Podemos Canarias rechaza la intervención en 117 charcos para su explotación turística

Charco de La Laja, en el municipio tinerfeño de San Juan de la Rambla

Podemos Canarias no apoya las intenciones de la Consejería de Turismo del Gobierno regional de realizar actuaciones, como mejorar la accesibilidad y la señalización de 117 charcos de marea con el objetivo de hacerlos más atractivos a turistas y visitantes mediante un Plan Director que el partido, como afirma en un comunicado, considera "incompatible" con la situación de Emergencia Climática declarada por el Gobierno autonómico hace ya dos años. 

“Los charcos no se tocan”, una iniciativa ciudadana recoge firmas en contra de la intervención del Gobierno canario en 117 piscinas naturales

“Los charcos no se tocan”, una iniciativa ciudadana recoge firmas en contra de la intervención del Gobierno canario en 117 piscinas naturales

Laura Fuentes, coordinadora general de Podemos Canarias, cuestiona si es “oportuno y necesario integrar estos espacios en la ya extensa oferta turística de sol y descanso y poner en riesgo ecosistemas tan frágiles como son los charcos”. En cambio, propone una intervención en los charcos más populares basada en la accesibilidad y la seguridad que permitan el acceso a personas de movilidad reducida, edad avanzada y niños y niñas, que “ni de lejos” son los 117 que pretende alterar el departamento liderado por Yaiza Castilla. “Con una decena bien repartidos por todas las islas sería más que suficiente”, continúa la líder morada.

En este sentido, la coordinadora general ha instado a su compañera Noemí Santana, consejera de Derechos Sociales del Gobierno canario, a manifestar esta posición en el próximo Consejo de Gobierno e invite a la socialista gomera a recapacitar si Canarias puede permitirse también “perder la intimidad y tranquilidad de estos espacios costeros”.

Rechazo ciudadano

En las últimas semanas se han visto numerosos contenidos virales en las redes sociales en contra de esta intervención en los charcos. Colectivos ambientales y científicos, así como jóvenes ecologistas, llevan días advirtiendo, tanto en redes como en medios de comunicación,  del peligro que supone facilitar la masificación de estos espacios frágiles.

La última iniciativa para intentar frenar lo que muchos consideran un “daño irreparable” es una recogida de firmas que propone reducir el número de charcos a intervenir y que se haga un informe de impacto ambiental por cada zona de charco que se pretenda modificar. De momento, llevan unas 7.500 firmas recogidas.

Coto a la actividad turística

Desde 2017, las Islas viven años de récord turístico, una actividad que se vio duramente afectada por la crisis sanitaria y que este año vuelve a retomarse con fuerza. Esta actividad está dejando preocupantes imágenes de masificación que Podemos Canarias asegura “pone en riesgo ya no solo la propia actividad turística sino la sostenibilidad, la imagen exterior y hasta los derechos laborales y la calidad de vida de residentes”.

Aunque el pacto de Gobierno no recogió la medida, Laura Fuentes recuerda que la  apuesta de Podemos siempre fue la “ecotasa turística que recaude fondos para atajar la emergencia climática y mitigue el impacto medioambiental de la actividad”. Para Fuentes, a los socios de Gobierno “aún les falta la valentía, el coraje y la independencia que se necesita para hacer políticas a largo plazo sin deber favores a nadie”.

Ante esta situación, el objetivo de Podemos Canarias es proteger espacios de tranquilidad y desconexión para las personas residentes en las islas, que según aseguran, “también derecho a descansar en su propia casa y a disfrutar de su entorno sin masificaciones”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps