eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Myriam Fernandez Herrero

Doctora en Dret, licenciada en Dret i en Ciència Política, especialitzada en anàlisi de polítiques publiques, i en afers europeus. Amb llarga trajectòria com a professora a la Facultat de Dret i Ciència Politica i de la Administració a la Universitat de València, visitant a universitats estrangeres i autora de publicacions científiques sobre l´origen i tranformacions de les polítiques publiques a l´Estat de Benestar. Ha impulsat la Direcció General de Finançament i Fons Europeus des de l´inici del Govern del Botànic. Funcionària de carrera, Tècnico Superior de la Generalitat Valenciana.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

Iniciativa para una Europa igualitaria

Cada vez que se acercan unas elecciones se aceleran los procesos de construcción institucional y social. Es el momento de la propuesta en positivo y de la mirada con altura. Al menos así es como Compromís afronta los comicios. Además, esta ocasión, como consecuencia del crecimiento del espacio social y político que ocupamos, nos permite concurrir a les elecciones europeas liderando -por primera vez- una coalición de fuerzas políticas que representan la pluralidad de nuestro Estado. El objetivo no es otro que hacer extensivo, también a Europa, el modelo de sociedad igualitaria y participativa, creíble y tangible que hemos mostrado en estos cuatro años de Gobierno del Botànic.

La exportación de nuestros valores y de nuestra gestión transparente se ha iniciado ya. Lo hicimos con nuestra entrada en el Congreso, y ahora cruzaremos las fronteras. Y así es desde el momento que la propia Comisión ha puesto blanco sobre negro, cómo nuestro sistema de lucha contra el fraude es de los más avanzados y eficaces en toda Europa.

Seguir leyendo »

El ADN femenista de la Sostenibilidad

La mujeres progresistas de este territorio ya sabemos que mucho más que un Programa electoral, lo que llevamos entre manos es el convencimiento y la hazaña de cumplir con la segunda fase del Botànic. Sabemos ya que se centrará en orientar los cambios estructurales que harán que nuestra sociedad sea más igualitaria para el mayor número posible de personas, sin distinguir su origen, nacionalidad, orientación sexual, ni tendencia ideológica. Lo sabemos porque, tras liberarnos de la pesada losa de la corrupción, que no sólo vaciaba nuestros bolsillos sino que distorsionaba nuestra escala de valores compartidos machacándonos con el “tanto tenes tanto vales”, hemos vuelto a experimentar la ilusión de los primeros años de nuestro Estado de Bienestar. Una ilusión que recuerdan mucho mejor quienes tenen ahora 60 o 70 años, cuando los ciudadanos que habían conocido el franquismo disfrutaban de forma inédita de los primeros servicios sanitarios, educativos y sociales en régimen de igualdad y modernidad.

Tras la regresión que supuso el neoliberalismo en Europa, en España, y muy crudamente entre los valencianos y valencianas de la mano de la corrupción institucionalizada por el PP, la aparición del fenómeno Compromís y el cumplimiento de sus promesas ha hecho que el Estado de Bienestar reemerja y permita la redistribución entre todos los ciudadanos de una segunda generación de servicios públicos que ha reverdecido la vida cotidiana de muchas personas gracias al pago de la dependencia, la educación infantil entre 0 y 3 años, la garantía de una escolarización completa gratuita que incluye los libros de texto, y finalmente el compromiso renovado con una sanidad pública de calidad. Una primera etapa dura y fascinante, en la que se ha superado esa desestructuración del sistema público y ha vuelto a ganar en compacidad y potencia.

Seguir leyendo »

¿Para cuándo una reforma del Código Penal a la medida de las mujeres?

Sólo nueve de los veintiocho miembros de la Unión Europea definen la violación como sexo sin consentimiento, mientras que el resto, y entre ellos España bajo el eufemismo de agresión sexual, únicamente la reconocen cuando existe violencia física o intimidación. Las legislaciones de Irlanda, Reino Unido, Bélgica, Chipre, Alemania, Islandia, Luxemburgo, Suecia, y Portugal desde enero, definen la violación como sexo sin consentimiento, ya sea tácito o explícito. Este déficit normativo que obliga a las mujeres violadas a sufrir un calvario burocrático y judicial cuando quieren obtener justicia, junto a los factores culturales atávicos que culpabilizan a la víctima, ha venido explicando porqué España ha estado hasta hace bien poco en el furgón de cola en cuanto a denuncias por violación por cada 100.000 habitantes. Si bien nuestra progresiva toma de conciencia está subsanando esta anomalía, aún vemos que, como señala Pilar Martín Nájera, fiscal delegada contra la Violencia sobre la Mujer de la Fiscalía General del Estado, entre el 70 y el 80% de las agresiones sufridas por las mujeres no se denuncian.

Los años de gobierno de Mariano Rajoy han sido tiempo perdido para la incorporación a nuestro país de las previsiones del Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, hecho en Estambul en 2011. Si don Mariano hubiere aparcado su proverbial parsimonia, en éste y en otros temas, tal vez ahora tendríamos un Código Penal adaptado a lo que la moderna conciencia social exige, a saber, que no debe admitirse que se califique el sexo sin consentimiento como un delito aparte más leve, pues esto transmite a la población el erróneo mensaje de que una violación sólo existe cuando se utiliza la violencia. En este deficiente panorama normativo se pronunció la sentencia recaída en el juicio contra “La Manada”, que provocó una ola de indignación tan grande que movió al entonces ministro de Justicia, Rafael Català, a desempolvar la sección de Derecho Penal de la Comisión General de Codificación para revisar la tipificación de los delitos sexuales en el Código Penal. Como saben, la guinda insultante para nosotras fue enterarnos de que  inicialmente esa comisión iba a estar formada exclusivamente por veinte hombres, lo que movió a nuevas protestas hasta que se produjo la incorporación de quince mujeres juristas,

Seguir leyendo »

Estrategias tractoras: Edusi València, de la destrucción a la dignificación, año 1.

Primero de todo, ¿qué significa Edusi?, acrónimo de Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible: es el principal programa europeo de apoyo a las inversiones urbanas. En octubre de 2016 toda la prensa valenciana celebró la realidad de una inversión de 30 millones procedentes de la Unión Europea, en forma de Estrategia Urbana Sostenible. El proyecto del Ayuntamiento de València que resultó ganador en la primera convocatoria de Edusi, buscó desde el principio dignificar la zona del Cabanyal-Canyamelar y Cap de França frente a la destrucción planificada.Tuve la inmensa satisfacción de participar en la Comisión de Valoración que seleccionó los proyectos, y junto con otras veinte personas, representantes de cuatro ministerios diferentes, defender la valía de un proyecto sin precedentes en la ciudad de València.Nunca, hasta ahora, el Ayuntamiento había apostado tan fuerte por una visión realmente integradora del barrio y de la ciudad. Nunca hasta ahora de forma tan innovadora, integrando la política urbanística, de generación de empleo, de potenciación del pequeño comercio, de sostenibilidad de la movilidad en el barrio, y de aplicación de las nuevas tecnologías a la prestación de los servicios públicos, en torno a un claro objetivo: la dignificación del barrio.Fue un placer y un honor, apoyada por diversos técnicos de la Generalitat, defender el listón de calidad y las puntuaciones obtenidas, y ello por comparación a otros proyectos de gran envergadura que fueron presentados por municipios de toda España. Pero ninguno, os puedo asegurar, con el peso y la densidad de la inteligencia colectiva que hay en el Cabanyal.El Govern del Botànic ha construido su ADN sobre la voluntad de vertebrar una estrategia territorial valenciana. Y esto ha permitido que desde el primer momento hayamos diseñado y gestionado políticas que ayudan a reconocer y a hacer más fuertes los lazos entre todos los pueblos y ciudades de la Comunidad. Políticas coherentes que fusionan la triple componente de movilidad sostenible, solidaridad entre las personas e impulso a nuestro potencial económico.Todo esto ha permitido impulsar en València y en otros municipios proyectos como éste, en el que la gran aportación es la revolución que comporta su forma de gestión: se crea una unidad administrativa especial que es la suma de la concejalías concernidas en las políticas mencionadas, y se “co-diseñan y co- gestionan” las diversas actuaciones que la integran, mediante un proceso de participación pública que puede seguirse en internet. De hecho, el lanzamiento de las Edusi ha ido en cada Ayuntamiento acompañado de una puesta de largo ante todos los actores sociales participantes, ya desde la redacción de la candidatura. Así, el 26 de noviembre del año pasado presentábamos la Edusi de Alicante en los salones de su Ayuntamiento, ante la expectación de todos sus genitores, cerca de 200 personas. El importe destinado para la Comunitat Valenciana en el Programa Operativo Plurirregional de Crecimiento Sostenible (POCS) fue de 118'616 millones de euros, en la primera convocatoria en la que Valencia, Alicante y otros ocho municipios más lograron ayudas, empujados por el apalancamiento económico aportado por la Generalitat Valenciana. Y otros muchos municipios valencianos han ido obteniendo su oportunidad en la segunda, tercera y sucesivas convocatorias concatenadas, como son las Europe Innovative Action. 

El número de municipios que se ha ido presentando evidencia que un número representativos de más de la mitad de la población valenciana se encuentra ya inmerso en estrategias de captación de financiación europea. Y sólo es el principio. Una vez que un ayuntamiento se lanza a la búsqueda de la financiación europea, y tiene un proyecto colectivo y madurado bajo el brazo, las opciones y convocatorias a su alcance son muy numerosas, y así lo hemos estado trabajando en el Grupo de trabajo de financiación para entidades locales que reuní con regularidad.Encantada por tanto, de ver cómo se han ido trabando equipos interdisciplinares en el seno de los ayuntamientos dispuestos a implementar las propuestas codiseñadas entre vecinos, funcionarios y agentes económicos y sociales del terreno. Y encantada de comprobar cómo aumenta el entendimiento de los objetivos compartidos en Europa, porque sólo así conseguiremos convencer para lograr nuevas inversiones de financiación europea.Y felicidades al Alcalde de València, Joan Ribó, por el gran balance que presenta la ciudad en el Año 1de su trabajo de autoorganización y primer impulso de su Edusi.

Seguir leyendo »

Fons europeus, ara més, instrument per a la vertebració i el benestar social

Els fons europeus són l'instrument financer per redistribuir el pressupost europeu entre els territoris i fer- ho de la manera més eficaç i cohesiva possible. Mitjançant un doble mecanisme d'accés que assegura a les regions una quota fixa (fons estructurals) i una altra de variable que depén de les sol.licituds de projectes fetes (programes europeus, de concurrència competitiva), la UE vetlla perquè totes les seues regions gaudisquen progressivament del mateix nivell de vida.

Amb la finalitat que tots el territoris avancen al mateix ritme, cap a un estàndard semblant de benestar, en cada període pressupostari (set anys) es defineixen els àmbits en què ha d’invertir cada categoria de regió (més o menys desenvolupada) i els instruments que hauran d'utilitzar-se per fer arribar eixe finançament als benefiaris. És en eixe moment quan s'obrin els debats entre els estats sobre com produïr un major apalancament de les inversions: dirigir-les a la gran empresa o a les pymes?, al sector de l'energia o infraestructures de transport?, canalitzar-les via entitats publiques regionals o estatals?, donar major o menor coparticipació a les entitats financeres en eixe exercici de distribució i redistribució?, i tants altres apassionants i decisius aspectes que acaben acotant les proporcions de cada quota (la variable i la fixa), i les condicions. Importa quant, i importa sobretot com, perquè per la UE l'objectiu ùltim és articular les societats, les administracions i les economies.

Seguir leyendo »