Hombre blanco: te llama la Casa Blanca

Donald Trump, en un acto de campaña

Buenas noches, amigo, perdone que le llame a estas horas, son las tres de la mañana exactamente; usted es un patriota, por eso le estoy llamando, no solo en mi nombre, sino en nombre de toda América, he marcado un número al azar de los que me han dado mis asesores, tengo una familia maravillosa; muchas gracias por levantar el teléfono, no como hizo Hillary cuando lo de Libia, ya sabe; usted quizá estaba tuiteando como yo, hay noches que me cuesta dormir, con tanta basura como han echado sobre mí, sobre millones de norteamericanos, gente honrada; ahora si es tan amable me va responder a unas preguntas, tranquilo, amigo, puede tomarse su tiempo, voy a decírselo despacio:

¿Es usted blanco, verdad, sí, claro, es heterosexual, está casado, dos o tres críos, alguno ya mayor de edad, de acuerdo, perfecto; es valiente, dice lo que piensa, tiene una vida interior, va a la iglesia, es respetuoso; vive usted en el interior del país, en una pequeña hermosa ciudad, mucho menos de un millón, de acuerdo, amo este país, o en un estupendo pueblo, o no tiene tanta suerte y vive en un suburbio, da igual donde viva, la verdad que nadie se preocupa por usted y sus hijos, pero yo quiero tratar a todo el mundo igual y que todos tengan su oportunidad; usted está acostumbrado a trabajar duro, gana al año entre cincuenta mil y cien mil dólares, quiero decir, es clase media, y sin embargo está harto, con razón, porque en el último año le ha ido mal, tuvo que vender su coche, o cerró su negocio?

¿Usted sabe que en Wall Street cualquiera gana cuatrocientas veces su salario, sobornan a politicos de los dos partidos, compran candidatos a cambio de favores; está usted harto de esa televisión que no para de mentir, de los políticos progres que viven en los barrios más ricos y llevan a sus hijos a los colegios privados, y encima le llamarán ignorante, porque no tiene estudios ni fue a la Universidad; y quién se está llevando las empresas a México y a China, se las regalan y en el Congreso nadie dice nada?

¿Usted tiene miedo de que una bomba de unos malnacidos se lleve por delante a sus hijos, o su mujer, por cierto, ella estará durmiendo a su lado ahora, seguro que está de acuerdo con usted; le parece bien que acabemos con esos bastardos del Estados Islámico de una vez, y que si es necesaria la bomba, pues adelante, ahora las hay de precisión, ha visto usted la gente que he nombrado para mi gobierno, son gente muy preparada, no vamos a dejar que nadie nos golpee primero; usted odia que le prohiban llevar un arma para defenderse, eso va contra la Constitución, pero al anterior gobierno le daba igual la ley; a usted no le gusta estar rodeado de sucios mexicanos o de musulmanes, verdad, se cuelan vagos y terroristas, ha oído hablar del muro con México, qué le parece, nada mal, eh, porque la cosa es que funcionará, es alta tecnología, sensores, infrarrojos, un hermoso muro enorme de hormigón de tres mil kilómetros?

Y si mira usted ahí afuera, hay que hablarle claro a la gente, ¿qué le parece llevarse bien con Rusia, son tan blancos como usted y yo, son listos, se merecen respeto pero les hemos tratado mal, me refiero claro a Putin, sabe de quién le hablo, y también estará de acuerdo en que China es el Problema, si no les plantamos cara nos van a barrer del mapa, y nuestros hijos y nietos no nos lo perdonarán: eso es el América primero, y no la basura que cuentan la Fox o el Times; y qué me dice de Europa, quizá tiene usted familia allí, de acuerdo, yo sí, también hay estupendos campos de golf, y casinos, pero la gente está sin empleo, me cree si le digo que todos esos gobiernos están acabados, y que la mayoría piensa como usted y como yo, los británicos se han bajado del  barco y vienen hacia nosotros, pronto vendrán todos los demás, va a ser hermoso hacer tantos amigos ahora que están en plena revolución, está pasando en Londres, en París, en Budapest, en mil sitios, todo el mundo se está haciendo las mismas preguntas, me cree?

Y bien, ¿qué me dice? ¿afirmativo a todo, verdad? Sí, lo sabía. Bienvenido, amigo, a usted y a mí nos da igual si a esto lo llaman contrarrevolución, lo que importa es que juntos vamos a darle la vuelta a todo. Soy Donald Trump, Presidente número cuarenta y cinco de Estados Unidos. Sígame en Twitter. Lo vamos a hacer hermosamente bien en 2017.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats