eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Tania González Peñas

Eurodiputada de Podemos, miembro de la comisión de Transportes y Turismo del Parlamento Europeo y secretaria de Rescate Ciudadano de Podemos. Es también vicepresidente de la Delegación para las Relaciones con los Países de la Comunidad Andina en la Eurocámara.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 43

Ryanair: una vida por las nubes en condiciones low cost

Llevo unos meses haciéndome eco de un fenómeno preocupante en las políticas laborales de las compañías aéreas, y no sólo de las denominadas de bajo coste: las plantillas trabajan desde hace años en unas condiciones tan precarias que se le quitan a una las ganas de tomar un vuelo en Europa

Esta semana, de hecho, vamos a recibir en el Parlamento Europeo a una delegación de pilotos y de personal de tripulación de cabina de Ryanair para conocer de primera mano los motivos por los que siguen barruntándose huelgas en la empresa en las semanas clave de las próximas Navidades. Resulta paradigmático el caso concreto de esta empresa, Ryanair, con la que todos estamos familiarizados y que, de alguna manera, ha contribuido a que nos acostumbremos a ver más pequeño el mapa de Europa. 

Seguir leyendo »

Gustavo Petro: la esperanza progresista para Colombia

Las recientes elecciones al Senado y a la Cámara de Representantes han dejado un escenario político muy abierto en Colombia, con una situación cercana al empate entre las opciones reaccionarias —próximas o directamente vinculadas al paramilitarismo—, el histórico Partido Conservador, la extrema derecha uribista y el heterogéneo bloque progresista y de centro, defensor de los acuerdos de paz, que logra, pese a todo, una mayoría muy ajustada.

Sin embargo, Colombia, como la mayoría de los países americanos se caracteriza por un sistema político fuertemente presidencialista y serán, por lo tanto, las elecciones presidenciales de mayo las que decidan qué rumbo toma finalmente el país.

Seguir leyendo »

Premios Princesa de Asturias: tras 14.000 muertes en el Mediterráneo, concordia y UE no pueden ir en la misma frase

Ha tenido a bien este año el jurado de la Fundación Princesa de Asturias galardonar a la Unión Europea con el Premio de la Concordia; la excusa es el sexagésimo aniversario de la fundación del proyecto europeo. Sin embargo, el principal motivo es reforzar a una institución que, como todo el mundo sabe, atraviesa horas bajas y se enfrenta tras el Brexit a un futuro más incierto que nunca.

En esto hay que mencionar dos cosas. Por un lado, es lógico que una fundación en la que están representadas las grandes fortunas del IBEX35 decida dar un espaldarazo a otra institución amiga, la UE, que lleva años administrando la política continental en función de los intereses del 1% más rico.

Seguir leyendo »

Tren caro, viajero pobre

Todos los días se toman decisiones políticas que afectan directamente a la vida de la gente. Tantas, que muchas pasan desapercibidas hasta que llegan las consecuencias. Dichas decisiones definen nítidamente las prioridades de quienes las promueven y las toman. El llamado Cuarto Paquete Ferroviario, que esta semana se ha votado y ha salido adelante en el Parlamento Europeo de Estrasburgo con el voto mayoritario de populares, socialistas y liberales europeos, es un claro ejemplo de ello.

En un contexto de paro desorbitado, precarización laboral y degradación de la condiciones de vida de la mayoría (casi un tercio de la población se encuentra en riesgo de exclusión social), se siguen tomando medidas cuya consecuencia es el desmantelamiento de los servicios públicos. Servicios que permiten reducir la creciente desigualdad satisfaciendo necesidades básicas de la ciudadanía, como la educación, la sanidad y el transporte, independientemente de sus ingresos.

Seguir leyendo »

Démosle una oportunidad a la paz en Colombia

La semana pasada siete ciudadanos colombianos recibieron amenazas de muerte por su compromiso con los derechos humanos. Entre ellos estaban David Flórez e Iván Cepeda, ambos integrantes del Frente Amplio por la Paz, que hace pocos días entregó el Segundo Informe de Veeduría al Cese Unilateral al Fuego Declarado por las FARC-EP a Todd Howland, representante de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia. Flórez y Cepeda recibieron una carta firmada por los Águilas Negras en la que se les amenazaba con que o abandonaban Bogotá o "serían hombres muertos". No es una novedad: en lo que va de año se han contabilizado 332 amenazas.

Acabamos de regresar de Colombia los miembros de una delegación formada por parlamentarias y activistas sociales. Nuestro diagnóstico, después de recorrer Colombia acompañados por políticos de diferente signo, sindicalistas y defensores de derechos humanos, es palmario: el proceso de paz sigue siendo enormemente vulnerable y está lejos de ser irreversible. Por eso debemos de contribuir en todo lo posible a hacer que se dé una solución justa a este interminable conflicto.

Seguir leyendo »

Nuevas presidencias, viejos problemas

La semana pasada Holanda asumió la presidencia semestral de la Unión Europea. El liberal Mark Rutte será de aquí al verano el presidente de turno de una Europa que no atraviesa su mejor momento. Sin embargo, el discurso del primer ministro holandés en el Parlamento Europeo ha dejado claro que la continuidad con las políticas llevadas a cabo desde el inicio de la crisis económica será la tónica de su presidencia. Más allá de que el cargo de presidente de turno de la UE no deja de ser algo más simbólico que efectivo, Rutte no ha querido hacer ningún guiño a otra idea de Europa, y ha defendido la ortodoxia en materia económica, el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos así como la eliminación de todas aquellas normativas nacionales que dificultan el desarrollo del mercado único. Sus alusiones a la crisis de los refugiados sirios han sido bastante preocupantes, señalando que Europa debe poner ya un límite a la acogida de las familias que escapan de la guerra en Oriente Medio. En Holanda, como en otros países europeos, el ascenso de la extrema derecha está empujando a los partidos de Gobierno a radicalizar su discurso anti inmigración para evitar la fuga de votos hacia las opciones nacionalistas xenófobas.

Tenemos pues una nueva presidencia de la Unión Europea, pero todos los viejos problemas de Europa intactos. El euroescepticismo se sigue tratando como si fuera un fenómeno atmosférico y no algo íntimamente relacionado con la gestión antisocial de la crisis. El proyecto europeo va a enfrentarse en los próximos años a una disyuntiva: o se impulsa a un cambio hacia una Europa social y democrática, una Europa que persiga la cohesión y el bienestar social, o corremos el riesgo de que las opciones euroescépticas canalicen la frustración de capas sociales empobrecidas y golpeadas por la nefasta gestión de la crisis, para quienes no se está proyectando una solución ni a corto ni a medio plazo. Ojo, porque en Gran Bretaña el UKIP ya ha logrado forzar el referéndum sobre la permanencia en la UE, y en Francia el Frente Nacional toca la melodía que baila cada vez más la gran coalición.

Seguir leyendo »

Europa debe apostar por la paz de Colombia

Colombia busca la paz, necesita la justicia social, y Europa puede ayudarle. Medio siglo de conflicto armado interno ha dejado un panorama desolador, violaciones sistemáticas de los derechos humanos y un enorme incremento de la desigualdad social. Además, la guerra colombiana es una fuente de inestabilidad para América del Sur. Estos escenarios pueden y deben ser superados.

Las violaciones de los derechos humanos cometidas en Colombia no han sido casuales o caprichosas. Han sido funcionales a los grandes proyectos de inversión. Empresas autóctonas y multinacionales extranjeras pudieron aumentar sus beneficios gracias al disciplinamiento de la mano de obra mediante la represión a las organizaciones de trabajadores y el asesinato sistemático de más de 3.000 sindicalistas.

Seguir leyendo »

Apostar por el futuro: en defensa de un ferrocarril europeo público de calidad

En Podemos nos gusta el tren. Se trata de la forma de comunicación de personas y mercancías más segura, eficiente desde el punto de vista del consumo de energía y que también más ahorra otro tipo de impactos ambientales como la contaminación acústica, la ocupación de suelo y el efecto barrera que producen las autopistas, las autovías y el tren de alta velocidad. Europa necesita una buena red ferroviaria para descongestionar el tráfico por carretera y combatir el calentamiento global. Apostar por el ferrocarril público es apostar por una sociedad con futuro. Por eso los países líderes de la UE, Alemania y Francia son también los que hoy más tenazmente se oponen a los vientos privatizadores de una Comisión Europea empeñada en alentarlos por medio de la Directiva 2012/34, actualmente en discusión. Al contrario que en España, donde tanto PP como PSOE han coincidido en la aplicación de medidas privatizadoras del ferrocarril público, los gobernantes alemanes y franceses han coincidido en ser mucho más reticentes a dejar en manos del mercado una red de transporte estratégica para el desarrollo económico sostenible, el bienestar social y la cohesión territorial. Tanto SNCF en Francia como DB en Alemania son empresas con un gran desarrollo tecnológico y que se encuentran muy bien valoradas por la opinión pública de sus respectivos países.

En contraposición con el modelo de gestión pública y eficiente del ferrocarril en Francia y Alemania, tanto PP como PSOE han apostado por el nefasto y desfasado modelo de Thatcher en Gran Bretaña, minando paulatinamente Renfe, subdividida ahora en seis empresas distintas, privatizando servicios y patrimonio y abandonando a su suerte al ferrocarril convencional y las líneas de cercanías. Si no han podido ir todo lo lejos que en su día fue la Dama de Hierro es porque aún no han tenido tiempo.

Seguir leyendo »