eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Toñi Perea

Periodista especializada en Comunicación Corporativa e Institucional, con dilatada experiencia en diversos medios de comunicación que van desde agencias de noticias, radio, prensa y televisión, hasta medios digitales. Actualmente trabaja como especialista en comunicación y Marketing online en Murcia.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

El rostro de la economía sumergida

Mi madre es una de esas mujeres trabajadoras que siempre llevo en mi cabeza por todo lo que ha tenido que luchar durante toda su vida para salir adelante. Ahora mismo tiene 69 años. Comenzó a trabajar cuando tenía tan sólo 12, dejó bien pronto el colegio porque tenía que ayudar a la economía más que humilde de su entorno familiar.

A veces, cuando me deja notas y veo lo mucho que le cuesta escribir, por no haber podido ir a clase para aprender a leer y escribir, una punzada se clava en mi corazón, recordándome lo mucho que ha hecho para que yo estudie y tenga mi licenciatura.

Seguir leyendo »

Feliz Año de la Cabra

El 19 de febrero tiene lugar uno de los acontecimientos más importantes para la población china, y es que darán la bienvenida al Año Nuevo. Concretamente, celebrarán la entrada al 'Año de la Cabra' y despedirán al frío invierno con la llegada de la nueva estación de cultivo, de acuerdo al calendario lunar chino. Por ello, también se conoce esta festividad como Festival de la Primavera.

Desde hace semanas en el gigante asiático se han producido las más multitudinarias migraciones dentro del país: millones de personas en kilométricos trenes, aviones y medios de transporte, se trasladan a sus lugares de origen para recibir el año nuevo rodeados de su familia.

Seguir leyendo »

Viaje de ida y de regreso

Soy lo que puede catalogarse como una emigrante retornada, y si bien tengo un espíritu viajero y aventurero, cuando me marché a China no fue en busca del dragón de Jade, ni a recorrer la kilométrica Muralla China- increíble de principio a fin-, sino que el desastroso escenario laboral, y casi dos años en la larga travesía del desempleo, me “animaron” a marcharme a más de 15.000 kilómetros de mi familia, de mi querida Murcia y aparecer, tras doce intensas horas de avión, en Mongolia Interior.

Mientras viajaba recordaba a mi madre con lágrimas en los ojos, a mi padre manteniendo el tipo y animándome a que continuara la agónica y permanente búsqueda de trabajo en nuestro país, y a mi hermana poniéndose las pilas con un tal “skype” para que, cada miércoles, pudiéramos vernos y hablar, teniendo en cuenta las seis horas de diferencia horaria.

Seguir leyendo »