Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

"Smile es luz", dice esta banda de Getxo ante su cálido cuarto disco

"Smile es luz", dice esta banda de Getxo ante su cálido cuarto disco

EFE

Madrid —

Harto de toparse con la oscuridad como discurso en las aulas en las que estudió Bellas Artes, el británico John Franks decidió un día que todo lo que hiciera a nivel creativo comportaría una sonrisa, una premisa que le llevó al nombre de su banda y que ha adquirido con "Happy accidents" su máxima expresión.

"Smile es luz", ratifica este músico nacido en Weymouth (Reino Unido) sobre el espíritu de su grupo, que se gestó en Getxo (Vizcaya) junto a Ferdy Breton y Javi González y al que recientemente se incorporó Antonio Garamendi, lo que se percibe claramente en el cambio de protagonismo de las guitarras a los teclados optimistas.

Pero no un optimismo "banal, superficial o utópico", aclara Franks en una entrevista con Efe, sino "uno realista, porque la vida tiene episodios muy duros y nosotros preferimos superar las piedras, en lugar de empotrarnos contra ellas".

Su "Happy Accidents" (Warner Music), grabado entre San Juan de Luz (Francia) y Sopelana (Vizcaya), llega tras el sesentero "Painting the sun one colour" (2007) y un disco de rock clásico, "All roads lead to the shore" (2011), que les dio a conocer en público, así como después de un EP titulado "Seasides" (2012) y un tercer disco, "Out of season" (2013), de neo-folk intimista.

"Siempre hemos cambiado de estilo, pero como un planteamiento natural. Antes de este hice un disco intimista porque entonces tenía un sentimiento de ausencia muy potente, pero a un mes de editarlo me salió una canción, 'City Girl', que tenía otro tono y que fue la que más gustó entre el público", cuenta Franks.

Haciendo cierto caso al público, el sonido de aquella "chica de ciudad" trajo de la mano "Such a long time", punto de partida de este disco, que ha sido coproducido por Antonio Garamendi y Saúl Santolaria y que para el grupo constituye más "una evolución en el sonido que una ruptura".

De hecho, las maquetas brotaron igualmente de la guitarra y de la batería. "Un día le pedí a Antonio Garamendi que metiera unos teclados y se nos abrieron los ojos hasta el cielo, porque la canción cobró vida, con unas posibilidades alucinantes", dice sobre uno de esos "accidentes felices" a los que se refiere el título del álbum.

"Muchas cosas de las que ha hecho Antonio han salido de sonidos aleatorios que tenía en el ordenador, sin pensar que acabarían en una canción", asegura sobre un disco que, pese a todo, "sigue siendo orgánico casi en su totalidad, salvo algunas bases electrónicas y sintetizadores a modo de colchón".

Otra variable que permanece constante es la del mar. "Llevo más de 20 años surfeando y tengo una relación casi diaria con el mar porque vivo encima de él; es el lugar donde me olvido de lo malo y donde celebro lo bueno, mi musa. Smile no existiría sin el mar", proclama Franks.

La banda, que actúa hoy en Madrid dentro de los conciertos gratuitos por el Día Europeo de la Música, ofrecerá este viernes otra actuación en Getxo (Vizcaya).

Etiquetas
Publicado el
21 de junio de 2017 - 20:31 h

Descubre nuestras apps

stats