La portada de mañana
Acceder
Solo la mitad de las vacunas que España donó han llegado a su destino
El coro de la serie 'fantasma' de José Luis Moreno le denuncia
Opinión - 'Tengo un hospital en mi casa', por Rosa María Artal

Una boya vigilará los efectos del cambio climático en el archipiélago Chinijo

La boya, en el archipiélago Chinijo

El Gobierno de Canarias ha instalado una nueva boya meteorológica y oceanográfica para la monitorización de los efectos del cambio climático y la acidificación oceánica en la Reserva Marina Isla Graciosa e Islotes del norte de Lanzarote, que componen el archipiélago Chinijo.

Según ha informado este martes el consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, José Antonio Valbuena, con la nueva boya se aumenta la red autonómica de sensores para monitorizar parámetros atmosféricos y climáticos, desarrollada en las islas desde 2019.

Además, dispone de sensores marinos de pCO2, pH, temperatura, salinidad, oxígeno y fluorescencia y un instrumento hidroacústico (ADCP) que permitirá monitorizar las corrientes de la zona.

El mantenimiento y gestión científica de la boya correrá a cargo del grupo de Química Marina QUIMA del Instituto de Oceanografía y Cambio Global de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, como responsable de la Red de Observación de CO2 y acidificación oceánica de Canarias.

Este sistema de observación meteorológica estará a disposición de la ciudadanía, la comunidad científica y los responsables de emergencias, ha indicado el consejero, quien ha explicado que "se trata de una herramienta de fácil consulta de información con estructura escalable y una alta disponibilidad que permitirá la accesibilidad a datos fiables y en tiempo real de diferentes variables".

A su vez, el mecanismo diseñado para su expansión permitirá incluir información de sensores de otras instituciones y con ello crear un amplio repositorio de información fácilmente consultable que mejore los datos disponibles en Canarias y en la región macaronésica, ha destacado Valbuena.

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha Contra el Cambio Climático y Planificación Territorial dispone, además, de otra boya meteorológica y oceanográfica adicional y varios vehículos submarinos autónomos (gliders) dentro de un Proyecto del Programa de Cooperación Interreg V-A España-Portugal MAC (Madeira-Azores-Canarias) 2014-2020, cofinanciado al 85 % por el proyecto PLANCLIMAC de fondos FEDER, que, en estos momentos, están proporcionando parámetros químicos, físicos y biológicos en diversos puntos de Canarias.

La puesta en marcha de estas estaciones observacionales provocará que la región canaria se sitúe a la cabeza de los estudios sobre acidificación oceánica y monitorización del cambio climático en el mundo, indica la nota. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats