El Celler de Can Roca acerca a las cocinas de casa lo mejor del sector primario nacional

Bodegón de El Celler de Can Roca.

Javier Suárez

Las Palmas de Gran Canaria —

0

En estos tiempos tan duros que estamos viviendo -y muchos de los que nos quedan por vivir- la gastronomía en todas sus facetas está viviendo momentos diferentes, donde la dificultad del día a día se mezcla con la oportunidad de hacer cosas nuevas. Y si un restaurante y una familia dentro del mundo de la alta cocina son conocidos como referentes mundiales son los hermanos Roca, quienes llevan años apostando por unirla con los mejores productores de nuestro país, preocupándose además de ser 100% sostenible en la mayor parte de su gestión al frente de sus negocios.

Con esa filosofía de apoyar a los pequeños productores y a la vez cuidar el medio ambiente, los hermanos Roca, de la mano del BBVA, se lanzan con una aventura nueva que lleva el nombre de Gastronomía Sostenible. Y como no podía ser de otra forma, lo llevan al máximo cuidado en todos sus detalles, aprovechando todo lo aprendido en la gira que con el BBVA les ha llevado de la mano por toda España y también parte del extranjero. En conversación telefónica con Joan Roca nos contaba que “este proyecto nace con la intención de poder acercar al comensal un toque de nuestra cocina, pero lo más importante es acercarle las maravillas que en forma de producto tenemos repartidas por todos los rincones de nuestro país. Durante esas visitas que hemos realizado nos hemos encontrado con productos y productores que nos han seducido y enamorado, pero es que además ahora lo están pasando muy mal porque en esta crisis que nos ha afectado a todos, a ellos los puede dejar descabezados por completo, y queremos poner nuestro granito de arena para que no sea así”.

En la nota de prensa enviada por el BBVA el proyecto se describe de la siguiente manera: “Gastronomía Saludable nace con el propósito de poner en valor el trabajo de los agricultores, ganaderos, productores y bodegas de toda España a través de fáciles y sabrosas recetas. Cada mes se seleccionarán los mejores ingredientes de temporada junto a una propuesta para cocinarlos. Dicha cesta llegará a las personas que se suscriban, acompañada de las recetas y los pasos necesarios para llevarla a cabo, y lo que es más importante, con la historia de los productores detrás de los ingredientes seleccionados y consejos saludables para sacar el mejor partido a cada ingrediente. Estos contenidos estarán disponibles al alcance de todo el mundo a través de la plataforma Gastronomía Sostenible. A partir del mes de julio cualquier persona puede suscribirse a los envíos para recibir en su casa la cesta del mes propuesta por los hermanos Roca, es un proyecto autofinanciado y con margen cero para la casa, con un precio único de 70 euros, donde recibirán un pack de ingredientes para elaborar un plato principal y postre para 2 personas, complementado por una botella de vino seleccionada por Josep Roca".

Retomando nuestra conversación con Joan Roca antes de recibir el envío nos recalcaba que “la importancia que tiene ahora mismo hacer consciente a la sociedad en general de mirar hacia el pequeño productor que tenga cada uno a su lado. Sin duda alguna enviar esto a Canarias va a ser muy difícil por las complicaciones aéreas que todo envío conlleva, pero sí nos gustaría contar con productos canarios en algunas de nuestras próximas propuestas y acercar las bondades de esos productos al público peninsular que se sume a consumir estas cestas mensuales. En los últimos dos años tuve la suerte de estar en Gran Canaria cocinando, por un lado con el BBVA, y en el I Congreso Internacional de Quesos por el otro, que me reafirmó en la sensación que ya teníamos todos acerca de la grandeza de productos vuestros como son las papas, el queso o el café, entre otros muchos, sin duda únicos. Por no hablar de los vinos, que ya sabes que enamoran a mi hermano Josep y que siempre están presentes en nuestra bodega”.

Por ahora va a ser muy complicado que este servicio llegue a las Islas Canarias de forma regular y no es por falta de ganas o esfuerzo por pate del Celler y el BBVA. Han querido promover una experiencia nueva con esta caja, y tengo que reconocer que entiendo sus dudas al respecto. El pedido llegó a Canarias un viernes 26 de junio, tras salir el día 23 de Girona, 72 horas que no afectaron a la calidad del producto, pero que sí llevó a una prevención sustituyendo el postre que venía preelaborado por queso fresco ya que se dudaba, y con buen criterio, que llegara en condiciones. El resto llegó en su justo punto y con las instrucciones claras, precisas y sobre todo muy sencillas que me llevaron a sentirme pinche de los Roca por unas horas. Como sustituto del postre lo tuve claro, acompañando a los higos enviados por el Celler, le añadí un surtido de fruta local con piña de El Hierro, plátano de La Palma, fresas de Valsequillo (Gran Canaria) y un queso con gofio de Lanzarote. El resultado de la cena, para chuparse los dedos, desde las zanahorias (producto del mes de la cesta) que uní a unos tomates de Fuerteventura aderezadas con Sal de Bocacangrejo, pasando por Pato a las Cerezas de Joan y terminando por el mix de higos confitados con frutas locales y queso canario en forma de postre.

Pero esto es lo de menos, el éxito de la cesta en la mesa, partiendo de la mano del que para muchos es el mejor restaurante del mundo, resulta hasta sencillo adivinar. Lo verdaderamente importante y lo que me gustaría destacar es el gesto, que una casa como esta se empeñe en poner en valor el producto local de una manera tan firme y decidida. Ello me lleva a plantear dos reflexiones: la primera de ellas en forma de “reto” a los grandes cocineros y cocineras que tenemos en la Islas Canarias ¿Son capaces de jugar esta liga y volcarse en apoyar al sector primario de las islas, bien para cocinar en las casas o bien para llevarlas a sus fogones, contando la historia y trazabilidad de los productos detrás de sus maravillosos platos?

El segundo es mucho más complicado de cumplir y es eliminar las mil y una trabas que tienen los productores canarios para hacer llegar su producto a la Península. En un momento como el actual, facilitar que la maravilla de productos que tenemos en nuestras despensas pueda llegar a las casas de toda España, y si no es ahora, cuando no tenemos turistas que los consuman, ¿cuándo va a ser? Es absolutamente ilógico ver las barreras y trabas que sufrimos en las islas para poder vender nuestros vinos, quesos y cualquiera de nuestras delicatessen más allá de nuestros dominios, encima con un comensal que está dispuesto a pagarlo a su valor, que es mucho mayor en muchas ocasiones del que nosotros en las islas estamos dispuestos a pagar. Ojalá esta acción de Gastronomía Sostenible de la Familia Roca se multiplique en el horizonte mucho más allá de la cantidad de cestas que se consuman al mes, soñemos con que se convierta en un estímulo y fuente de inspiración para todos aquellos que siempre miran hacia esta casa, así que la pelota se las lanzo yo ahora desde aquí a los cocineros, productores, comensales, empresas e instituciones públicas de toda España. Si el mejor restaurante del mundo, El Celler de Can Roca, lo hace, ¿por qué no sumarnos el resto?.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats