eldiario.es

Menú

Cultura

Rogativa de la lluvia, culto de indígenas para bendecir cosechas en Guatemala

- PUBLICIDAD -
Rogativa de la lluvia, culto de indígenas para bendecir cosechas en Guatemala

Rogativa de la lluvia, culto de indígenas para bendecir cosechas en Guatemala

Decenas de indígenas de la etnia Mam realizaron hoy la "Rogativa de la lluvia", una ceremonia celebrada a las orillas de la Laguna de Chikab'al, en San Martín Sacatepéquez, en el departamento guatemalteco de Quetzaltenango, con el fin de bendecir las cosechas.

Desde las 5 de la mañana (11.00 GMT), mucho antes del amanecer, hombres y mujeres colocan palos en la arena, a las orillas de la laguna, con flores en modo de ofrenda.

En la cosmovisión Mam, el agua de Chikab'al (significa lugar "bueno o dulce") es sagrada porque las nubes bajan a traer el líquido esencial de la vida y luego regresan al cielo en forma de lluvia que alimenta las cosechas de maíz.

Romulo Loalles Pérez, de 65 años, relató a Efe que acude a la ceremonia desde los ocho años impulsado por un único motivo: "Para mí esta agua es sagrada, acá habita la Virgen María madre de Dios, le rezo en Mam y en español para que me bendiga".

Originario de San Juan, una población que se encuentra aledaña a San Martín, caminó durante unas tres horas para llegar hasta la laguna, un tiempo y una distancia que pierden relevancia al entender la causa de su peregrinación.

La ceremonia consiste en entregar flores a la laguna, prender velas y realizar una ceremonia maya en donde se agradece y se pide lluvia para el invierno.

El lugar sagrado se encuentra a 2.000 metros de altura, en el cráter de un volcán que pertenece a la ladera sur de la cadena volcánica del Occidente de Guatemala.

La ubicación está rodeada por 40 altares, con los diferentes nahuales (espíritus) mayas.

Muchos de los creyentes duermen en la orilla un día antes de realizar "La Rogativa de la lluvia", donde también se instalan comercios con comida y bebidas alcohólicas para amenizar la espera.

El ritual mezcla creencias mayas y católicas, y durante los meses de abril y mayo se realizan las rogativas en varias comunidades donde existen consejos de ancianos que se reúnen y definen la fecha para efectuar la plegaria.

Francisca Cajal, de 63 años, dice que el agua es la vida que nutre a los animales, personas y plantas: "El agua da vida a la milpa (siembra de maíz) que comemos, por eso en el verano pedimos la lluvia en los altares de la laguna".

Según los ancianos de la etnia Mam, Chikab'al representa, en la cosmovisión maya, un sitio sagrado de mucha importancia donde se adora en especial la naturaleza, la montaña y los recursos naturales.

Es ahí donde también se enseña cómo debe interactuar el ser humano con la naturaleza para cuidarla.

En los últimos años, los habitantes han notado un choque de culturas. Este jueves, un grupo de mariachis rodearon la laguna cantando "corridos" mexicanos, algo atípico pero que comparte un mismo fin: ser una ofrenda.

Los pobladores no saben a ciencia cierta en qué fecha inició la tradición, pero aseguran que se ha realizado durante años y que los más ancianos de la comunidad recuerdan la rogativa como una tradición ancestral.

La intención no es otra que conservarla para continuar santificando las cosechas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha