Castilla-La Mancha Blogs y opinión

La portada de mañana
Acceder
El 4M descabeza el PSOE madrileño y Sánchez lanza la batalla contra Susana Díaz
EEUU toma una decisión "histórica" sobre las patentes de vacunas, ¿y ahora qué?
Opinión - La revolución de Biden, por María Ramírez

Sobre este blog

Blog dedicado a la crítica cinematográfica de películas de hoy y de siempre, de circuitos independientes o comerciales. También elaboramos críticas contrapuestas, homenajes y disecciones de obras emblemáticas del séptimo arte. Bienvenidos al planeta Cinetario.

‘Quién te cantará’, de Carlos Vermut: melodía de mujeres y máscaras

Sobre este blog

Blog dedicado a la crítica cinematográfica de películas de hoy y de siempre, de circuitos independientes o comerciales. También elaboramos críticas contrapuestas, homenajes y disecciones de obras emblemáticas del séptimo arte. Bienvenidos al planeta Cinetario.

El costumbrismo sofisticado de Carlos Vermut es como una canción sin estribillo. Crees que te la sabes, que has desentrañado el núcleo principal sobre el que gira la letra de la película, cuando de repente todo se vuelve surrealista, se rompe la continuidad narrativa y te debates entre la admiración y el desprecio. Pero ocurre que el cineasta sabe cómo vestir sus crípticos relatos para que al final caigas en la trampa. Sucedió con ‘Diamond Flash’, sucedió con ‘Magical Girl’, y con más razón en ‘Quién te cantará’, su película más redonda en cuanto a la facilidad para identificar todo su simbolismo.

Sigue sin ser fácil, sin embargo, aceptar sus cartas. El cineasta no termina de encontrar el hueco existencial de sus personajes en el espacio que les rodea. Mantiene una lucha constante, diríamos que casi imposible, entre lo exterior y lo interior. Eso provoca que sus protagonistas sean tan extrañas como mágicas, magnéticas y cotidianas, y al mismo tiempo, lejanas y algo extraterrestres. La solución sí es sencilla: Vermut está fraguando cada vez con más fuerza su propia realidad cinematográfica con una sofisticada visión que poco o nada tiene que ver con nuestro mundo. Se disfraza de un elegante Pedro Almodóvar, se adentra en las pesadillas hipnóticas de David Lynch. Se lanza al precipicio y se salva.

Descubre nuestras apps