UE.

Seguir leyendo »

México: Estado de impunidad

Desde principios de año, seis periodistas han sido asesinados en México. Uno cada veinte días. En 2016 fueron asesinados once y la organización internacional Artículo 19 registró más de 400 agresiones a periodistas. Igual de alarmantes son los asesinatos a defensores de los derechos humanos y líderes indígenas, y los índices de feminicidios.

México vive hoy una crisis de derechos humanos y una situación dramática de impunidad ante la tortura, las desapariciones forzadas y las ejecuciones arbitrarias. Esta realidad inadmisible de flagrante vulneración de los derechos humanos y de la libertad de expresión ya la denunció en 2015 el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad.

Seguir leyendo »