Canarias registra un mes de abril cálido, seco y muy soleado

Playa de El Cotillo, Fuerteventura

Europa Press

0

Canarias ha registrado un mes de abril de 2021 cálido, con temperaturas superiores a la media aunque sin anomalías, y seco, ya que las precipitaciones fueron deficitarias, además de ser un mes muy soleado, según el avance climatológico de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Así, en lo que se refiere a la temperatura durante cuatro quintas partes del mes fueron superiores a la media, sin llegar en ningún momento a alcanzar valores demasiado anómalos, aunque el 13 de abril se produjo una situación de "pantano barométrico", que fue el más cálido del mes con casi tres grados por encima de la media.

En concreto, se superaron los 28 grados de máxima en las estaciones de Tasarte (29,8°), Lanzarote/aeropuerto (29,3°), Sabinosa (28,8°) y El Hierro/aeroperto (28,4°).

Sin embargo, a principios de mes se produjeron los días más fríos. En concreto, los días 5 y 6 de abril se registraron mínimas de menos de 13 grados en la costa de Güímar, Teguise (12°) y La Aldea de San Nicolás (12°); mientras que en varias estaciones, como Tasarte y Vallehermoso, el número de días con máxima de 25° o más se triplica o cuadrupilca con respecto a marzo.

Por otro lado, apunta que aunque en abril son infrecuentes, sí que se produjo una noche tropical en la zona del aeropuerto de la isla de El Hierro el día 14.

En cuanto a las heladas, en la zona de Izaña, donde en abril se esperan entre seis y siete días de helada, solo se observaron dos los días 25 y 30.

En lo que se refiere a la sensación térmica a mediodía predominó la sensación agradable en altitudes comprendidas entre los 0-400 metros, sintiéndose calor en, al menos, uno de cada cinco días en la zona del aeropuerto de Lanzarote, Tazacorte, Tasarte, La Aldea de San Nicolás y Vallehermoso.

Por contra, entre los 400 y 1.000 metros predominó la sensación de fresco y por encima de 1000 metros la de muy fresco. Añade que no desapareció la sensación de muy frío por encima de los 1500 metros y más arriba de los 2000 metros estuvo presente en una cuarta parte de los días.

Respecto a la zona marítima de Canarias, la temperatura del agua superficial del mar (20,5°) estuvo un grado por encima del valor esperado (ERA5).

Lluvias deficitarias

En cuanto a las precipitaciones recogen que fueron deficitarias al alcanzar el 65 por ciento del valor esperado. En concreto, el año hidrológico en curso quedó el 30 de abril con un déficit de precipitaciones del 18 por ciento aunque expone que el 89 por ciento de las estaciones registró precipitaciones en abril.

Por islas, en Lanzarote el total mensual más alto se observó en Yaiza (6.8 mm); en Fuertventura el máximo estuvo en Antigua (0.8 mm); en La Palma en San Andrés y Sauces (21.8 mm); en La Gomera se situó en Agulo (31.8 mm); en Tenerife la mayor acumulación fue en Aguamansa (99.9 mm); en Gran Canaria en Valleseco (53.6 mm); y en El Hierro fue en El Pinar (26.6 mm).

De este modo, las lluvias se produjeron repartidas en cuatro episodios, los dos más importantes propiciados en la segunda mitad del mes por un frente debilitado de la borrasca Lola y las líneas de inestabilidad en aire cálido de un centro de bajas presiones.

Así, el primer episodio tuvo lugar los días 14 y 16 de abril, comenzando con vientos de norte en superficie y finalizando con una vaguada que presentaba un núcleo frío (-12° en 500 hPa), así como un centro de vorticidad en niveles medios y altos, al sur de las islas. En este caso se registraron precipitaciones en el 63 por ciento de las estaciones y la cantidad mayor de precipitación acumulada durante el episodio (22.1 mm) correspondió a Ravelo.

El episodio segundo fue en los días entre el 23 y 26 de abril cuando un frente en frontolisis asociado a la borrasca Lola empezó a cruzar las islas el día 23, dejando a su paso un flujo en superficie de vientos de componente oeste. De este modo, en niveles medios y altos, Canarias se encontraba bajo una extensa vaguada, registrando precipitaciones en el 67 por ciento de las estaciones.

Asimismo, el tercer episodio se produjo los días 27 y 28 ante una situación de 'pantano barométrico' en superficie y de circulación zonal en niveles medios y altos produciéndose un episodio de lluvias débiles, dejando registros de las mismas en el 44 por ciento de las estaciones.

En este caso, la cantidad acumulada más alta se registró en Araya (14.3 mm), en el municipio de Candelaria, y muy cerca, en Güímar, se produjo el día 28 el único chubasco de intensidad fuerte del episodio.

El último episodio de lluvias se produjo los días 29 y 30 cuando un centro de bajas presiones embebido en una extensa vaguada afectó a Canarias con líneas de inestabilidad en aire cálido, registrándose entonces lluvias en el 83 por ciento de las estaciones, con tormentas al norte de las islas. En este caso el núcleo de las precipitaciones se localizó en la vertiente septentrional de Tenerife, en Aguamansa (68.9 mm).

Finalmente, la velocidad media del viento en la estaciones fue en torno a un 10 por ciento más baja de lo esperado, siendo la estación de Arrecife la que registró la velocidad media diaria más alta (29 km/h), seguida de Izaña (26 km/h); mientras que las más bajas se produjeron en San Bartolomé de Tirajana (4 km/h), por encima de los 900 m de altitud.

En abril de 2021 no hubo temporales de viento, tan solo el día 30 se observaron rachas muy fuertes en el 6 por ciento de las estaciones, si bien se produjo la racha máxima más alta en Agaete el día 2 (83 km/h), seguida de Izaña (80 km/h) el día 25.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats