eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pablo López A.

Es activista por los animales desde el año 2001. Ha participado en diferentes investigaciones de explotación animal (visitas a mataderos y granjas, rehalas, etc) y ha colaborado con organizaciones antiespecistas tanto a nivel estatal como internacional. Actualmente centra sus esfuerzos en la difusión del respeto animal en el ámbito educativo.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 20

La fiesta del cerdo

Como cada año cientos de personas de localidades cercanas se congregaban en la plaza mayor del pueblo para recibir un trozo del cuerpo de la cerda que acababan de matar. La matacía, una de las fiestas más populares en esa castigada zona rural que Sergio del Molino llama con afecto “La España vacía”, no permite a quien participa pensar en la vida que había detrás. El vino, el chocolate y el chorizo combinados con las risas de familiares, amigas y vecinos invitan poco a la reflexión sobre temas profundos. El ambiente festivo no hubiese sido tan generalizado si hubiesen presenciado lo que había ocurrido media hora antes en una granja de la zona. Una escena cruel que ponía fin a esa vida de desgracias; a la vida que habían arrancado de ese cuerpo expuesto en el centro de un gran círculo que observaba cómo las llamas y después los cuchillos desdibujaban progresiva y minuciosamente la figura de ese animal.

Para mostrar lo que oculta el consumo de productos animales y las reacciones de una persona cualquiera al conocer in situ la realidad que afrontan los animales “de consumo” hicimos la visita con una amiga no vegana que se prestó voluntaria. A pesar de que sabía lo que iba a presenciar, tuvo que apartar la mirada casi al comienzo, cuando a la cerda le clavaron un gancho en la base de la mandíbula inferior que atravesaba su cuello hasta la boca. No vio cómo la cerda sin aturdir, un minuto después fue colgada de un tractor  por una de sus patas traseras y recibió una puñalada en el cuello que le haría desangrarse plenamente consciente pero sin entender lo que ocurría. Sin embargo, lo que vio fue suficiente para hacerle reflexionar y plantearse preguntas que fueron surgiendo en el camino de regreso.

Seguir leyendo »