La portada de mañana
Acceder
La izquierda confía en el debate y en el CIS para pelear la campaña: "Hay partido"
Ni menor ni inmigrante: la foto del cartel de Vox se hizo a un joven en Bangladesh
Opinión - La izquierda se despereza, por Esther Palomera

Los opositores canarios a la Judicatura deberán examinarse en Barcelona en lugar de Madrid: planes trastocados y mayor coste por la insularidad

Opositores en un examen. / EFE

Anular sobre la marcha reservas de hoteles y de vuelos desde Canarias a Madrid y buscar nuevos billetes y hospedaje. Es la mañana que describen opositores de Canarias a la Judicatura. Este lunes se han encontrado con la sorpresa de que este año deberán examinarse del primer examen de estas oposiciones en Barcelona y no en la capital, como venía sucediendo en anteriores procesos selectivos. El Consejo General del Poder Judicial publicaba a primera hora la relación definitiva de admitidos y excluidos y cuáles serían las sedes de este año. Además de las de Madrid, Barcelona, Granada y Valladolid, este año se suma la sede de Valencia. Sin embargo, el detalle que ha llamado la atención es que las personas de la provincia de Las Palmas o de la de Santa Cruz de Tenerife tendrán que acudir a Barcelona, algo que no esperaban.

Desde el Consejo General del Poder Judicial explican a Canarias Ahora que la situación de pandemia ha obligado a realizar estos cambios, pero añaden que hasta ahora no se había anunciado dónde se iban a realizar las pruebas de 2021 y qué sedes correspondían a cada provincia, por lo que defiende que no se ha producido un cambio de criterio como tal. Madrid cuenta con más de 700 opositores solo de esta comunidad y una capacidad para 1.000 pese a que dispone de un espacio más alquilado para la realización de estas pruebas. De las dos provincias canarias suman 125 opositores y la segunda opción que se consideró más idónea fue Barcelona. El hecho de que este año se cuente con menos opositores por sede y que se hayan realizado cambios se justifica en las medidas sanitarias contra la COVID-19 que obliga a contar con espacios con mayor ventilación y a garantizar la distancia de seguridad entre aspirantes.

La asociación judicial Francisco de Vitoria ha presentado un escrito ante el Consejo General del Poder Judicial para que "se reconsidere" esta decisión y que la Comisión de Selección rectifique "inmediatamente" y permita a los opositores canarios examinarse en Madrid, como ha ocurrido en las últimas convocatorias.

A juicio de la asociación, la medida de cambiar este año la sede por la de Barcelona para los residentes en las Islas supone "un inconveniente enorme". "A 27 días del examen, los opositores canarios ya contaban con su billete a Madrid (donde siempre se han examinado), así como con su cita para PCR en Madrid, ya que se les exige a su vuelta". Además, apunta que viajar a Barcelona resulta más caro.

Una opositora explica a este medio que ya contaba con su hotel reservado ya que la pandemia obliga a que haya que reservar con mayor antelación al no existir tanta oferta de alojamientos como en años anteriores y aclara que otros compañeros han podido perder el vuelo si lo habían comprado en la tarifa más económica. Así mismo, apunta que para un residente de las Islas hacer el examen le supone desplazarse para un fin de semana completo y poder así realizar estas pruebas con descanso y llegar a tiempo a las mismas. Este año se suma además que hay que buscar con tiempo cita en un laboratorio para realizar una prueba PCR, necesaria para regresar a Canarias, aunque es costeada a los residentes por el Gobierno regional si se realiza en los laboratorios concertados.

Lo habitual es que los opositores viajen el 27 de marzo por la mañana y no vuelvan hasta el lunes 29, después de realizar el examen el 28. "Los opositores a judicatura no provenimos siempre de familias acomodadas. No todos podemos asumir cambios con facilidad", aclara la opositora.

Durante todo el día, además, se han producido quejas en las redes sociales por parte de personas de las Islas y opositores de otros puntos que se han sumado en la reivindicación de que la sede vuelva a ser Madrid, como ha venido ocurriendo en los últimos años e incluso hay quien solicita una sede en Canarias. Y es que, la odisea es mayor para quienes se están preparando este examen desde una isla no capitalina.

El mayor coste de los residentes en las Islas a la hora de presentarse a pruebas estatales ha quedado constatado en otras ocasiones en otros procesos selectivos. El pasado año la entonces ministra de Función Pública, Carolina Darias (ahora de Sanidad), anunció que las pruebas a la Administración General del Estado podrían realizarse a distancia desde las sedes de la UNED en Canarias y así se hizo. La ministra admitió entonces que éste era uno de los compromisos de legislatura que la pandemia aceleró. "Se trata de avanzar en la cohesión territorial y social del país y acercar la acción del Gobierno de España a todos los territorios porque lo que sucede en cada rincón importa", puntualizó entonces.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats