La portada de mañana
Acceder
El Gobierno prima a los funcionarios y los jubilados en sus últimos Presupuestos
Juan Diego Botto: "La gente cree que los desahucios ya no ocurren, y hay cien al día"
'Huyendo de la mediocridad con Jesús Quintero', por Rosa María Artal

Arona entrega sus premios de arte con Arturo Pérez-Reverte, Juan Bordes y Juan Cruz de invitados

Foto de familia con los premiados y los invitados, presidida por el alcalde de Arona, José Julián Mena

Tenerife Ahora

Santa Cruz de Tenerife —

0

Una decena de artistas noveles residentes en Canarias recibieron este jueves los primeros premios y accésits del certamen Arona de las Artes y las Letras de relato corto, pintura y escultura en sus diferentes categorías, juvenil y adulta, en el marco de un acto que se desarrolló en el Auditorio Infanta Leonor de Los Cristianos.

En él participaron, además del alcalde, José Julián Mena, el escritor Arturo Pérez-Reverte, el escultor grancanario Juan Bordes y el periodista y escritor Juan Cruz. Poco antes de proceder a la entrega de los reconocimientos, este último dirigió un coloquio público conlos dos artistas invitados en el Infanta Leonor, que registró un lleno absoluto.

Juan Bordes, la importancia de “modelar la luz”

Juan Bordes hizo un repaso a sus principales inquietudes artísticas, subrayando la necesidad de cambiar el mundo que nos rodea, “un mundo que solo se cambia desde la educación”, para explicar cómo la luz “es uno de los grandes temas del arte, que son siempre los mismos. Cómo modelar la luz es uno de ellos, un tema infinito”, aseveró.

Bordes dijo, además, sentir una enorme pasión hacia El jardín de las delicias, de El Bosco, que es “la definición perfecta de lo que es una obra de arte, una obra que te sigue diciendo cosas con el paso del tiempo, que crece con tu historia y con la historia”, aseguró.

Arturo Pérez-Reverte, la escritura como analgésico

El escritor Arturo Pérez-Reverte explicó que historias como las que él mismo desarrolla “están ahí y el artista es un cazador que debe descubrirlas. Es un intermediario y es en esa intermediación entre la historia y la figura del artista donde se encuentra el talento”.

“El mundo tal y como lo he visto -admitió- no me gusta, lo cual hizo que me dotara de mecanismos analgésicos. Para mí, escribir es ese mecanismo”, agregó para explicar que “después de treinta años escribiendo ya no puedo leer de manera no profesional”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats