La portada de mañana
Acceder
El incremento de la transmisión asoma a España a una segunda ola
Las 'amistades peligrosas' de Juan Carlos I
Análisis - ¿Un buque de carga abandonado en Beirut? Más frecuente de lo que parece

El Gobierno de Canarias mantendrá la ayuda al alumnado de cuota cero en los comedores escolares en julio y agosto

Comedores Escolares

Efe

0

La consejera de Educación del Gobierno de Canarias, Manuela de Armas, ha anunciado este miércoles en el Parlamento que se mantendrá la ayuda durante los meses de julio y agosto a los casi 14.000 alumnos con cuota cero en los comedores escolares. En su primera comparecencia parlamentaria como consejera de Educación, Manuela de Armas ha señalado que su departamento espera por los protocolos que establezcan las autoridades sanitarias en los entornos educativos, y solo a partir de ellos se podrán determinar definitivamente las características de la vuelta a las aulas en septiembre.

La consejera ha hecho hincapié en que el "empeño" del Ejecutivo es que las clases sean presenciales a partir de septiembre, pese a las incógnitas que todavía plantea este retorno.

Educación trabaja en la planificación del próximo curso bajo distintos escenarios, como los "grupos burbuja" hasta cuarto de educación primaria, la viabilidad del mantenimiento de un metro y medio de distancia entre alumnos en la educación secundaria, el desdoblamiento de clases, los turnos de mañana y tarde o la conformación de grupos de 15, 20 o 25 alumnos.

Además, De Armas ha reconocido que los comedores de los centros no tienen capacidad para garantizar un metro y medio de distancia entre los alumnos, por lo que podrían servirse las comidas dentro de las propias aulas o en espacios habilitados para tal efecto, como gimnasios.

"Lo importante es que vayan a clase y que coman. Y que estén atendidos", ha zanjado.

En esa línea, De Armas ha subrayado que los alumnos regresarán a las aulas tras cinco meses fuera de ellas, por lo que serán fundamentales tanto una evaluación inicial del nivel académico de cada alumno como unos meses iniciales de adaptación, en caso de que corresponda.

La consejera ha repasado el alcance de las dos medidas que el ejecutivo regional dispuso para asistir a los alumnos durante los meses de confinamiento de marzo y abril: las denominadas "tarjetas comedor" y la provisión de tabletas para salvar la brecha digital.

La administración ha atendido mediante estas tarjetas de 120 euros en productos de primera necesidad, higiene corporal y comida a 13.894 alumnos de cuota cero que por sus condiciones económicas debían ser atendidos, una cifra que, según De Armas, seguramente aumentará hasta septiembre porque la situación económica no se arreglará.

Esta medida, que ha supuesto cerca de 1,7 millones de euros mensuales, seguirá en julio y agosto, porque las necesidades de los alumnos más desfavorecidos económicamente continúan durante el verano y también la responsabilidad del Gobierno.

En cuanto a la brecha digital, la consejera ha detallado que se repartieron 4.309 nuevas tabletas, que se sumaron a las que ya usaba cada centro y a las 1.309 que aportó el Ministerio de Educación.

Respecto a los costes derivados de la seguridad, limpieza y desinfección de los centros educativos de infantil y primaria, que corresponde a los ayuntamientos, De Armas ha señalado que tratará con la Fecam la posibilidad de "flexibilizar" alguna medida en caso de que sea necesario, dadas las dificultades financieras de los entes locales.

En cuanto a la formación de adultos para el curso 2020/2021, se estudiará si se realiza de forma semipresencial o telemática, toda vez que estos adultos suelen ser personas mayores y, por lo tanto, grupos de riesgo ante el SARS-CoV-2.

Etiquetas
Publicado el
1 de julio de 2020 - 15:32 h

Descubre nuestras apps

stats