eldiario.es

9

CATALUNYA

(De) pendientes del agua

El fotoperiodista Juan Carlos Tomasi plasma la miseria que provoca la escasez de agua en Níger a la exposición 'Las vidas del agua'

Una de les instantànies de l'exposició 'Les vides de l'aigua'./ Juan Carlos Tomasi

Una de las instantáneas de la exposición 'Las vidas del agua'. / Juan Carlos Tomasi

Que el agua es un bien necesario para vivir es evidente. Pero no todo el mundo tiene acceso en las mismas condiciones. La escasez de agua es uno de los principales factores de la desnutrición, la malaria y, por tanto, las altas tasas de mortalidad en países como Níger. ¿Qué pasa si no tenemos agua? Como salen, si es que lo hacen? La ayuda humanitaria proporcionada, por ejemplo, por MSF en el sur de la región de Tahoua, en Níger, es el antídoto contra la realidad de una población forzosamente (de) pendientes del agua.

'Las vidas del agua' es la exposición del fotoperiodista Juan Carlos Tomasi que presenta la Roca Barcelona Gallery junto a la Fundación We Are Water y MSF. El montaje está dividido en tres partes. Por un lado, Tomasi retrata la importancia del agua para la salud y la alimentación de las familias. Por otro, demuestra como la escasez de agua por la falta de infraestructuras hace que la gente consuma agua contaminada y sufra graves enfermedades. Y por último, las instantáneas de Tomasi son una reivindicación para que todos puedan tener acceso al agua.

"Una experiencia muy fuerte"

Según un estudio de la ONU sobre el África subsahariana, las mujeres y las niñas de los países de bajos ingresos dedican 40.000 millones de horas cada año para recoger agua. Cuántas vidas son? "Con todos los viajes que he hecho me he dado cuenta de que el agua no es vida, es mucho más que eso, es todo", afirma Tomasi. El fotoperiodista explica que la gente "vive buscando agua" mientras recorre el conjunto de instantáneas que ilustran su narración: mujeres haciendo funcionar pozos, garrafas de plástico llenas de agua, niños enfermos y desnutridos ...

Todas ellas son fotografías de colores cálidos, con sentido directo, sin florituras ni metáforas. Son retratos de una realidad lejana, pero no ajena. "He visto morir entre 15 y 20 niños en un solo día", recuerda Tomasi, muchos de ellos por el hambre y la malaria, consecuencias inseparables de la falta de agua. Y cita un politólogo suizo que un día remarcó que "cuando muere un niño está produciendo un asesinato". Y Tomasi añade, "es demasiado impactante como muere la gente en Níger".  

Recuperaciones que parecen imposibles

A una de las instantáneas, le miden el grosor del brazo a una criatura para conocer el nivel de desnutrición que sufre para ingresar o no en un centro. Allí, sencillamente, "los alimentan, les dan agua y los cuidan", explica Tomasi. "Entran allí hechos polvo y piensas que no saldrán", destaca el fotoperiodista, "pero es sorprendente ver como con una semana esos mismos niños salen corriendo". Lo que Tomasi ha vivido en estos países es muy impactante, tal como él relata. Sin embargo, parece que la dureza de la experiencia sea proporcional a la inquietud que tiene por volver. Para coger de nuevo la cámara y captar instantes tan sorprendentes como impactantes.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha