La Junta de Castilla y León autoriza la extracción de la madera quemada en el incendio de la Sierra de la Culebra

Europa Press

0

La Junta de Castilla y León ha autorizado la extracción de la madera quemada en el incendio ocurrido a mediados de junio en la Sierra de la Culebra (Zamora).

El Boletín Oficial de Castilla y León ha publicado este lunes una orden con la información correspondiente a la regulación de esta actividad “urgente” y la propia delegada territorial del Gobierno autonómico en la provincia, Clara San Damián, se la ha trasladado a los representantes de las organizaciones agrarias en una reunión que ha tenido lugar este lunes.

El encuentro también ha servido para “intercambiar información para mejorar la gestión directa de las ayudas” aprobadas por el Ejecutivo regional, en referencia al plan de recuperación de las zonas afectadas por el fuego originado el pasado 15 de junio en la sierra zamorana. En la reunión, también han estado presentes el diputado provincial de Agricultura y Ganadería, Ángel Sánchez y técnicos de la Diputación.

San Damián, tras la reunión, ha señalado que “los afectados por el incendio que tienen madera quemada, tanto de montes de utilidad pública como particulares, disponen hasta el 31 de marzo de 2023 para su extracción”, aunque han de tener en cuenta que, una vez cortada, solo disponen de 21 días para su retirada.

San Damián ha manifestado que la orden publicada en el Bocyl “respalda el compromiso de la Junta con los vecinos afectados por el incendio” y sirve parar resolver de forma “urgente, rápida y eficaz” la situación de la madera quemada de las zonas dañadas por el fuego. La idea es evitar que se extiendan “posibles plagas a otras zonas arbóreas que se encuentran en la zona”.

La representante de la Junta en Zamora le ha comunicado a los representantes sindicales agrarios que la empresa Tragsa se encarga del reparto periódico de alimento y bebida para el ganado afectado por el incendio, incluida la alimentación apícola tras el último reparto realizado el pasado viernes 1 de julio.

Además, San Damián ha resaltado que, tanto el suministro de forrajes y bebederos para los 41 ganaderos como el alimento de barras proteicas para las abejas a los 36 apicultores damnificados por el fuego, está gestionado ya por personal del Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería y por la propia empresa Tragsa.

Daños

La Junta también ha confirmado que los daños materiales sufridos por los ganaderos se concentran en una explotación ganadera que ha perdido 118 cabezas de ovino. También se han quemado dos naves, una en Melgar de Tera y otra en Villardeciervos.

En relación con la oficina de información, trasladada hasta la localidad de Villardeciervos para acercar a los afectados todas las actuaciones relativas al plan de recuperación medioambiental y socioeconómico, se ha atendido en los dos primeros día a 32 personas presencialmente.

En referencia a las actuaciones acordadas desde la Junta de Castilla y León, San Damián ha mencionado a las organizaciones agrarias que están en marcha un total de 17 actuaciones para asegurar el abastecimiento de agua en esas localidades afectadas por el incendio, para evitar la posible contaminación por la ceniza con las previsibles lluvias del otoño.

El presupuesto inicial para estas labores será de 600.000 euros, que podrían ser ampliados si se requiere para que los técnicos del Somacyl lleven a cabo las actuaciones de emergencia en las localidades de Pumarejo de Tera, Ferreras de Arriba, Villanueva de Valrojo, Palazuelo de las Cuevas, Ferreras de Abajo, Mahide, Boya, San Pedro de las Herrerías, La Torre de Aliste, Pobladura de Aliste, Otero de Bodas, Villardeciervos, Cional, Riofrío de Aliste, Sarracín de Aliste, Cabañas de Aliste y Olleros de Tera.

La Junta de Castilla y León ha autorizado la extracción de la madera quemada en el incendio ocurrido a mediados de junio en la Sierra de la Culebra (Zamora).

El Boletín Oficial de Castilla y León ha publicado este lunes una orden con la información correspondiente a la regulación de esta actividad “urgente” y la propia delegada territorial del Gobierno autonómico en la provincia, Clara San Damián, se la ha trasladado a los representantes de las organizaciones agrarias en una reunión que ha tenido lugar este lunes.

El encuentro también ha servido para “intercambiar información para mejorar la gestión directa de las ayudas” aprobadas por el Ejecutivo regional, en referencia al plan de recuperación de las zonas afectadas por el fuego originado el pasado 15 de junio en la sierra zamorana. En la reunión, también han estado presentes el diputado provincial de Agricultura y Ganadería, Ángel Sánchez y técnicos de la Diputación.

San Damián, tras la reunión, ha señalado que “los afectados por el incendio que tienen madera quemada, tanto de montes de utilidad pública como particulares, disponen hasta el 31 de marzo de 2023 para su extracción”, aunque han de tener en cuenta que, una vez cortada, solo disponen de 21 días para su retirada.

San Damián ha manifestado que la orden publicada en el Bocyl “respalda el compromiso de la Junta con los vecinos afectados por el incendio” y sirve parar resolver de forma “urgente, rápida y eficaz” la situación de la madera quemada de las zonas dañadas por el fuego. La idea es evitar que se extiendan “posibles plagas a otras zonas arbóreas que se encuentran en la zona”.

La representante de la Junta en Zamora le ha comunicado a los representantes sindicales agrarios que la empresa Tragsa se encarga del reparto periódico de alimento y bebida para el ganado afectado por el incendio, incluida la alimentación apícola tras el último reparto realizado el pasado viernes 1 de julio.

Además, San Damián ha resaltado que, tanto el suministro de forrajes y bebederos para los 41 ganaderos como el alimento de barras proteicas para las abejas a los 36 apicultores damnificados por el fuego, está gestionado ya por personal del Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería y por la propia empresa Tragsa.

Daños

La Junta también ha confirmado que los daños materiales sufridos por los ganaderos se concentran en una explotación ganadera que ha perdido 118 cabezas de ovino. También se han quemado dos naves, una en Melgar de Tera y otra en Villardeciervos.

En relación con la oficina de información, trasladada hasta la localidad de Villardeciervos para acercar a los afectados todas las actuaciones relativas al plan de recuperación medioambiental y socioeconómico, se ha atendido en los dos primeros día a 32 personas presencialmente.

En referencia a las actuaciones acordadas desde la Junta de Castilla y León, San Damián ha mencionado a las organizaciones agrarias que están en marcha un total de 17 actuaciones para asegurar el abastecimiento de agua en esas localidades afectadas por el incendio, para evitar la posible contaminación por la ceniza con las previsibles lluvias del otoño.

El presupuesto inicial para estas labores será de 600.000 euros, que podrían ser ampliados si se requiere para que los técnicos del Somacyl lleven a cabo las actuaciones de emergencia en las localidades de Pumarejo de Tera, Ferreras de Arriba, Villanueva de Valrojo, Palazuelo de las Cuevas, Ferreras de Abajo, Mahide, Boya, San Pedro de las Herrerías, La Torre de Aliste, Pobladura de Aliste, Otero de Bodas, Villardeciervos, Cional, Riofrío de Aliste, Sarracín de Aliste, Cabañas de Aliste y Olleros de Tera.

La Junta de Castilla y León ha autorizado la extracción de la madera quemada en el incendio ocurrido a mediados de junio en la Sierra de la Culebra (Zamora).

El Boletín Oficial de Castilla y León ha publicado este lunes una orden con la información correspondiente a la regulación de esta actividad “urgente” y la propia delegada territorial del Gobierno autonómico en la provincia, Clara San Damián, se la ha trasladado a los representantes de las organizaciones agrarias en una reunión que ha tenido lugar este lunes.