eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Detienen a los dueños del despacho panameño Mossack Fonseca por el 'caso Odebretch'

Los fundadores del bufete, Ramón Fonseca y Jürgen Mossack, detenidos por su presunta implicación en el caso Lava Jato, la mayor trama de corrupción de Brasil

Fonseca reconoce que su firma creó "algunas sociedades" vendidas a personas relacionadas con ese escándalo

Asegura que el presidente panameño Juan Carlos Varela, del que fue ministro, recibió "donaciones" de la constructora brasileña Odebrecht, relacionada con el caso

- PUBLICIDAD -
La Fiscalía de Panamá registra oficinas de Mossack Fonseca por caso Lava Jato

Oficinas de Mossack Fonseca en Panamá. EFE

Los dos principales socios del despacho panameño Mossack Fonseca, Ramón Fonseca Mora y Jürgen Mossack, han sido detenidos este jueves tras el registro, ordenado por la Fiscalía de ese país centroamericano, de las oficinas del bufete, epicentro de los denominados papeles de Panamá. La detención se produce por la presunta implicación de ambos en el caso Lava Jato, la mayor trama de corrupción de Brasil, vinculada a la trama corrupta de la petrolera estatal Petrobras y la constructora brasileña Odebretch, la mayor de América Latina..

La Fiscalía emitió una orden de comparecencia contra los dos socios, que fueron trasladados desde la sede del Ministerio Público a los calabozos de la policía, en la capital, indicó su abogado defensor, Elías Solano.

Antes de su detención, Ramón Fonseca aseguró en su cuenta de Twitter que su bufete no tiene "nada que ver con Odebrecht ni Lava Jato", y que él y su socio se presentarían "voluntariamente y con gusto" en la Fiscalía "para aclarar cualquier tema" porque "el que no debe no la teme".

"Hay más de 10.000 compañías relacionadas con esta investigación. Las pocas nuestras las hicimos a solicitud de bancos y abogados", indicó Fonseca en Twitter en referencia a la trama de corrupción en Brasil. Añadió que la investigación está dirigida "solo a nosotros, que nunca tuvimos relación directa con nadie", lo que "deja mucho que pensar".

Antes de su detención, explicó a periodistas que decidió "hablar" ahora porque la pretensión de la Fiscalía panameña de involucrar a su despacho en el caso Odebrecht "es el colmo (...) es como la cerecita del pastel" tras más de un año de "acoso" judicial.

"Mossack Fonseca no tiene ninguna relación ni con Odebrecht ni con ninguna otra compañía de 'Lava Jato'", reiteró el abogado, que reconoció que "algunas sociedades" anónimas constituidas por su bufete, que cifró en una decena, "han sido vendidas a abogados o a bancos que sí han tenido relación con algunas de las personas metidas" en el mayor caso de corrupción en la historia de Brasil.

Atribuyó que se le intente involucrar en la trama de corruptelas de la constructora brasileña al hecho de que desde que era ministro consejero ha venido diciendo que se debe investigar y auditar la construcción de la tercera fase del paseo marítimo de la capital, conocida como Cinta Costera. Ese proyecto lo construyó Odebrechet por al menos 776,9 millones de dólares, pero su costo real era de entre 200 y 300 millones de dólares según los cálculos de una empresa china, dijo Fonseca Mora.

Donaciones al presidente panameño

"Están buscando un chivo expiatorio, alguien que desvíe la atención y yo quisiera pedirle a la señora procuradora (fiscal general, Kenia Porcell) que quizá a ella la engañaron igual que a mí, que por favor de verdad investigue Odebrecht en Panamá". Fonseca reconoció a los periodistas que el presidente Juan Carlos Varela recibió "donaciones" de Odebrecht "porque no se podía pelear con todo el mundo".

El fundador de Mossack Fonseca fue ministro consejero de Varela y presidente del gobernante Partido Panameñista hasta marzo de 2016, cuando pidió una "licencia" para defenderse de las acusaciones derivadas de la filtración de documentos del bufete que fundó hace más de cuatro décadas con Jürgen Mossack y que dan cuenta de creación de miles sociedades opacas en todo el mundo.

Lava Jato es el nombre con el que se conoce en Brasil la operación que investiga los desvíos millonarios que durante décadas se dieron en el seno de la petrolera estatal Petrobras y que salpican a decenas de empresarios y políticos brasileños y de otros países latinoamericanos.

Esta es la segunda vez que la Fiscalía de Panamá registra las oficinas de Mossack Fonseca, ubicadas en centro bancario de la capital panameña. La primera vez fue en abril de 2016, diez días después de que estallase el escándalo de Los Papeles de Panamá, que desvelaron que personalidades de todo el mundo contrataron los servicios de esta firma panameña para crear sociedades "offshore" en distintos paraísos fiscales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha