La portada de mañana
Acceder
El ingreso mínimo solo llega a un tercio de los hogares previstos un año después
Ferraz redobla la presión sobre Susana Díaz para que dimita ya
Opinión - Meterse en un jardín, por Esther Palomera

Canarias se despide de la cuarta ola, que dejó más de 12.000 contagios y 130 muertes por COVID-19

Olas de contagios en Canarias

Canarias se despide de su cuarta ola de contagios, que se mantuvo durante estos últimos dos meses, entre principios de marzo hasta mayo, y que ha dejado hasta ahora más de 12.000 casos nuevos de COVID-19 y un total de 137 muertes por la enfermedad, según los datos que aporta diariamente la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

La incidencia acumulada de Canarias regresa a niveles no vistos desde finales de 2020

La incidencia acumulada de Canarias regresa a niveles no vistos desde finales de 2020

Tal y como se puede observar en el gráfico expuesto a continuación y que refleja la incidencia acumulada en las islas a 14 días, se puede considerar que esta cuarta ola de contagios, que afectó por igual a Tenerife y Gran Canaria, partió el pasado 1 de marzo, cuando las islas se despedían de la tercera ola. Cabe resaltar que a finales de febrero tuvieron lugar los carnavales que, pese a convertirse en una fiesta virtual, dejaron numerosas celebraciones ilegales y clandestinas en todo el Archipiélago.

Desde ese momento, los datos comenzaron a dibujar la curva en ascendente, llegando a un primer pico el 25 de marzo, cuando se registraron hasta 139,2 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. Las restricciones promovieron un cierto dominio de la curva, que pronto dejó de dibujarse en sentido descendente. Un hecho que coincide con la llegada de la Semana Santa, a finales de marzo y principios de abril, dejando un segundo pico de contagios el 19 de ese mes, cuando se alcanzaron los 140,7 casos por cada 100.000 habitantes en dos semanas.

Ahora la tendencia sigue siendo a la baja, llegando a una incidencia que no se veía desde diciembre de 2020: 97,3 casos por cada 100.000 habitantes este martes. Asimismo, ninguna de las islas se mantiene en nivel 3 de alerta sanitaria, siendo Tenerife la última en rebajar sus restricciones, tras pasar más de un mes y medio con duras medidas: fue este martes cuando la isla bajó a nivel 2 gracias a la considerable y constante mejoría de sus indicadores epidemiológicos.

Las otras olas que ha padecido Canarias

Según los datos que expone Sanidad y que parten el 1 de abril de 2020, cuando Canarias se despedía de su primera ola de contagios gracias al confinamiento, la segunda ola arrancó a principios de agosto y creció de forma exponencial en tan solo un mes, pasando de una incidencia acumulada a 14 días de 6,5 casos por cada 100.000 habitantes, a principios del mes, a 192,9, el 8 de septiembre. Desde entonces, la curva bajó al mismo ritmo acelerado y ya para noviembre se había estabilizado la situación, aunque no se pudieron recuperar los datos previos a esta segunda ola. Al finalizar noviembre se habían sumado en esos tres meses más de 15.300 casos nuevos de COVID-19 y hasta 130 muertes por la enfermedad.

Tras un noviembre con datos estables, que oscilaban en una IA a 14 días de 75 casos por cada 100.000 habitantes, el 28 de noviembre se marcó el fin de esta recuperación y el punto de partida para la tercer ola, la más larga y mortífera de todas. Duró al menos cinco meses y en ella se tuvo que lidiar con las fiestas navideñas, dejando al menos 20.000 contagiados y hasta 255 muertes por la enfermedad.

El primer pico se alcanzó el 24 de diciembre, cuando se sumaron hasta 140,2 casos por cada 100.000 habitantes en dos semanas. Gracias a las restricciones, que afectaron en gran medida a Tenerife, en nivel 3, se logró estabilizar la curva, pero con las navidades y la falta de medidas en Gran Canaria, que entonces se encontraba en nivel 2, comenzaron a subir los datos llegando al segundo pico de esta ola a finales de enero, cuando se registraron hasta 189 casos por cada 100.000 habitantes.

Las medidas comenzaron a dar sus frutos desde entonces y la curva se pudo controlar, pero no se alcanzaron los datos del final de la segunda ola y mucho menos de la primera, con una incidencia que llegó a sumar 104,2 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días el 1 de marzo, cuando se pone fin a la recuperación y arranca la cuarta ola.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats