Detenido uno de los 'narcos' más buscados en México

La detención de Sergio Villareal Barragán, alias El Grande, destacado cabecilla del cártel de los hermanos Beltrán Leyva y uno de los narcotraficantes más buscados de México, supone "un nuevo y contundente golpe" contra las organizaciones criminales que amenazan la seguridad de los mexicanos, indicó el portavoz del Gobierno mexicano en materia de seguridad, Alejandro Poiré.

El Grande, considerado por las autoridades mexicanas como el número dos del cártel comandado por Héctor Beltrán Leyva, El H, fue arrestado por efectivos de la Marina de México en un barrio residencial de lujo de la ciudad de Puebla, al este de México D.F., y ya ha sido puesto a disposición de la Fiscalía, confirmó Poiré en rueda de prensa.

En el operativo que ha permitido su captura, ejecutado alrededor de las 13:45 hora local (siete horas más en la España peninsular) por unos 30 efectivos de la Marina, fueron arrestadas otras dos personas, Jurado Torres y Ramiro Cisneros Aguirre, sin que opusieran resistencia alguna. Además, fueron decomisados cuatro vehículos blindados y diversas armas.

Poiré, en declaraciones divulgadas por el Gobierno en un comunicado, calificó la operación como "un nuevo y contundente golpe al crimen organizado por parte de las fuerzas armadas".

El portavoz del Gobierno explicó que El Grande era uno de los principales operadores del cártel de los hermanos Beltrán Leyva, por lo que, añadió, su captura tiene una importancia equivalente a la de Edgar Valdez Villarreal, alias La Barbie, detenido a finales de agosto.

Los Beltrán Leyva tienen presencia en el Distrito Federal y en los estados de Guerrero, Morelos, Nuevo León, Puebla, Sonora, Sinaloa y Quintana Roo, explicó Poiré, cuyas declaraciones fueron recogidas también por los medios locales.

Las autoridades mexicanas habían abierto al menos siete investigaciones previas contra Sergio Villareal Barragán, algunas de ellas por delitos contra la salud, y ofrecían una recompensa de 30 millones de pesos (1,8 millones de euros) por su captura. Además, se le vincula con al menos cuatro asesinatos.

El Grande empezó a tejer relaciones con el narcotráfico cuando trabajaba como policía en la ciudad de Torreón, en el estado de Coahuila (norte), en 1995, según el diario El Universal. Antes de pasar a formar parte de la estructura de los Beltrán Leyva, Villareal trabajó como jefe de sicarios del cártel de Sinaloa junto a La Barbie y también efectuó actividades delictivas para el cártel de Juárez.

Según el diario Milenio, en los últimos meses El Grande quería asesinar a La Barbie supuestamente por haber traicionado a Arturo Beltrán Leyva, El Jefe de Jefes, antiguo líder de los Beltrán Leyva que murió el pasado mes de diciembre durante un enfrentamiento con efectivos del Ejército mexicano en el estado de Morelos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats