La portada de mañana
Acceder
Los contagios entre vacunados dejan en el aire las cenas de empresa
Preguntas y respuestas sobre la vacunación de los niños pequeños
OPINIÓN | Imaginen la peor de sus pesadillas, por Rosa María Artal

El Tenerife se queda sin recompensa frente al Osasuna

Partido entre el CD Tenerife y el CA Osasuna.

EFE

Santa Cruz de Tenerife —

Un intenso CD Tenerife tuteó a un aspirante y solícito Osasuna, que si no se fue de vacío del recinto capitalino tinerfeño fue por el inconmensurable trabajo de su portero Sergio Herrera, auténtico artífice del punto cosechado por su equipo.

La peligrosidad del cuadro chicharrero como local en los instantes iniciales, fue contrarrestada por el Osasuna con una sólida y afianzada posición de sus efectivos sobre el terreno de juego, para mover así el balón con seguridad y, sobre todo, con mucha prudencia.

Los navarros, una vez sobrepuesto de este ardoroso arrebato del cuadro insular que pudo abrir el marcador con un disparo en el minuto tres de Juan Carlos, que Sergio detuvo sin problema alguno, estiraron un poco sus líneas, pero sin llegar a hostigar la meta local.

No obstante, este nuevo ardid conllevó mucho riesgo, tanto que casi le cuesta un gol al filo de la media hora, cuando un disparo de Malbasic lo rechazó Sergio, luego remató Acosta y Longo tocó el balón ligeramente para que Aridane y el larguero evitaran el tanto.

Otro disparo de Longo en el minuto treinta y siete alteró al meta visitante, pero el disparo del atacante italiano se fue junto al poste derecho defendido por Sergio.

En la reanudación ya no hubo especulación alguna, y el cuadro navarro por mediación de David logró llevar el balón a la red, pero el colegiado lo invalidó al estimar punible la posición del delantero.

También el equipo insular dispuso de una magnífica oportunidad para adelantarse en el marcador, pero lo evitó Sergio Herrera al detener un penalti a Malbasic en el cincuenta y seis, después de un derribo previo de Fausto a Longo.

Otra meritoria intervención del meta visitante, esta vez al detener un peligroso cabezazo de Longo, tras centro de Acosta, acreditó otra vez la solvencia de Herrera, repitiendo protagonismo ambos jugadores en el minuto sesenta y ocho, pero esta vez con un disparo del balcánico.

Y ya de aquí al final lo intentó el Tenerife, pero el Osasuna con la picardía y la serenidad necesaria, impidió que el cuadro local lograra su objetivo, concluyendo así un encuentro que no contenta a ninguno por no hacerse con los tres puntos en litigio.

Etiquetas
Publicado el
29 de octubre de 2017 - 22:50 h

Descubre nuestras apps

stats