Un alto cargo del PSOE cesado en Sanidad critica la gestión política de la pandemia y el nombramiento de Conrado Domínguez

Ricardo Redondas, en una foto de archivo.

El socialista Ricardo Redondas, recientemente destituido como gerente de Atención Primaria en Gran Canaria, ha publicado este viernes un escrito en su blog personal para hacer balance de su etapa al frente del área, a la que llegó en agosto de 2019, y expresar sus discrepancias con la gestión política de la pandemia, que en esta segunda oleada ha golpeado con especial virulencia a la isla, y con la designación de Conrado Domínguez como director del Servicio Canario de Salud. “Este nombramiento es incompatible con el espíritu de defensa de la sanidad pública que hace un año guio los cambios propugnados por este Gobierno y por las personas que en su representación asumimos las tareas de responsabilidad en los diferentes niveles de gestión”, reza el post.

Destituidos dos altos cargos socialistas enfrentados al nuevo director del Servicio Canario de Salud

Destituidos dos altos cargos socialistas enfrentados al nuevo director del Servicio Canario de Salud

Redondas ha lamentado la “inestabilidad orgánica” que ha sufrido Sanidad en estos últimos seis meses, tras la salida de su compañera de partido Teresa Cruz, de la Consejería, con “hasta cuatro cambios en la dirección del SCS, el último de ellos para colocar al frente del servicio a alguien que se ha distinguido por su defensa de otros intereses frente al interés general”.  En el post publicado este viernes, el médico teldense ha criticado los “constantes cambios de criterio” y “la ausencia de una estrategia firme y clara en la gestión de la pandemia”.  

Médico de familia y técnico de Salud Pública, el alto cargo destituido es también miembro de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública y en la anterior legislatura se convirtió en uno de los portavoces de la Marea Blanca de Gran Canaria, una plataforma creada para frenar, a través de diferentes acciones, la “ola privatizadora” en la que, a juicio de este colectivo, habían sumergido a la sanidad canaria el entonces consejero José Manuel Baltar, exgerente de una de las mayores clínicas privadas de Canarias, Hospitales San Roque, y su número dos, el propio Conrado Domínguez, ahora rescatado para el cargo por el Ejecutivo de Ángel Víctor Torres.

A través de este movimiento, y también de los escritos publicados en su blog, Redondas se mostró muy crítico con algunas de las decisiones adoptadas por ese tándem, entre ellas la continuidad del servicio privatizado de Medicina Nuclear en el Hospital Doctor Negrín de Gran Canaria, explotado desde 2015 sin contrato por la empresa de la que procedía Baltar. A finales de 2018, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública contrató una valla publicitaria en las inmediaciones del Hospital Insular de Gran Canaria para denunciar ese “negocio”. El propio Redondas explicó entonces en un vídeo que esa imagen había sido retirada, censurada, tan solo un día después, por las “presiones recibidas” por la agencia publicitaria desde la que se instaló.

Casi dos años antes, el militante socialista había abandonado la Dirección General de Salud Pública, cargo para el que fue nombrado por el entonces consejero Jesús Morera, también cesado este jueves de su puesto como gerente del Hospital Doctor Negrín. Lo había hecho con una carta en la que expresaba a Baltar su incompatibilidad con el proyecto que lideraba.

En su despedida de la gerencia de Atención Primaria de Gran Canaria, Redondas ha recordado que hace justo un año asumió el cargo con el reto de “mejorar y modernizar” esta área de gestión de la administración sanitaria. “Con el firme respaldo de la consejera, Teresa Cruz, emprendimos entonces un ilusionante proyecto de transformación para el que he tenido el lujo y el placer de contar con el apoyo y la colaboración de un inmejorable grupo de grandes profesionales sanitarios”, ha subrayado el socialista, que ha querido expresar su agradecimiento a la plantilla por su trabajo “sin descanso, con absoluta entrega, lealtad, abnegación y vocación de servicio público”. “Hemos afrontado como mejor hemos sabido y podido el momento más crítico que ha tenido que vivir la sanidad canaria en toda su historia”, ha recalcado a propósito de la crisis generada como consecuencia de la propagación del coronavirus SARS CoV-2.

Redondas ha reconocido haber estado sometido “a una gran presión” durante estos meses por la situación derivada de la emergencia epidemiológica y por tener que adoptar “decisiones de gran calado y responsabilidad en circunstancias sumamente complicadas”. “Con nuestros aciertos y nuestros errores, confío en que han sido más los primeros que los segundos, hemos hecho frente en nuestro ámbito a una pandemia global sin precedentes, buscando optimizar los recursos y las herramientas que teníamos a nuestra disposición. Creo honestamente que hemos estado a la altura, que hemos podido ofrecer los servicios que los ciudadanos merecen con los recursos disponibles en el sistema público y que gracias a la implicación de los cerca de 4.000 profesionales que forman parte de la Atención Primaria en Gran Canaria hemos podido dar la mejor respuesta posible a los continuos retos que nos iba deparando esta compleja situación de emergencia sanitaria”, recoge su escrito.

Tras su marcha de la gerencia de Atención Primaria en Gran Canaria, Redondas retomará su actividad profesional como médico de familia y técnico de salud pública. Además, promete volver “con más tiempo y energías” a la participación activa en los movimientos y organizaciones sociales”. Redondas concluye su post con mensajes de agradecimiento a su familia y amigos, así como al consejero de Sanidad, Blas Trujillo, y al exdirector del SCS, Alberto Pazos, por “su apoyo y por confiar en el trabajo que hemos realizado durante estos meses”. 

Etiquetas
Publicado el
11 de septiembre de 2020 - 15:57 h

Descubre nuestras apps

stats