La portada de mañana
Acceder
Del ‘caso Koldo’ al Grupo Mixto: la última semana de Ábalos en el PSOE
Un año de la Ley Trans: "Somos personas normales haciendo cosas normales"
Opinión - Aviso a navegantes: los mensajes entre líneas de Ábalos. Por Ignacio Escolar

El Gobierno valenciano de PP y Vox paraliza la compra de 500 viviendas a la Sareb para alquiler social

La vicepresidencia segunda del Gobierno del Botánico encabezada por Héctor Illueca (Podem) anunció el pasado mes de febrero, meses antes de las elecciones autonómicas, un principio de acuerdo con la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) para la transmisión de un importante número de viviendas, en torno a 500, para destinarlas a alquiler social.

Junto a otras medidas puestas en marcha por el ejecutivo autonómico de izquierdas para incrementar el parque público de viviendas como el derecho de tanteo y retracto que da prioridad a la administración para adquirir inmuebles habitados que se ponen a la venta, la rehabilitación o la finalización de edificios a medio construir desde la crisis inmobiliaria, esta medida supuso un paso importante para dar respuesta a las personas o familias vulnerables, por no hablar de las 11.000 que están en lista de espera para obtener una vivienda pública.

La operación, sin embargo, no se llegó a cerrar por la cercanía del periodo electoral y cinco meses después del cambio de Gobierno autonómico, la operación está paralizada.

Fuentes de la Sareb han comentado a elDiario.es que “después de las elecciones locales y autonómicas los nuevos equipos se encuentran valorando los proyectos que ya estaban en marcha” y han añadido que “por parte de Sareb, nuestro interés es facilitar la venta de vivienda a las Administraciones Públicas para que sean destinadas al alquiler social y asequible”.

Desde la Conselleria de Servicios Sociales, Igualdad y Vivienda que dirige Susana Camarero no han dado una respuesta clara a la situación ni en el sentido de que la compra se hará efectiva ni el contrario.

Según explicó Illueca en el momento del anuncio, la adquisición de los inmuebles se iba a realizar en varias fases, siendo el primer objetivo la formalización de una adquisición de en torno a 335 viviendas.

En el mes de febrero ya se habían identificado las viviendas de Sareb que iban a formar parte de este acuerdo y los equipos técnicos de la Conselleria de Vivienda estaban visitando cada inmueble para comprobar su estado, por lo que aún no estaba cerrada la cuantía de adquisición, aunque desde la Sareb estimaron que estaría en torno a 50 millones de euros.