La portada de mañana
Acceder
'Sánchez sentencia a Ábalos para marcar la diferencia con el PP y evitar el desgaste'
Teresa Ribera: “Confío en que no habrá más sorpresas con Doñana”
OPINIÓN | 'La zona gris', por Enric González

El alumnado del IES El Tanque conoce el baloncesto en silla de ruedas

La visita al IES El Tanque tuvo lugar el pasado viernes.

ACAN

Santa Cruz de Tenerife —

0

La Fundación CB Canarias y el ADEIN Tenerife organizaron el pasado viernes un encuentro con el alumnado de primero y segundo de la ESO del IES El Tanque, en el que se dio a conocer la disciplina del baloncesto en silla de ruedas. La acción se llevó a cabo con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se conmemora este 3 de diciembre.

Relacionado con dicha celebración, este pasado sábado se desarrolló otro acto en el descanso del encuentro de la Liga Endesa entre el Lenovo Tenerife y el Obradoiro CAB, consistente en la presentación de la plantilla 23/24 del ADEIN Tenerife Santa Cruz Fundación CB Canarias, club representativo en la Primera División del baloncesto en silla de ruedas. Medio centenar de alumnos del IES El Tanque, invitados al partido, se unió al aplauso que la afición aurinegra brindó al equipo cuando saltó a la cancha.  

Santiago Cacho, presidente de la Fundación CB Canarias, señala que “hemos querido con estas acciones unirnos a la conmemoración del Día de la Discapacidad y entendemos que una buena forma de hacerlo es dando visibilidad al baloncesto en silla de ruedas”.

Cacho tomó parte el viernes de la visita al IES El Tanque, que contó por parte del ADEIN con la presencia de su entrenador, Javier Martínez, los jugadores Jonay Ramallo, Biel Llopis y Alejandro Mendoza, además de la presidenta Ana Magaly Rodríguez.

Javier Martínez fue el encargado de dirigir la actividad, empezando por una charla sobre las peculiaridades del baloncesto en silla de ruedas y sus orígenes tras la Segunda Guerra Mundial en Estados Unidos, cuando un número importante de jugadores con heridas por el conflicto decidió que querían seguir practicando baloncesto, adaptándolo entonces a sus nuevas circunstancias de vida. Asimismo significó la importancia que tiene desde los Juegos Paralímpicos de Barcelona en 1992 que la televisión ofrezca en directo todos los partidos, lo que ha contribuido a un mayor conocimiento de esta disciplina.

El preparado del ADEIN siguió su charla explicando las diferencias entre una silla de paseo y una de competición. Contó que el diseño de las segundas está adaptado a las exigencias del juego de contacto, con defensas y ruedas antivuelco. El entrenador señaló que las sillas se hacen a medida, utilizándose principalmente el aluminio y el titanio, llegando algunas a costar unos 14.000 euros.

“Para practicar esta disciplina hace falta fuerza de voluntad”, dijo Martínez, que puso como ejemplo al jugador maliense Gari Habibou, inmigrante llegado en patera a Canarias hace unos años e integrante en la actualidad de la plantilla del ADEIN. “Es el más rápido y el más fuerte. Y aprende rápido porque tiene mucha fuerza de voluntad”, puntualizó.

Tras la charla de presentación, el alumnado participó de la actividad, que tuvo hasta el final un carácter eminentemente práctico. Las chicas y los chicos aprendieron a desplazarse en la cancha con una silla de competición, luego a dominar el balón, conocieron las principales reglas de juego y las mínimas diferencias que existen con el baloncesto a pie.

Javier Martínez, que incidió en el carácter mixto que tiene la liga española de baloncesto en silla de ruedas, fue respondiendo a las preguntas formuladas por los alumnos y las alumnas, que se interesaron por cuestiones como las caídas, llamándoles mucho la atención la técnica utilizada para incorporarse y también el hecho de que los jugadores van amarrados a la silla durante los partidos.

Martínez agradeció el interés mostrado por el alumnado del centro, invitándoles a presenciar alguno de los encuentros del ADEIN en el Pabellón Sergio Rodríguez.

Durante la charla, el entrenador contó sus inicios en el mundo del baloncesto en silla de ruedas, “al que llegué sin saber nada”, apuntó. El preparador dijo que en los primeros tiempos aprendió mucho de las explicaciones de los jugadores y que fueron ellos quienes le fueron introduciendo en un mundo totalmente nuevo para él. “No había tanta información disponible como ahora. Por eso la ayuda de los jugadores fue tan importante”, dijo.

Al final del encuentro, la Fundación y el ADEIN regalaron al alumnado un póster de la primera plantilla del Lenovo Tenerife y al equipo directivo unos balones de recuerdo de la visita.

Etiquetas
stats