60 años del debut goleador de José Juan, histórico delantero del CD Tenerife y de la UD Las Palmas

José Juan en el Heliodoro, con la antigua tribuna del Heliodoro de fondo.

ACAN

Santa Cruz de Tenerife —

0

José Juan Gutiérrez Déniz (Tenerife, 1941) fue a lo largo de ocho temporadas el delantero centro del Tenerife. Entre medias, durante un lustro, ejerció de 'nueve' en la mejor UD Las Palmas de todos los tiempos, aquella que hasta en dos ejercicios peleó por el título con Madrid y Barcelona. Formado en el Mestalla y el Victoria, dos fábricas de excelentes futbolistas ubicadas en el centro de Santa Cruz, antes de cumplir 18 años ya era titular en el Real Unión, que no sólo fabricaba buenos futbolistas... sino hasta internacionales absolutos. Y con los del barrio de El Cabo formó un equipo inolvidable –en el que también estaban dos fenómenos como Colo y Yeyo Santos– que conquistó la liga Interregional y meses después la Copa Heliodoro tras golear (4-0) en la final al Toscal.

Notable rematador, su velocidad le capacitaba para jugar de extremo y en el verano de 1960, con 19 años recién cumplidos, fichó por el Tenerife y Heriberto Herrera no dudó en darle galones de titular. Ya en pretemporada inauguró el marcador en la goleada (4-0) al FAR de Marruecos con un cabezazo soberbio, pero no marcó en el triangular con el San Andrés y el Toscal. Y tampoco vio puerta en el estreno liguero frente al Murcia. “Trabajó a destajo, pero estuvo muy vigilado y no supo zafarse de su marcador”, se lee en las crónicas de la época. Y el primer desplazamiento, a San Fernando, se saldó con derrota (2-1) y una apagada actuación de José Juan, que acabó el partido lesionado. ¿Resultado? La crítica reclamó a Herrera que en Castellón hiciera algunos cambios en ataque.

El técnico los hizo, pero no de jugadores, sino de posiciones. Y tras recuperar a los tocados José Juan y Domínguez, colocó a Paquillo de extremo derecho y a José Juan de ariete. Así, el 25 de septiembre de 1960, el Tenerife jugó en el viejo Castalia con: Santi; Colo, Correa, Álvaro; Villar, Manolín Jiménez; Paquillo, Santos, José Juan, Padrón y Domínguez. Al minuto de juego ya ganaba el equipo blanquiazul con un gol de Domínguez. Pero antes del descanso empató Tin, un tinerfeño que jugaba con los levantinos. Era, como casi siempre, el preludio de la derrota. Porque hasta ese domingo, el balance del Tenerife de Heriberto Herrera como visitante era desolador: un empate (en su debut) y seis derrotas en siete encuentros. Sin embargo, esa tarde cambió la historia.

A falta de cuatro minutos, cuando el Tenerife se conformaba con el empate, un contragolpe visitante lo culminó José Juan con el 1-2. Era su primer gol como blanquiazul y el primer paso hacia un ascenso histórico a Primera División. Y aunque no volvió a marcar hasta la segunda vuelta, el delantero tinerfeño acabó el curso con siete goles en 18 partidos ligueros. Y con una labor de desgaste y de dejadas a los interiores que llegaban en carrera que hizo que Santos se hartara de marcar goles. En un tiempo en el que el 'catenaccio' hizo fortuna y el Tenerife no llegaba a promedios de un tanto por partido, José Juan presentó unas cifras sobresalientes: 74 goles en 213 partidos oficiales. El primero, en Castellón, cuando la crítica reclamaba su relevo.

(*) Capítulo del libro “El CD Tenerife en 366 historias” de Juan Galarza y Luis Padilla

Etiquetas
Publicado el
25 de septiembre de 2020 - 11:58 h

Descubre nuestras apps

stats