eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Vicente Palacio

Autor de 'Después de Obama. EEUU en tierra de nadie' (La Catarata, 2016), y director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 31

Europa: Gran Coalición, Gran Casino

Guarda che casino! Con esta frase coloquial, un poco cómica, los italianos se suelen referir al caos total o al desastre. El resultado que sale de las urnas del pasado domingo tiene mucho de Casino, pero con mayúsculas. Esto es lo que tenemos: una ruleta para formar gobierno a partir del 23 de marzo, fecha de formación de las dos Cámaras, con todos los jugadores bajo la sospecha de dudosa moralidad.

A tenor de los resultados, con Matteo Salvini (La Liga) y Luigi Di Maio (Movimiento 5 Estrellas) como los dos vencedores de los comicios, quizá lo mejor que podría pasar es que los jugadores, con el presidente Sergio Mattarella a la cabeza, sigan apostando hasta que salga una combinación mejor. Y que mientras tanto, lo más rápidamente posible, Macron y Merkel muevan ficha.

Seguir leyendo »

Izquierda y centralidad

Ni de izquierdas ni de derechas: el centro. Se ha instalado el discurso de que ha surgido un "nuevo centro" reformista como receta para nuestros males. El presidente francés Emmanuel Macron parece la única opción capaz de recuperar la confianza de los ciudadanos, doblegar a los populismos, y de salvar a Europa. Esta es la nueva marsellesa: el socialismo ha muerto, así que ¡todos en marcha hacia el centro!

Pero quizá no deberíamos comprar ese argumento tan fácilmente. Hace dos décadas, fue un amplio centro político –la Tercera Vía, las grandes coaliciones– el que se olvidó de domesticar los mercados financieros o de cuidar el medioambiente. El resultado ha sido la crisis que arrastramos. "A la izquierda por convicción, al centro por necesidad", ha sido el dilema (y la tragedia) de los socialdemócratas.

Seguir leyendo »

Hombre blanco: te llama la Casa Blanca

Buenas noches, amigo, perdone que le llame a estas horas, son las tres de la mañana exactamente; usted es un patriota, por eso le estoy llamando, no solo en mi nombre, sino en nombre de toda América, he marcado un número al azar de los que me han dado mis asesores, tengo una familia maravillosa; muchas gracias por levantar el teléfono, no como hizo Hillary cuando lo de Libia, ya sabe; usted quizá estaba tuiteando como yo, hay noches que me cuesta dormir, con tanta basura como han echado sobre mí, sobre millones de norteamericanos, gente honrada; ahora si es tan amable me va responder a unas preguntas, tranquilo, amigo, puede tomarse su tiempo, voy a decírselo despacio:

¿Es usted blanco, verdad, sí, claro, es heterosexual, está casado, dos o tres críos, alguno ya mayor de edad, de acuerdo, perfecto; es valiente, dice lo que piensa, tiene una vida interior, va a la iglesia, es respetuoso; vive usted en el interior del país, en una pequeña hermosa ciudad, mucho menos de un millón, de acuerdo, amo este país, o en un estupendo pueblo, o no tiene tanta suerte y vive en un suburbio, da igual donde viva, la verdad que nadie se preocupa por usted y sus hijos, pero yo quiero tratar a todo el mundo igual y que todos tengan su oportunidad; usted está acostumbrado a trabajar duro, gana al año entre cincuenta mil y cien mil dólares, quiero decir, es clase media, y sin embargo está harto, con razón, porque en el último año le ha ido mal, tuvo que vender su coche, o cerró su negocio?

Seguir leyendo »

Los republicanos asaltan el centro en Estados Unidos

De nada le sirvió al primer presidente afroamericano de la historia de EEUU sacar a sus ciudadanos de la mayor crisis financiera y económica desde 1929 con una política de gigantescos estímulos monetarios y fiscales. Nadie le ha dado las gracias. A pesar de que al otro premio Nobel, el economista Paul Krugman, le sepa a poco, seis años después de su llegada a la Casa Blanca, la locomotora tira bastante bien: crecimiento del 3,5% en el tercer trimestre de este año, desempleo por debajo del 6%, gasolina barata, América sobre ruedas. ¿Pero qué más quiere la gente?

En las elecciones mid-term del martes los republicanos han arrasado en la Cámara de Representantes, y en los puestos en disputa del Senado y de las Gobernaciones de los Estados. El legado de un presidente que ahora es visto como indeciso y blando con los enemigos (el Estado Islámico, Rusia), incompetente (la epidemia del ébola), u omnipresente. No importan los hechos, sino las percepciones: el ciudadano de a pie siente que la mejora de la economía apenas le ha llegado al bolsillo.

Seguir leyendo »

Dilma: no hay Podemos en Brasil

Marina Silva cayó derrotada en la primera vuelta de las elecciones brasileñas. El hecho ha sorprendido a muchos en España y en Europa. Supuestamente, la candidata iba a encarnar la protesta de jóvenes y mayores desencantados con los viejos partidos y la corrupción, que estalló en las calles en junio de 2013. Ello, sumado al fracaso del Mundial de fútbol de este verano, hacía presagiar fuerte marejada del voto oculto. Las crédulas encuestas decían que Marina podía disputarle el trono a Dilma Rousseff y toda la maquinaria del PT. Pero Silva se estrelló en la barrera del 21%.

La más irónico es que el próximo 26 de octubre los resignados votantes de Marina habrán de decantarse (el voto es obligatorio en Brasil, al igual que en otros doce países latinoamericanos) o bien por la presidenta Dilma, o bien por Aécio Neves –gobernador y luego senador del Estado de Minas Gerais. Ambos 100% clase política; ambos de partidos de siempre: el PT y el PSDB. Como si se tratara de un capítulo más de Los duelistas (Cardoso-Lula, Lula–Serra, Dilma-Alckmin, Dilma-Serra). En el país sudamericano no parece cuajar el fenómeno Podemos por ningún lado. ¿Por qué? A modo de conjetura, como diría Borges, propongo éstas:

Seguir leyendo »