eldiario.es

9
Menú

El exministro Soria se integra en el consejo de administración de uno de los principales concesionarios de Volkswagen de España

Su pasividad ante el fraude de los motores diésel provocó una sanción de la Unión Europea y la apertura de una causa penal en la Audiencia Nacional

Soria ya se dejó ver en una reciente convención de directivos de Domingo Alonso Group en la que participó el exvicepresidente mundial de la marca alemana, con el que se carteó en plena crisis por el ‘diéselgate’

49 Comentarios

- PUBLICIDAD -
 José Manuel Soria (segundo por la derecha), junto a uno de los consejeros delegados de Domingo Alonso Group. En el centro, con camisa blanca, el vicepresidente internacional de Ventas de Volkswagen, el jueves en Madrid.

José Manuel Soria (segundo por la derecha), junto a directivos de Domingo Alonso y al vicepresidente Mundial de Ventas de Volkswagen.

Se acabó el disimulo. El exministro de Industria, Energía y Turismo de España, José Manuel Soria, ya se ha integrado formalmente en la mayor compañía automovilística de Canarias, Domingo Alonso Group, importador y distribuidor entre otras marcas de Volkswagen, Audi y Skoda. Pocos días después de la muerte del que fuera su presidente durante décadas, Sergio Alonso Reyes, concretamente el 31 de agosto, Soria fue designado miembro del consejo de administración del grupo empresarial, según el Boletín Oficial del Registro Mercantil de 10 de septiembre. De este modo se oficializa u na relación que el grupo empresarial mantenía de manera discreta desde que José Manuel Soria tuviera que abandonar el ministerio y la política al aparecer su nombre en los papeles de Panamá vinculado a operaciones empresariales y financieras opacas realizadas fuera de España.

Soria nunca disimuló durante su etapa como ministro su querencia por este grupo empresarial canario, con 1.500 trabajadores en plantilla, que en los últimos años ha experimentado un notable proceso de internacionalización que ha desembocado en una presencia en veinte países, fundamentalmente africanos y latinoamericanos: Angola, Cabo Verde, Kenia, Tanzania, Malawi, Zimbawe, Uganda, Mozambique, Zambia, Senegal, Mali, Mauritania, Níger, México, Venezuela, Chile, Perú, Curaçao y Portugal. En uno de los viajes de Estado en los que participó como ministro, concretamente a Irán, Soria hizo que un ejecutivo de Domingo Alonso se incluyera en la lista de escogidos, codo con codo con las grandes compañías españolas.

El grupo empresarial importa para Canarias y para esa veintena de países marcas tan potentes como Volkswagen, Audi y Skoda, además de otras como Citröen, Hyundai, Honda y los industriales Man. Las dos primeras, además de Seat, se vieron envueltas a partir de 2015 en un conflicto mundial al detectarse fraude en los test de emisiones de sus motores diésel.

De hecho, José Manuel Soria negoció abiertamente con los máximos directivos del fabricante alemán una rebaja en el número de vehículos afectados -y por lo tanto, una reducción en el montante del fraude- a cambio de que la compañía garantizara sus inversiones en sus plantas de ensamblaje de Pamplona y Martorell por importe de 4.200 millones, con el respaldo de ayudas públicas españolas.

España jamás sancionó a Volkswagen, Audi y Seat a pesar de que el número de vehículos afectados por el fraude se acercaba a los 700.000, según las estimaciones del fabricante.

Durante el escándalo, el ministro Soria  intercambió correspondencia con los más altos ejecutivos del fabricante alemán para encontrar salidas a la imposición de sanciones por el fraude de los motores diésel. El Gobierno de Rajoy encontró en los compromisos de inversión en las factorías de Pamplona y Martorell el intercambio providencial para reducir el número de vehículos afectados, y por tanto, la sanción que venía siendo exigida por las autoridades comunitarias. Finalmente, Soria abandonó el Ministerio de Industria sin imponer sanción alguna al Grupo Volkswagen, lo que motivó la apertura de un expediente sancionador por parte de Bruselas, al tiempo que se abría en el juzgado central de Instrucción 2 de la Audiencia Nacional una causa penal para aclarar aquellos hechos.

En ese juzgado de la Audiencia Nacional hay constancia documental de esas cartas que se intercambió el exministro Soria con directivos de la multinacional alemana, entre otros su vicepresidente mundial de Ventas, el español Francisco García-Sanz, ya destituido. En una de ellas, fechada el 21 de octubre de 2015, Soria concreta “los apoyos de este ministerio a las inversiones del Grupo VW en España”, que cifraba para el caso de la planta de Navarra en 50 millones de euros. En esa misma carta, Soria avanza al directivo de Volkswagen que “en línea con lo que nos habéis solicitado, y en tanto establecemos una postura armonizada con nuestros socios europeos, procederemos a emitir, tras recabar el correspondiente informe de nuestra Secretaría General Técnica, una nueva resolución reduciendo aproximadamente a la mitad el número de vehículos afectados [por el fraude en los motores diésel], limitándolos a 2.490 vehículos”.

Dos años y medio después de aquella elocuente carta, Soria y García-Sanz aparecían fotografiados en una convención de directivos de Domingo Alonso Group en Madrid, como reveló este periódico, lo que oficializaba los estrechos vínculos del exministro con la compañía canaria.

Que Soria se dedicaba a los negocios era público y notorio d esde que en febrero de 2017 constituyera una sociedad limitada, Sorben Partners, para dedicarse a la asesoría internacional de empresas. En abril de ese año se acababa su regalía de dos años como exministro (más de 50.000 euros al año) y consideró llegado el momento de aflorar sus actividades empresariales. Domingo Alonso fue uno de sus primeros clientes con un contrato que incluía una iguala de 40.000 euros al año, según datos que la compañía de automoción no ha querido confirmar.

Soria participaba en reuniones internas y en convenciones como la de Madrid. Acudía a las sedes de Domingo Alonso haciéndose notar con escoltas policiales mientras disfrutaba de la amistad de uno de los consejero del grupo, Óliver Alonso, hijo del fallecido Sergio Alonso, el único empresario que se atrevió a escribir un apasionado artículo de opinión defendiendo la honradez y la honorabilidad de José Manuel Soria a pocos días de su defenestración pública.

Es a Óliver Alonso a quien se atribuye el nombramiento de Soria como consejero del grupo empresarial, aún en contra del criterio de algunos de los herederos, más propensos a alejarse de personajes rodeados de polémica.

El nombramiento de Soria como consejero de este grupo empresarial se conoce poco antes de que el exministro participe en un acto público en el que anuncia que romperá su silencio de más dos años. Será el próximo día 27 en un foro organizado por el periódico tinerfeño Diario de Avisos.

Nota: En una primera versión de esta información se incluyó la marca Seat entre las que representa Domingo Alonso Group. Ese dato no es correcto y lo hemos suprimido. Es la única marca del Grupo Volkswagen de la que no es concesionario Domingo Alonso. Seat está representada en Las Palmas por Orvecame.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha