eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Las familias acogidas a la pobreza energética han recibido una media de 114 euros

Un invierno benigno ha venido en ayuda: el consumo de gas ha descendido un 13% y el de electricidad un 8%

- PUBLICIDAD -
El Ayuntamiento ha recibido 4.750 solicitudes de ayuda.

Juan Manzanara

Hasta el momento 184 familias han recibido y justificado las ayudas de mínimos vitales para disfrutar de un servicio básico de agua y electricidad sin cortes, y cada una ha recibido de la Junta, vía ayuntamiento respectivo, 114 euros.

El decreto de mínimos vitales, que no ha sido fácil tramitar a juzgar por las tardanzas, estaba dotado con cinco millones de euros y todavía queda bastante dinero disponible, 1,5, según los últimos datos en poder de la Consejería de Sanidad y Política Social que es quien lo gestiona.

El mecanismo es que en función de su número de habitantes cada municipio o entidad local menor disponía de un dinero –de 5.000 a 250.000 euros-, lo solicitaba a la Administración autonómica, y luego hacía una convocatoria local entre las familias necesitadas que son según esta normativa las que debían facturas y les habían cortado el suministro o tenían un aviso de corte.

Se han acogido 301 ayuntamientos de los 380 que en números redondos hay en la región, y hasta el momento se han beneficiado 272 por ese importe total de 3,5 millones. Las justificaciones de los fondos se hacen cuando se ha abonado efectivamente la ayuda económica al beneficiario, por lo que están llegando poco a poco a la Consejería y la liquidación será lenta.

Hasta esa fecha hay justificaciones para 184 familias por un importe medio de 114 euros para cada una.

Otoño-invierno cálido

Con el decreto de mínimos vitales ha coincidido un otoño-invierno extraordinariamente cálido, que ha hecho menos necesario encender las calefacciones y los braseros, y que se une al ahorro al que se ven forzadas las economías familiares.

Según datos de la compañía Gas Extremadura, concesionaria de la comercialización de gas natural en la región, en lo que se lleva del año 2016 hay una caída de consumo en el sector pequeño doméstico en general, del 13% respecto al mismo período de 2015.

En cuanto a la electricidad, y según las cifras de Iberdrola, distribuidora en la mayor parte de la provincia de Cáceres (300.000 puntos de suministro), en lo que se lleva de otoño invierno el consumo ha disminuido entre un 4,1% en el mes de noviembre y un 8,3% en el de enero respecto al mismo mes del año anterior; en diciembre fue un 4,5%.

Por lo que respecta a la provincia de Badajoz, suministrada por Sevillana Endesa, el dato es contradictorio, puesto que la punta de demanda en megavatios en enero y diciembre habría aumentado comparada con el año anterior, si bien la compañía advierte que no está diferenciado el tipo de cliente y se incluyen todos los suministros industriales, comerciales y domésticos; además de que punta de demanda no es igual que consumo.

En ese aspecto Gas Extremadura apunta que en el sector de gran residencial (grandes calefacciones centrales) y locales comerciales, ellos no han notado ninguna bajada pero porque han tenido un fuerte aumento este año de nuevos puntos de suministro, sobre todo en Badajoz y Cáceres capitales.

 En Badajoz capital en particular ha habido un considerable aumento de consumo  de más de un 14%, respecto al mismo periodo del año pasado, debido a la incorporación de nuevas calderas centrales al suministro de gas natural, procedentes en su mayoría de energías como el gasoil; han aprovechado grandes comunidades de propietarios para hacer una renovación total de su sala de calderas y alimentarse con un combustible más eficiente

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha