La portada de mañana
Acceder
Europa subordina su política de defensa a la estrategia de la OTAN
El calor extremo de junio abrasa todo el hemisferio norte
OPINIÓN | 'Se apagaron las luces y queda la pobreza', por Esther Palomera

Las pesquisas del 'caso Azud' detectan que el cuñado de Rita Barberá ingresó 1,2 millones en efectivo y cheques

Lucas Marco

0

El abogado José María Corbin, cuñado de la fallecida alcaldesa Rita Barbera, no declaró ante Hacienda 360.000 euros. Un informe de la Agencia Tributaria incorporado al sumario del 'caso Azud', al que ha tenido acceso elDiario.es, repasa pormenorizadamente los ingresos y gastos de la empresa de Corbín, cuya facturación se multiplicó por cinco (algo difícil de explicar, según Hacienda).

"Franco36": la contraseña que explica las raíces de la corrupción en el 'caso Azud' de la familia ultra de Rita Barberá

Saber más

Sólo entre 2005 y 2011, el cuñado de Rita Barberá ingresó 1,3 millones de euros mediante efectivo o cheques en operaciones que no identifican al pagador. Durante el mismo periodo, según el análisis de una inspectora de la Agencia Tributaria, Corbín sacó fondos de sus cuentas por un valor muy similar: 1,1 millones de euros.

El informe concluye que los cargos de las salidas de del dinero se destinaron a “satisfacer necesidades personales” del letrado y de su familia, una conducta muy similar a la que mantuvo Corbín durante el periodo comprendido entre 2012 y 2015.

Ademas, el cuñado de Rita Barberá adquirió participaciones en fondos de inversión de Bancaja por un importe total de 360.000 euros, aunque a Hacienda no le consta el “origen del dinero invertido”. El letrado adquirió la participación en los fondos con dinero procedente de un premio de la lotería de Navidad (concretamente 30 papeletas del sorteo de la falla Montortal-Torrefiel), según un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. La Agencia Tributaria cifra en 360.000 euros en la base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Casi el 80% de los ingresos de la firma de José María Corbín entre 2005 y 2017 provendrían, según la UCO, de “comisiones ilícitas desembolsadas en atención a diversas adjudicaciones públicas o decisiones administrativas en el ámbito urbanístico llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Valencia”.

La UCO detectó que hasta cuatro millones de euros ingresados en las cuentas del despacho de Corbín provienen de la firma Delum Abogados (en realidad de una UTE de Acciona para el contrato de saneamiento de Valencia); de la constructora Cleop; de la extinta Secopsa (a cuyos dueños se les intervino abundante dinero en efectivo en cajas de seguridad); del Grupo Ocide, de CYES y del Grupo Axis, propiedad del empresario Jaime Febrer. 

“Resulta llamativa”, a juicio policial, la diferencia entre los ingresos y los gastos declarados por la sociedad de Corbín. Con un importe de ingresos superior a los cinco millones de euros entre 2005 y 2017, la firma sólo declaraba unos gastos de 681.774 euros (apenas un 13,6% de sus ingresos).

Además, muchos de los gastos declarados no guardan relación con el objeto de la empresa. Se trata, entre otros, de trabajos de reparación de embarcaciones o motocicletas, compra de vehículos a motos o pagos de trabajos de construcción especializada. Los ingresos declarados y el número de trabajadores también chirrían seriamente. A título de ejemplo, en el ejercicio 2007 declara ingresos por un importe superior a los 1,4 millones de euros. Todo ello contando “únicamente” con tres trabajadores: el propio cuñado de Rita Barberá y sus hijas María Rita y María Asunción Corbín.

El abogado José María Corbin, cuñado de la fallecida alcaldesa Rita Barbera, no declaró ante Hacienda 360.000 euros. Un informe de la Agencia Tributaria incorporado al sumario del 'caso Azud', al que ha tenido acceso elDiario.es, repasa pormenorizadamente los ingresos y gastos de la empresa de Corbín, cuya facturación se multiplicó por cinco (algo difícil de explicar, según Hacienda).

"Franco36": la contraseña que explica las raíces de la corrupción en el 'caso Azud' de la familia ultra de Rita Barberá

Saber más

Sólo entre 2005 y 2011, el cuñado de Rita Barberá ingresó 1,3 millones de euros mediante efectivo o cheques en operaciones que no identifican al pagador. Durante el mismo periodo, según el análisis de una inspectora de la Agencia Tributaria, Corbín sacó fondos de sus cuentas por un valor muy similar: 1,1 millones de euros.

El informe concluye que los cargos de las salidas de del dinero se destinaron a “satisfacer necesidades personales” del letrado y de su familia, una conducta muy similar a la que mantuvo Corbín durante el periodo comprendido entre 2012 y 2015.

Ademas, el cuñado de Rita Barberá adquirió participaciones en fondos de inversión de Bancaja por un importe total de 360.000 euros, aunque a Hacienda no le consta el “origen del dinero invertido”. El letrado adquirió la participación en los fondos con dinero procedente de un premio de la lotería de Navidad (concretamente 30 papeletas del sorteo de la falla Montortal-Torrefiel), según un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. La Agencia Tributaria cifra en 360.000 euros en la base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Casi el 80% de los ingresos de la firma de José María Corbín entre 2005 y 2017 provendrían, según la UCO, de “comisiones ilícitas desembolsadas en atención a diversas adjudicaciones públicas o decisiones administrativas en el ámbito urbanístico llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Valencia”.

La UCO detectó que hasta cuatro millones de euros ingresados en las cuentas del despacho de Corbín provienen de la firma Delum Abogados (en realidad de una UTE de Acciona para el contrato de saneamiento de Valencia); de la constructora Cleop; de la extinta Secopsa (a cuyos dueños se les intervino abundante dinero en efectivo en cajas de seguridad); del Grupo Ocide, de CYES y del Grupo Axis, propiedad del empresario Jaime Febrer. 

“Resulta llamativa”, a juicio policial, la diferencia entre los ingresos y los gastos declarados por la sociedad de Corbín. Con un importe de ingresos superior a los cinco millones de euros entre 2005 y 2017, la firma sólo declaraba unos gastos de 681.774 euros (apenas un 13,6% de sus ingresos).

Además, muchos de los gastos declarados no guardan relación con el objeto de la empresa. Se trata, entre otros, de trabajos de reparación de embarcaciones o motocicletas, compra de vehículos a motos o pagos de trabajos de construcción especializada. Los ingresos declarados y el número de trabajadores también chirrían seriamente. A título de ejemplo, en el ejercicio 2007 declara ingresos por un importe superior a los 1,4 millones de euros. Todo ello contando “únicamente” con tres trabajadores: el propio cuñado de Rita Barberá y sus hijas María Rita y María Asunción Corbín.

El abogado José María Corbin, cuñado de la fallecida alcaldesa Rita Barbera, no declaró ante Hacienda 360.000 euros. Un informe de la Agencia Tributaria incorporado al sumario del 'caso Azud', al que ha tenido acceso elDiario.es, repasa pormenorizadamente los ingresos y gastos de la empresa de Corbín, cuya facturación se multiplicó por cinco (algo difícil de explicar, según Hacienda).

"Franco36": la contraseña que explica las raíces de la corrupción en el 'caso Azud' de la familia ultra de Rita Barberá

Saber más

Sólo entre 2005 y 2011, el cuñado de Rita Barberá ingresó 1,3 millones de euros mediante efectivo o cheques en operaciones que no identifican al pagador. Durante el mismo periodo, según el análisis de una inspectora de la Agencia Tributaria, Corbín sacó fondos de sus cuentas por un valor muy similar: 1,1 millones de euros.